saltar al contenido principal

Estreno de “Luz de Soledad”

Entrevistamos al director Pablo Moreno, con motivo del estreno de su última película, un biopic sobre la madrileña Santa Soledad Torres Acosta.

 

¿Cómo surgió la idea de rodar esta película?

Nuestros compañeros de Goya Producciones nos hablaron del proyecto y nos propusieron asumir la producción. Cuando vimos el guión comprendimos que había una buena historia, una buena película sobre una persona muy humilde que en un ambiente tan turbulento como el de la España del siglo XIX consigue sacar adelante una congregación, superando muchas dificultades y convirtiéndose en una gran innovadora en el ámbito de la atención sanitaria.

¿Cuándo comenzó el rodaje?

Comenzamos el trabajo en la película a finales de 2014. Rodamos Luz de Soledad de forma conjunta con Poveda, en concreto desde abril a julio de 2015. Primero rodamos una y luego la otra, aunque algunos días se solapaba el rodaje de las películas. Esto lógicamente fue debido a que contábamos con presupuestos muy pequeños y juntando las dos películas ambas se beneficiaban. Además al rodar el ochenta por ciento en Ciudad Rodrigo ahorrábamos muchos costes, porque hay buenas sinergias con la ciudad, con las instituciones, con los empresarios, federaciones, etc.

Luz de Soledad¿Qué tiene de relevante hoy en día Santa Soledad Torres Acosta?

Algunos la llaman la Teresa de Calcuta de Chamberí, porque fue una persona con una gran sensibilidad hacia el sufrimiento, tanto físico como espiritual. Santa Soledad es una suerte de bálsamo que atenúa el dolor de las heridas y también del espíritu. Esto es muy interesante porque el mundo de hoy en día también sufre y no sólo por la enfermedad. Además es una innovadora. Gracias a sus trabajos y a los de sus herederas en España se aprobó un plan de estudios sanitario de modo que ellas formaron parte de las primeras enfermeras tituladas de nuestro país.

¿Hoy en día siguen con su labor las Siervas de María?

Sí. Hacen una labor que es el último recurso. Se desplazan por las noches a los lugares donde están los enfermos y dan un servicio totalmente gratuito. Las familias ya no dan  abasto y ellas se ofrecen para atenderles en las casas, para llevar su cariño hasta allí, no sólo en los hospitales.

Sus tres últimas películas son de santos, ¿por qué?

Hacemos muchas otras cosas, pero estos proyectos tienen mayor relevancia. Es cierto que en nuestra productora tenemos algo casi vocacional, consistente en contar historias distintas, humanas, ricas en valores. Para mí el conocimiento compromete. Y dar a conocer este tipo de historias ayuda a que la sociedad se comprometa. Se puede ser creyente o no, tener una ideología u otra, pero cuando ves que alguien hace las cosas bien te identificas con su causa. No tienes que cambiar tus ideas, pero sí hay algo que se transforma en ti. A nosotros nos gusta ayudar en ese proceso y estas historias favorecen nuestro trabajo.

¿Cómo diste con Laura Contreras y cómo fue trabajar con ella?

Fue en un casting. Curiosamente estaba resfriada y no se encontraba muy bien. Pero hizo una prueba fantástica y fue amor a primera vista. Su trabajo ha sido fantástico. Es una persona meticulosa, que enseguida entró en el personaje. Ha dado mucho con muy poco, como una gran profesional. Trabaja mucho las emociones desde lo mínimo. Sus ojos y su sonrisa transmiten muchísimo en cada plano. Fue fácil construir el personaje con ella. Ella sentía una gran responsabilidad, porque anteriormente había hecho trabajos pequeñitos y le daba respeto afrontar el protagonismo. Pero lo hizo increíble, con gran humildad y generosidad. Es de las mejores actrices con las que he trabajado y además es una gran persona. Ha sido un placer trabajar con ella.

¿Qué nuevos proyectos tiene?

Acabamos de terminar el rodaje del biopic de otro santo, Manuel González, que fue conocido como el “Obispo del Sagrario”, y que estuvo en varias ciudades de España. La Congregación de las Nazarenas, las misioneras eucarísticas, nos encargaron el proyecto. No querían algo pietista sino mostrar la visión social de un santo que tiene mucho que decir hoy en día. Hablamos de su experiencia en Huelva con los trabajadores, gentes que vivían en condiciones casi de esclavitud. Contamos la historia desde la perspectiva de un labrador que ha caído en la desesperación y desea suicidarse. La película se titulará Sagrario, hogar de abandonados.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE