Decine21
Blog de Hildy Un futuro cada vez más oscuro

¿Y si el problema de las salas de cine acabara siendo la falta de palomitas?

Imagino que si algún exhibidor me lee, y le digo que sus colegas americanos piensan que uno de sus problemas de futuro puede ser el suministro de palomitas, tal vez se carcajee, o piense que entonces están salvados, que no es para tanto. Sea como fuere es de lo habla un artículo de un periódico poco sospechoso de frivolidad: “The Wall Street Journal”.

Semana tras semana toca ver la recaudación de los cines en España, con cifras más bien paupérrimas, la gran mayoría de los títulos pasan sin pena ni gloria. Los superhéroes sacan el músculo de sus franquicias, Top Gun: Maverick ha venido a alegrarnos el día, y ha sido una grata sorpresa que títulos españoles no de masas como Alcarràs y Cinco lobitos estén funcionando gracias a la calidad humana de sus historias y al boca a oreja. Lo cierto es que a la hora de ver una peli, la gran mayoría del público opta por el streaming.

Por eso, porque toma otra derivada, me ha caído en gracia el artículo de Erich Schwartzel en “The Wall Street Journal” de sugerente título, traducido viene a decir algo así como “¡Giro de guión! Las salas de cine temen que la caída del suministro de películas se convierta en spoiler”. Primero, una aclaración, “spoiler” es lo que echa a perder algo, y aunque en cine el público lo asocia a que te cuenten detalles de la trama de una película que preferirías ignorar a la hora de verla, tiene como se ve un significado más amplio. Y para alguien que va a la sala a entretenerse, armado con suministros fungibles como las palomitas, encontrarse con que no hay o tienen un precio prohibitivo puede arruinar la experiencia, por muy buena que sea la peli.

Las expectativas de los exhibidores acerca del regreso del público a las salas, tras la pandemia y el estreno de películas espectáculo, son altas. Pero hay un pero. En el mencionado artículo se recoge la preocupación de Norman Krug, jerifalte de Preferred Popcorns, compañía que suministra granos de maíz proporcionados por 150 agricultores a las salas, afirmó en CinemaCon que “habrá escasez”. Y es que prefieren cultivar soja antes que maíz, para lograr una mayor rentabilidad a los campos en tiempos de crisis tras la pandemia y la guerra de Ucrania.

Por si fuera poco, también con los envases para las palomitas puede haber problemas de material. Neely Schiefelbein, directora de ventas Goldenlink North America, dice que puede que falten los revestimientos brillantes que evitan que la grasa de la mantequilla se filtre y manche al consumidor. Algunos cines ya piensan en otros envases de plástico o metal, pero que encarecen el producto y tienen problemas para imprimir en ellos publicidad, una interesante fuente de ingresos. Imagino que cualquiera que compra materiales, habrá visto que estos días puede tener que esperar más de lo debido; lo sé de buena tinta, el carpintero que tenía que hacer un armario con una madera determinada, tardó más de seis mesas en que se la suministraran. Un tema menor, pero que puede ejemplificar el problema, sobre todo cuando hacen falta gran cantidad de envases, o dar de comer palomitas. No hay más que pensar en la escasez de mascarillas durante la pandemia para ver que están surgiendo problemas, con los confinamientos en China o la invasión de Ucrania, que tienen un efecto global.

No sé si en España este problema puede ser tal. Creo que en Estados Unidos existe una cultura de comer en el cine que en España se limita a las palomitas, aunque salas como las madrileñas del Palafox, permiten encargar un menú y que te lo traigan a tu butaca. Sin duda que si hay materiales específicos para hacer este servicio, puede entenderse que surja la inquietud con este problema. Dicen que no es un problema a corto plazo, o sea, que el espectador no se ha encontrado todavía el cartel de “no se sirven palomitas”, pero algunos de los extremos que comenta Schwartzel, como la disposición a comprar a otra cadena de salas son sus envases, aunque tengan el logo de competencia, dan idea de que no es una cuestión menor.

De todos modos, pienso, lo importante es que la gente vaya a las salas de cine. Algunos hasta agradeceremos que el vecino no mastique y haga ruido. Aunque siempre cabe la alternativa de llevarse un bocata de casa...

  • spoilers
  • Cine en salas
  • Palomitas

Lo último del mundo del cine