IMG-LOGO

Biografía

Dan Scanlon

Dan Scanlon

Dan Scanlon

Filmografía
Onward

2020 | Onward

Los Lightfoot son una familia de elfos. El hermano pequeño es Ian, un jovencito apocado y sin amigos, de fisonomía debilucha y carácter triste, sobre el que parece pesar como una losa el hecho de que su padre murió cuando él aún no había nacido. El hermano mayor, Barley, es todo lo contrario, un hombretón chistoso y vitalista que es un auténtico friki de un tiempo pasado, donde la magia estaba presente en el mundo. La vida de los dos hermanos va a cambiar cuando Ian cumple dieciséis años y su madre les da el regalo que su padre les había preparado para cuando fueran mayores. Se trata de una vara mágica gracias a la cual podrían traer a su padre de vuelta a la vida durante un día más. Pudo pensarse que con Toy Story 4 la compañía del flexo estaba abusando de las secuelas, señal clara de que se quedaba sin ideas. Pero nada de eso. Pixar sigue en plena forma y así lo demuestra con Onward, una estupenda y simpática película de animación que vuelve a caracterizarse por un ritmo fenomenal y una historia divertida en donde la aventura, la valentía y los lazos familiares son las señas de identidad. Tras las cámaras se encuentra un director de la casa Dan Scanlon (Monstruos University), mientras que el gran Pete Docter, peso pesado de la compañía con éxitos como Monstruos S.A., Up o Del revés, figura como productor ejecutivo. El guión crea un universo ficticio de criaturas mitológicas o fantásticas y ofrece una historia sencilla que retoma la presencia de los magos y la magia e invita a reflexionar sobre los propios talentos, ocultos en la vida cotidiana a la espera de sacarlos a la luz. Planea sobre el argumento la idea de misión, de valentía a la hora de lanzarse y emprender los riesgos derivados que hay que tomar para alcanzar la meta, aunque eso implique quizás el heroísmo de la renuncia. En tiempos actuales también destaca el tono clásico de la aventura, donde aparatos tecnológicos y móviles no pintan lo más mínimo. Y recupera además en algunas secuencias ideas nostálgicas a lo Indiana Jones. Se incluyen también momentos sobresalientes, como el imaginativo diálogo con la voz de la cassette, un modo ejemplar y lleno de ternura de mostrar la ausencia del padre y el derivado sentimiento de orfandad, temas que constituyen en realidad el motor de toda la trama. Los dibujos son técnicamente magníficos y tiene encanto especial la fisonomía del protagonista. Quizá haya algún desequilibrio en la definición de personajes, algunos menos desarrollados, como el del centauro, y alguna subtrama despiste más que entretener (la misión de la madre y la mantícora), pero sí está logrado el contraste y la compenetración entre los dos hermanos, pieza principal de esta película sobre la fraternidad. Onward quizá no se encuentra entre las mejores obras de Pixar pero desde luego alcanza un nivel más que notable y gustará especialmente a los peques de la familia.

7/10
Monstruos University

2013 | Monsters University

“Que yo recuerde, siempre quise ser un asustador de niños”. En el a priori improbable caso de que Martin Scorsese hubiera dirigido Monstruos University, quizá habría parafraseado la frase de Henry Hill con la que principia Uno de los nuestros y arrancado así la nueva película de Pixar, precuela de Monstruos, S.A. Pues la cinta se retrotrae primero a las orígenes, Mike Wazowski como tierno infante que a pesar de su aspecto canijo sueña con ser asustador de niños, lo que pasaría por estudiar en la Facultad de Sustos de la prestigiosa Monstruos University. Ya en edad universitaria y aceptado en las aulas, coincide con James P. Sullivan, o más familiarmente, Sully, con aspecto bastante más monstruoso además de que pertenece a un ilustre linaje de asustadores. No se llevan demasiado bien, y es que son muy diferentes, no sólo por su pinta externa, sino por el carácter: Mike es alguien seguro de sí mismo, estudioso y trabajador, mientras que Sully no pega chapa, confía en su talento natural y en la herencia familiar. Las circunstancias les obligarán a formar equipo en un fraternidad universitaria de “pringados”, pues la única forma de asegurar su continuidad en la institución es triunfar en los sustijuegos, tradicional y reñidísima competición de sustos con otras fraternidades. Pixar se licencia con “summa cum laude” en la primera precuela de la compañía; y quizá haciendo honor a las ideas del film, da la alternativa a novatos en la dirección y el guión. Pues Monstruos University cuenta con el debut en la dirección de largos de animación del desconocido Dan Scanlon, también coguionista, y la contribución al libreto de los más bien novatos Daniel Gerson y Robert L. Baird; aunque sin duda, trabajo en equipo como el que también se postula en el film que comentamos, han aportado mucho los más curtidos John Lasseter, Andrew Stanton y Pete Docter en las reuniones creativas. Como puede imaginarse, la animación es perfecta. En algunos terrenos -el pelo de Sully-, ya estaba casi todo dicho en Monstruos, S.A., pero aquí asombra el fotorrealismo del campus y de algunos objetos, ya resulta difícil distinguir entre lo que es animación y lo que es un objeto fotografiado de verdad. Hay pasajes especialmente logrados -las incursiones nocturnas, en la fábrica y en el campamento, con un suspense digno de una buena cinta de terror, o la fiesta de “ingreso en sociedad”-, pero nuevamente es un sólido y entrañable guión el que sostiene el conjunto. La amistad es una idea sobre la que pivotan algunos de los mejores filmes de Pixar -la trilogía de Toy Story, Buscando a Nemo...- y aquí también es capital, ese afecto mutuo que ayuda a superar las diferencias. También llama la atención la invitación a la cultura del esfuerzo -hay que estudiar, prepararse para ocupar el puesto en la vida que a uno le toca hincando los codos...-, al cultivo de los propios talentos, y al desarrollo de la fuerza de voluntad. También, frente a la cultura del individualismo, se aboga por el trabajo en equipo, todos tienen algo que aportar. Y quizá, guiño a Steve Jobs, se recuerda que uno a veces puede no encajar en el sistema, pero eso no tiene por qué impedir sacar el genio y las cualidades que uno tiene dentro, en servicio a los demás.

8/10
Cars Toon: Los cuentos de Mate

2008 | Cars Toon: Mater's Tall Tales

Colección de nueve cortometrajes protagonizados por Mate, el divertido y simple coche remolque de la película animada de Pixar Cars. Aunque todos muy originales, siguen un mismo esquema básico en que Mate cuenta a Rayo McQueen una historia absolutamente increíble, a modo de 'batallita del abuelo Cebolleta'. Cuando McQueen expresa su escepticismo ante el relato, Mate pone por testigo a su propio interlocutor, que de pronto se convierte también en protagonista de la historia.Cada corto dura en torno a tres minutos, y combinan una animación maravillosa con el sentido del humor marca de la casa Pixar, el espíritu del cartoon -de ahí el juego de palabras 'Cars Toon'- y el homenaje a distintos géneros cinematográficos. Los temas abordados son las acrobacias (Super Mate), los equipos de emergencias de bomberos y médicos (Mate al rescate), la lucha libre (Monster Truck Mate), los ovnis (Objeto Mateador no identificado), las corridas de toros (Mateador), las bandas de rock (Heavy Mate), las carreras de coches clandestinas (Tokyo Mate), el cine negro (Detective Mate) y la exploración del espacio (Mate en la Luna).

6/10
Onward

2020 | Onward

Los Lightfoot son una familia de elfos. El hermano pequeño es Ian, un jovencito apocado y sin amigos, de fisonomía debilucha y carácter triste, sobre el que parece pesar como una losa el hecho de que su padre murió cuando él aún no había nacido. El hermano mayor, Barley, es todo lo contrario, un hombretón chistoso y vitalista que es un auténtico friki de un tiempo pasado, donde la magia estaba presente en el mundo. La vida de los dos hermanos va a cambiar cuando Ian cumple dieciséis años y su madre les da el regalo que su padre les había preparado para cuando fueran mayores. Se trata de una vara mágica gracias a la cual podrían traer a su padre de vuelta a la vida durante un día más. Pudo pensarse que con Toy Story 4 la compañía del flexo estaba abusando de las secuelas, señal clara de que se quedaba sin ideas. Pero nada de eso. Pixar sigue en plena forma y así lo demuestra con Onward, una estupenda y simpática película de animación que vuelve a caracterizarse por un ritmo fenomenal y una historia divertida en donde la aventura, la valentía y los lazos familiares son las señas de identidad. Tras las cámaras se encuentra un director de la casa Dan Scanlon (Monstruos University), mientras que el gran Pete Docter, peso pesado de la compañía con éxitos como Monstruos S.A., Up o Del revés, figura como productor ejecutivo. El guión crea un universo ficticio de criaturas mitológicas o fantásticas y ofrece una historia sencilla que retoma la presencia de los magos y la magia e invita a reflexionar sobre los propios talentos, ocultos en la vida cotidiana a la espera de sacarlos a la luz. Planea sobre el argumento la idea de misión, de valentía a la hora de lanzarse y emprender los riesgos derivados que hay que tomar para alcanzar la meta, aunque eso implique quizás el heroísmo de la renuncia. En tiempos actuales también destaca el tono clásico de la aventura, donde aparatos tecnológicos y móviles no pintan lo más mínimo. Y recupera además en algunas secuencias ideas nostálgicas a lo Indiana Jones. Se incluyen también momentos sobresalientes, como el imaginativo diálogo con la voz de la cassette, un modo ejemplar y lleno de ternura de mostrar la ausencia del padre y el derivado sentimiento de orfandad, temas que constituyen en realidad el motor de toda la trama. Los dibujos son técnicamente magníficos y tiene encanto especial la fisonomía del protagonista. Quizá haya algún desequilibrio en la definición de personajes, algunos menos desarrollados, como el del centauro, y alguna subtrama despiste más que entretener (la misión de la madre y la mantícora), pero sí está logrado el contraste y la compenetración entre los dos hermanos, pieza principal de esta película sobre la fraternidad. Onward quizá no se encuentra entre las mejores obras de Pixar pero desde luego alcanza un nivel más que notable y gustará especialmente a los peques de la familia.

7/10
Monstruos University

2013 | Monsters University

“Que yo recuerde, siempre quise ser un asustador de niños”. En el a priori improbable caso de que Martin Scorsese hubiera dirigido Monstruos University, quizá habría parafraseado la frase de Henry Hill con la que principia Uno de los nuestros y arrancado así la nueva película de Pixar, precuela de Monstruos, S.A. Pues la cinta se retrotrae primero a las orígenes, Mike Wazowski como tierno infante que a pesar de su aspecto canijo sueña con ser asustador de niños, lo que pasaría por estudiar en la Facultad de Sustos de la prestigiosa Monstruos University. Ya en edad universitaria y aceptado en las aulas, coincide con James P. Sullivan, o más familiarmente, Sully, con aspecto bastante más monstruoso además de que pertenece a un ilustre linaje de asustadores. No se llevan demasiado bien, y es que son muy diferentes, no sólo por su pinta externa, sino por el carácter: Mike es alguien seguro de sí mismo, estudioso y trabajador, mientras que Sully no pega chapa, confía en su talento natural y en la herencia familiar. Las circunstancias les obligarán a formar equipo en un fraternidad universitaria de “pringados”, pues la única forma de asegurar su continuidad en la institución es triunfar en los sustijuegos, tradicional y reñidísima competición de sustos con otras fraternidades. Pixar se licencia con “summa cum laude” en la primera precuela de la compañía; y quizá haciendo honor a las ideas del film, da la alternativa a novatos en la dirección y el guión. Pues Monstruos University cuenta con el debut en la dirección de largos de animación del desconocido Dan Scanlon, también coguionista, y la contribución al libreto de los más bien novatos Daniel Gerson y Robert L. Baird; aunque sin duda, trabajo en equipo como el que también se postula en el film que comentamos, han aportado mucho los más curtidos John Lasseter, Andrew Stanton y Pete Docter en las reuniones creativas. Como puede imaginarse, la animación es perfecta. En algunos terrenos -el pelo de Sully-, ya estaba casi todo dicho en Monstruos, S.A., pero aquí asombra el fotorrealismo del campus y de algunos objetos, ya resulta difícil distinguir entre lo que es animación y lo que es un objeto fotografiado de verdad. Hay pasajes especialmente logrados -las incursiones nocturnas, en la fábrica y en el campamento, con un suspense digno de una buena cinta de terror, o la fiesta de “ingreso en sociedad”-, pero nuevamente es un sólido y entrañable guión el que sostiene el conjunto. La amistad es una idea sobre la que pivotan algunos de los mejores filmes de Pixar -la trilogía de Toy Story, Buscando a Nemo...- y aquí también es capital, ese afecto mutuo que ayuda a superar las diferencias. También llama la atención la invitación a la cultura del esfuerzo -hay que estudiar, prepararse para ocupar el puesto en la vida que a uno le toca hincando los codos...-, al cultivo de los propios talentos, y al desarrollo de la fuerza de voluntad. También, frente a la cultura del individualismo, se aboga por el trabajo en equipo, todos tienen algo que aportar. Y quizá, guiño a Steve Jobs, se recuerda que uno a veces puede no encajar en el sistema, pero eso no tiene por qué impedir sacar el genio y las cualidades que uno tiene dentro, en servicio a los demás.

8/10
Cars Toon: Los cuentos de Mate

2008 | Cars Toon: Mater's Tall Tales

Colección de nueve cortometrajes protagonizados por Mate, el divertido y simple coche remolque de la película animada de Pixar Cars. Aunque todos muy originales, siguen un mismo esquema básico en que Mate cuenta a Rayo McQueen una historia absolutamente increíble, a modo de 'batallita del abuelo Cebolleta'. Cuando McQueen expresa su escepticismo ante el relato, Mate pone por testigo a su propio interlocutor, que de pronto se convierte también en protagonista de la historia.Cada corto dura en torno a tres minutos, y combinan una animación maravillosa con el sentido del humor marca de la casa Pixar, el espíritu del cartoon -de ahí el juego de palabras 'Cars Toon'- y el homenaje a distintos géneros cinematográficos. Los temas abordados son las acrobacias (Super Mate), los equipos de emergencias de bomberos y médicos (Mate al rescate), la lucha libre (Monster Truck Mate), los ovnis (Objeto Mateador no identificado), las corridas de toros (Mateador), las bandas de rock (Heavy Mate), las carreras de coches clandestinas (Tokyo Mate), el cine negro (Detective Mate) y la exploración del espacio (Mate en la Luna).

6/10

Últimos tráilers y vídeos