saltar al contenido principal

Casi quince años ha tardado en hacerse la secuela de “Los increíbles”. Curiosamente, la trama de “Los increíbles 2” acontece casi inmediatamente a continuación de los hechos narrados en la primera entrega. Los libretos de ambos filmes están escritos por Brad Bird, que al mismo tiempo los ha dirigido.

Los primeros compases de Los increíbles 2 de Brad Bird tienen como objetivo primordial poner al espectador en situación, incluso recordando algunas claves del mundo en el que debe manejarse la familia Parr, compuesta por los padres, Bob (Mr. Increíble, de fuerza descomunal) y Helen (Elastigirl, capaz de estirarse elásticamente), y los hijos, la mayor y adolescente Violet (con el don de invisibilidad y sus campos de fuerza), el mediano Dash (superrápido) y el pequeño aún bebé Jack-Jack, cuyos múltiples poderes saldrán a la luz a lo largo de la historia.

Así están las cosas

De modo que vemos a un chico de la clase de Violet, pidiéndole una cita, pero luego, cuando la familia al completo se enfrenta a un villano, el Socavador, descubre su identidad secreta. Por lo que un socio de Bob se encarga de borrarle la memoria, con el efecto secundario de que el chico olvida también su cita, lo que produce una enorme frustración a Violet.

increibles 2 7El enfrentamiento con el Socovador, que quiere robar la reserva federal, produce grandes destrozos en la propiedad pública; y a las autoridades no les gusta nada que los increíbles se enfrenten a los criminales por su cuenta haciendo lo que ellos consideran correcto, usar sus superpoderes para el bien; piensan que si un villano causa un roto, para eso están los seguros, para cubrir aquello. De modo que definitivamente los superhéroes están en la ilegalidad, y a los Parr les toca pensar cómo van a salir adelante. De momento viven en un motel con ayuda ajena, pero la situación es insostenible. ¿Debería volver Bob a los seguros? ¿Quizá es Helen la que debería ponerse a trabajar? ¿Pero quién cuidará de los niños? Ya desde el principio se entrevera la responsabilidad de ejercer el oficio de superhéroe con los dones especiales que uno tiene, con los problemas domésticos de cualquier familia, el día a día para ganarse el pan y ocuparse de los hijos. He ahí el conflicto que vertebra la entera narración.

Entonces aparece Frozono, superhéroe amigo de los Parr con gélidos poderes, y les explica que ha sido invitado a su casa por el millonario fan de los superhéroes Winston Deavor, una admiración heredada de su padre. El matrimonio acudirá a la cita, y en efecto conocen al entusiasta vendedor Winston y a su hermana inventora Evelyn, dueños del imperio tecnológico Devtech. Y Winston pone el dedo en una dolorosa llaga: la gente no aprecia lo que hacen los superhéroes porque no lo ven, sólo les llegan los destrozos y molestias que causan a los ciudadanos. Winston cree que la consecución de la legalización de los superhéroes pasa por una campaña de imagen, en que éstos lleven una cámara que recoja sus hazañas, y que además deben comparecer constatemente ante los medios. Y piensa que la mejor baza para lograrlo se llama Elastigirl: ella puede resultar atractiva para el público, y no produce tantos daños materiales al luchar contra los villanos de turno como Mr. Increíble, menos sofisticado. Ellos dicen que lo pensarán, y ya en casa Bob y Helen lo hablan.

increibles 2 4Bob debe tragarse su orgullo y perder protagonismo, alegrarse por su mujer, y esperar que ya le llegará a él también la hora de volver a enfundarse sus mallas. Helen se siente en parte culpable, por no ocuparse de sus hijos, pero su marido dice que no hay problema, que él podrá lidiar con los chicos. Quedan pues establecidas la reglas del juego argumental, lo más importante, los temas de conciliación laboral y familiar, los roles en ambos terrenos que deben ejercer marido y mujer, como la madre siente de primeras mayor responsabilidad de ocuparse de los hijos, pero también de cómo ambos progenitores pueden hablar y negociar acerca la mejor solución para ocuparse del hogar y de ganar el dinero suficiente para mantenerlo. Se apunta el empoderamiento de la mujer, un feminismo inteligente y no cerril. Aunque, como explica el propio Brad Bird: “Esta vez volvemos a tener ideas como los papeles de hombres y mujeres. La importancia de que los padres participen. La importancia de dejar que las mujeres también se expresen mediante su trabajo. El hecho de ser padre o madre como un acto de heroicidad. Pero si empiezo a señalarlas y decir que la película va sobre eso, no estoy describiendo la película de forma precisa.”

De momento, primer fruto de la respuesta afirmativa de Helen de ser la imagen de la campaña a favor de los superhéroes es una mansión de ensueño, acristalada y con múltiples gadgets. Además Elastigirl estrenará traje de superheroína nuevo aunque, ojo al parche, no lo ha diseñado Edna Mode. También tiene un vehículo superfarolítico, una motocicleta que le recuerda sus años mozos, cuando aún no salía con Bob y se paseaba en moto con una cresta, “tú no lo conoces todo de mí”, le dice al marido, provocadora.

Hay un villano nuevo en la ciudad

A partir de este momento hay un relato paralelo que nos permite ver cómo le va a Elastigirl ejerciendo de superheroína en solitario, aunque asistida por los hermanos Deavor, y a Bob, ocupándose de las tareas del hogar. De modo que el espectador puede comparar lo que hacen una y otro, y preguntarse cuál de las dos tareas resulta más heroica, si la del trabajo fuera de casa, combatiendo el mal, y acaparando telediarios, o la que se realiza en el hogar, sin brillo ninguno, pero de importancia primordial. Y en una y otra narración se equilibra la presencia de acción, desarrollo de los personajes y sus problemas, y las situaciones donde conviven pequeños dramas y el humor.

increibles 2 3Por su parte, Helen se desplaza a la ciudad, y tras captar mensajes por radio de la policía, y siguiendo los consejos de sus mentores, opta por vigilar a prudente distancia la inauguración de un nuevo tren monorraíl en la ciudad. Resulta ser una muy buena idea, porque tras cortar el alcalde la correspondiente cinta inaugural, se sube con otros viajeros, y el tren comienza a circular en dirección contraria a la prevista y sin control. A velocidad trepidante, y utilizando sus poderes elásticos, Elastigirl resuelve la situación, logrando un enorme triunfo mediático, los superhéroes mejoran su imagen ostensiblemente. Al mismo tiempo descubre que el conductor del tren se encontraba en estado hipnótico, logrado por un misterioso supervillano que se hace llamar Robapantallas. Hemos entrado de lleno en el segundo acto.

En varias escenas, que se alternan con las domésticas de Bob, vemos a Helen comparecer en un programa de televisión para ser entrevistada, y la interrupción del mismo por Robapantallas, que transmite sus mensajes antisistema a través del hipnotizado conductor del programa, y secuestra a una embajadora, lo que propicia otra escena de acción que deja sin resuello con tres helicópteros de por medio. Cuando con la ayuda de Evelyn tiende una trampa a Robapantallas, y logra acceder a su refugio secreto. Allí le encuentra y tiene una pelea y posterior persecución, que acaba con la detención del sujeto, que resulta ser un simple repartidor de pizzas, lo que resulta un tanto sospechoso. ¿Será un pobre incauto hipnotizado por Robapantallas? Además, Winston monta una recepción de Helen con otros superhéroes proscritos, que podrían volver pronto a la acción, si su campaña sigue marchando bien ante la opinión pública y fructifican sus esfuerzos diplomáticos para que las autoridades les traigan de vuelta a la legalidad.

increibles 2 9Algo pasa con Bob

En cuanto a Bob, debe afrontar tareas cotidianas como la de que los chicos se levanten, desayunen y estén listos para ir al cole, no hay enemigo con rostro, por así decir, sino problemas normales que exigen solución. Tiene que tratar de arreglar el chasco de Violet con el chico que le gusta, con lo que planea incluso un encuentro “casual” en una cafetería de los padres de él, que resulta ser un desastre. A Dash debe explicarle matemáticas, que ya no se explican como antaño, lo que obliga a Bob a empollarse el libro que maneja su hijo. Y acostar a Jack-Jack puede ser muy complicado, porque es un niño superactivo, que además se escapa del parque infantil de un modo... ¡increíble! Pronto se va a poner de manifiesto, con una escena de acción humorística fantástica, la multiplicidad de poderes que tiene el pequeñajo, que puede atravesar objetos sólidos, multiplicarse, arder como una tea, convertirse en un diablillo, cambiar a una cuarta dimensión... ¡hasta 17 poderes llegan a contabilizar!

increibles 2 8Bob acaba agotado, pero no quiere preocupar a Helen, muy atareada como superheroína, él se encarga. Pero en cierto momento debe pedir a ayuda a Frozono, y finalmente recurre a Edna Mode, que inesperadamente va a ejercer de canguro, y diseñará en una sola noche un traje especial para Jack-Jack con un mando que permite ejercer un poco de control a los desatados superpoderes del bebé. Por fin Bob dormirá, 17 horas seguidas, su hija Violet no ha querido despertarle, quiere a su padre de verdad, aunque su torpeza le haya estropeado los planes con un chico, algo por lo que él ha sabido pedirle perdón. La familia está a gusto y unida. Bob inculca valores a Dash, como el de no apropiarse de lo ajeno, aunque en justicia quizá Mr. Increíble sería el dueño de un precioso coche que aparece en televisión, y que se ha comprado como capricho un multimillonario. Era su coche, y de hecho con su mando a distancia podría tráerselo a casa, algo a lo que Dash le insta. Pero él resiste la tentación de que el coche desaparezca ante el estupor del millonario, y visto en televisión por espectadores de todo el mundo.

Las líneas narrativas paralelas acabarán confluyendo cuando Helen, atando cabos, advierte que el repartidor de pizzas y supuesto Robapantallas tenía acceso a la señal de televisión de su supertraje. Sólo podía tenerlo porque la que manipuló a ese pobre hombre es Evelyn, quien logrará neutralizar a Helen y que, con unas gafas hipnóticas, haga su voluntad, que no es otra que reclamar la presencia de Bob inmediata para algo muy importante. Además, Evelyn, también hipnotiza a los otros superhéroes, a los que manda a casa de los Parr, para traerse también a los chicos. Pero Bob había avisado antes a Frozono, para que se ocupara de ellos. Al final, tras diversas peripecias, Mr. Increíble y Frozono caen en estado hipnótico, sólo Violet, Dash y Jack-Jack pueden intentar hacer algo para desbaratar los planes maléficos de Evelyn. Sobre sus motivaciones para echar por tierra los planes de Winston de una reunión internacional de embajadores en su yate para legalizar a los superhéroes, se nos explica que Evelyn no cree en ellos, piensa que es una forma infantiloide de rehuir la solución que cada uno debe procurar dar a sus problemas, de hecho piensa que sus padres, que murieron porque los superhéroes de antaño no llegaron a tiempo de salvarles, podrían haber sobrevivido si simplemente se hubieran refugiado en una habitación del pánico ante la presencia de unos criminales.

Los jóvenes superhéroes

Entramos pues de lleno en el tercer acto, en que Violet, Dash y Jack-Jack deben llegar al barco de Winston para resolver un problema familiar, salvar a sus padres, y otro de envergadura planetaria, evitar que la embarcación sin control colisione contra los edificios cercanos a la costa, una acción delictiva que definitivamente dejaría la imagen de los superhéroes por los suelos. Para ello acceden gracias a la pericia de Dash al sofisticado coche de Mr. Increíble, repleto de gadgets que les permiten alcanzar pronto su objetivo.

increibles 2 5Evelyn logra dejar estupefacto al mundo entero cuando Elastigirl, en estado hipnótico, anuncia los planes de estrellar el barco como protesta la modo horrible en que han sido tratados los superhéroes. A bordo de la nave, todos están hipnotizados: embajadores, superhéroes, tripulación, el propio Winston. Pero los tres chicos logran abordar el barco y tras múltiples peripecias y combates con los distintos superhéroes, incluidos sus padres, a los que van despojando de sus gafas, poco a poco vuelven a estar en sus cabales.

De modo que están dispuestos a poner los medios para recuperar el control de una nave desbocada, que Evelyn abandona en un aparato volador, estamos en el clímax de la narración. Será Helen, con la que se había establecido una complicidad femenina finalmente traicionada, la que logre entrar en el avión, derribarlo y detener a la que traicionó de modo tan inesperado su confianza. Por su parte, en una acción coordinada con todos los superhéroes y los chicos Parr, Mr. Increíble accederá al timón de la nave bajo el mar para frenar la embestida, que luego Frozono con sus capas de hielo rematará para evitar mayores desgracias.

Finalmente, Evelyn es detenida, Winston agradece a los Parr que hayan desenmascarado a su hermana y promete su ayuda, y Helen está encantada de la reunión familiar, aunque siente haberse perdido los primeros poderes de Jack-Jack. Como colofón, tenemos a toda la familia en coche, incluido el chico que hace tilín a Violet, van al centro comercial, y dejarán a la parejita que vaya al cine. Pero la noticia de que está en marcha una acción delictiva, despierta la mirada de complicidad de toda la familia Parr, de modo que dejan al chico que vaya a sacar las entradas, “centradas”, le dice Violet, mientras van a resolver el asuntillo, resultan ser, desde luego, incorregibles.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE