IMG-LOGO
Reportajes

Guerra y Cine: Cómo se tratan las acciones bélicas en la gran pantalla

“Land of Mine. Bajo la arena”: Jóvenes alemanes, las otras víctimas de la guerra

Firma invitada: Guillermo Rocafort *

Una de las mejores películas europeas estrenadas en 2016, de nacionalidad danesa, una obra del arte visual, una catarsis de sentimientos dirigidos hacia esos adolescentes alemanes a los que la II Guerra Mundial les arrancó lo mejor de la vida.

Land of Mine. Bajo la arena es una película que nos reconcilia con la verdad y que hace justicia a unas víctimas que sufrieron la terrible derrota de Alemania, sus soldados más jóvenes, obligados a la fuerza a limpiar de minas con sus propias manos las playas de Dinamarca, como forma de castigo por haber formado parte del bando perdedor.

land2La fotografía es espectacular, así como el sonido, que nos envuelven de tal manera en la butaca que nos hacen sentir parte de esa infeliz línea de niños obligados a jugarse la vida con la vil tarea encomendada, a pesar de que ya existían entonces los detectores automatizados de minas.

Las interpretaciones son tan humanas y conmovedoras que uno se siente amigo de esos pobres prisioneros para los que cada día, con sus invisible peligros, era siempre peor que el anterior.

Sinceramente creo que con esta película Dinamarca se ha reencontrado con un pasado muy doloroso, que ha sabido llevarlo a la gran pantalla, de tal manera que al final, como por arte de magia, el sentir que pesa en el corazón del espectador es el de una Fe permanente en la raza humana. Aunque parece increíble, aun en las peores escenas, te puede surgir una lágrima, no de odio, sino de afecto hacia los protagonistas y de lástima hacia sus torturadores.

Ser un niño soldado de tu Nación tiene su lado amargo, y esos jóvenes luchan por abrirse paso hacia la madurez, asumiendo su destino, derrotando a su injusta situación, con lo que es inevitable la empatía y hasta la adhesión.

Llevé a tres alumnos universitarios míos de Erasmus y con nacionalidad alemana, cuando impartía clase de Derecho Mercantil en la Universidad Pontificia de Comillas, para que vieran esa Historia y la respuesta de los tres fue concluyente: “Profesor, en Alemania nos explican lo malos que fuimos, pero no lo malos que fueron con nosotros”, para a continuación, darme las gracias por haberles hecho pasar ese mal trago revitalizador.

land4Por otro lado, les envié la película a mis antiguos Compañeros de La Legión Española, en concreto a sus artificieros o desactivadores de bombas, que me trasladaron que la película desde un punto de vista de su profesión está muy bien hecha.

Ahora que estamos conmemorando el 75 aniversario del final de la II Guerra Mundial debemos mirar al pasado con ojos ecuánimes, con ojos ponderados, con ojos de respeto y de búsqueda de la verdad. Europa se desgarró de arriba abajo, y ese daño se cebó sobre todo en los más inocentes.

El cine debe servir para hacernos reflexionar, para hacernos pensar y dudar de nuestros posicionamientos; y eso es precisamente lo que consigue esta película. La prueba está en los reconocimientos nacionales e internacionales de los que ha disfrutado; en el 2015, premio del público del Festival de Gijón, y en el 2016, premios del cine europeo a la mejor fotografía, vestuario y maquillaje, así como nominación a mejor película de habla no inglesa en los Premios Oscar.

Una película para los jóvenes que quieren saber la Historia y sus más amargos riesgos, y para sus padres y abuelos, para que sepan tener presentes los horrores de las guerras.

* Guillermo Rocafort es Profesor Universitario y Veterano Legionario

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers y vídeos