saltar al contenido principal

El documental “Blackfish”, de Gabriela Cowperthwaite, causó cierta polémica en 2013, al criticar con contundencia la utilización de cetáceos en espectáculos públicos.

Cuestionaba sobre todo a SeaWorld, parque temático en el que una entrenadora había muerto al ser arrastrada por la orca Tilikum, gran protagonista del film. Ahora, el mamífero ha fallecido a los 36 años, una edad relativamente joven para su especie.

“La familia de SeaWord está profundamente entristecida al tener que anunciar que una de sus orcas más conocidas, Tilikum, murió temprano en la mañana de hoy [6 de enero] rodeado de los entrenadores, veterinarios y personal que le dieron la mejor atención médica”, señaló la compañía en un comunicado de prensa. El animal sufría una infección respiratoria, por lo que desde hace tiempo recibía cuidados especializados.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine