Dan Scanlon: «'Onward' es una historia muy personal»
IMG-LOGO
Entrevistas

Dan Scanlon y Kori Rae, director y productora de “Onward”

Dan Scanlon: «'Onward' es una historia muy personal»

Dan Scanlon es uno de los directores señeros de Pixar. Estuvimos con él y con la productora Kori Rae con motivo del estreno de Onward en España.

 

¿Cuál es el secreto del éxito de Pixar? ¿Es el ambiente de trabajo, el talento, las historias?

Dan Scanlon: Valoramos mucho el tiempo y la confianza. El tiempo porque tenemos todo el que necesitemos para hacerlas, nos permiten equivocarnos, cambiarlas, etc. Y después confían mucho en nosotros para que probemos, para que contemos historias diferentes, personales y únicas.

Kori Rae: Hay muchísimo apoyo. Nuestro ambiente es muy colaborativo. Tenemos mucho feed-back de otros directores. Es muy abierto y nos ayudamos mucho entre todos.

¿Cuál es el punto de partida de Onward y qué queríais contar?

D.S.: Es una historia muy personal. Perdí a mi padre cuando era pequeño y mi hermano y yo nos preguntábamos cómo sería mi padre, si nos pareceríamos a él, etc. Queríamos tocar esos valores de la familia, hablar del apoyo cuando sentimos la pérdida de las personas que tenemos alrededor.

Onward¿Qué dificultades tuvieron para llevar la historia a la pantalla, después de varias secuelas, como las de Los increíbles 2 y Toy Story 4?

D.S.: Uno de los retos fue ser sincero con la historia y tener en cuenta a la vez los comentarios de los demás y saber entender su punto de vista sobre una historia que te atañe particularmente. Pero lo bueno de trabajar en equipo es que esas aportaciones nos ayudan mucho.

K.R.: Había que encontrar un equilibrio entre ser muy autobiográficos y a la vez teatralizar situaciones que no habían ocurrido.

¿Cómo han trabajado la construcción de la historia, la verosimilitud y esa mezcla entre fantasía y realidad?

K.R.: La historia es de unos hermanos que quieren recuperar a su padre y eso es algo mágico. Trasladarlo a un mundo de fantasía era la mejor ambientación. Desde luego también queríamos que ese mundo fuera muy moderno y también que fuera emocionante, porque se trata de un universo nuevo para Pixar, con varias criaturas. De hecho había tantas posibilidades que el reto era limitarlo a lo que queríamos contar.

Las referencias a Harry Potter e Indiana Jones son muy claras. ¿Por qué decidieron incluirlas? ¿Son fans de las películas de Indiana Jones?

D.S. No hay ninguna referencia explícita directa. Sí que hay algún tributo que ha aparecido en la película de forma no intencionada, pero es que hemos crecido viendo ese tipo de películas. También hay alguna referencia a El señor de los anillos.

Pero tuvieron alguna referencia para plasmar ese mundo fantástico? ¿Cuál fue el imaginario?

K. R.: Vimos muchas películas de fantasía, algunas buenas y algunas malas. Pero incluso las malas han ayudado mucho. Y leímos varios libros de mitología. Lo que quisimos hacer es coger los puntos más conocidos, para que incluso los que no son fans de este tipo de historias, sepan reconocer un centauro, un unicornio y cómo han sido introducidos en este mundo real. Por eso tenemos también ese tipo de casas como setas, pero que luego tienen paredes de aluminio, una antena parabólica...

OnwardEn la película se dice que la magia se ha olvidado y también nos invita a recuperar las relaciones fuera de las redes sociales. Incluso el móvil del protagonista se rompe…

D.S. La tecnología es fantástica, es casi mágica. Pero la película nos recuerda que tenemos que esforzarnos un poco más, salir, conocer gente y aprovechar todo nuestro potencial.

Onward es una película de aventuras que parece sacada de un juego de rol, de tablero. ¿Cómo encontraron el equilibrio entre eso y la realidad? ¿Ese mundo del tablero era también autobiográfico?

K.R.: La verdad es que ninguno de nosotros somos fans de los juegos de rol, pero en el equipo sí había gente entusiasta y nos enseñaron todo lo que debíamos saber para crear un mundo mágico y tener una experiencia realista.

D.S.: Es lo que tenemos que hacer en todas las películas: encontrar el equilibrio entre la diversión, las emociones, la comedia. Nos gusta trabajar en historias que tengan esos componentes tan humanos. También en la vida en los momentos tristes hay que saber reírse.

¿Qué aporta esta película en cuanto a la innovación en la animación digital?

K.R.: En realidad la tecnología depende de la historia. En este caso los departamentos de personajes y de animación han trabajado mucho en la creación de todos los personajes (sirenas, centauros, etc.) que pueblan este mundo. Y también hemos puesto hincapié en la magia. Queríamos que fuera caótica, peligrosa, más adulta y que avanzara según progresaba la historia de Ian.

También se toca el tema del crecimiento personal, superar las inseguridades…

K.R.: Son temas con los que siempre nos podemos sentir identificados. Y está muy bien que en una película familiar no sean sólo los adultos los que sufren y están tristes, sino que es importante que los niños vean que pueden perder a un padre y que pueden pasar por situaciones complicadas. No nos da miedo contar ese tipo de historias.

¿Qué opinan de las voces de los actores? ¿Cómo influyeron en los personajes?

K.R.: Lo primero que se hace es escribe el personaje, luego se diseña y en tercer lugar se hace el casting. Es curioso porque los personajes acaban pareciéndose a los actores, quizá por la propia descripción del personaje. Ian es un chaval bastante tímido, con poca confianza en sí mismo y eso es algo que Tom Holland lo borda y transmite mucho encanto. Es alguien en quien los espectadores pueden creer. Y con Chris Pratt ocurre algo parecido. Tiene un corazón enorme y es encantador y en eso es igual que Barley.

 

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers