saltar al contenido principal
Gwyneth Paltrow: amor ciego para otros

Gwyneth Paltrow da mucho de qué hablar últimamente por su papel de cantante en la película Country Song. La actriz tuvo que ganar peso para interpretar a esta artista en decadencia. Todo un reto, pues para la Gwyneth es tan duro y horrible ganar peso como para otros perderlo.

Gwyneth Paltrow es seguidora de la comida española, tanto que le ha dedicado un programa en la televisión norteamericana. Dice que le gusta beber, vino, cerveza, algunos licores. Pero que nadie se lleve a engaño. Gwyneth Paltrow es súper amiguita de Madonna y lo que más las une es su pasión por el gimnasio. Madonna es la mujer-deporte por antonomasia y Paltrow le ha cogido el gustillo a esto de cultivar el cuerpo. Esta afición convertida en modo de vida es pieza fundamental de su exitosa web Goop, donde hay un apartado para la cocina, siempre rica, pero sana.

Tan volcada está en esta vida que todo se le vino abajo cuando vio que para protagonizar Country Song tendría que... ¡ganar peso! Un horror. La Paltrow confiesa que sintió pánico, que seguía haciendo ejercicio a hurtadillas. Pero mira, al final la chica lo consiguió y pudo encarnar –admirablemente, según dicen los que ya han visto la peli– a una artista del country venida a menos. Los kilitos de más también le han traído la posibilidad de subirse a los escenarios y de que ya no sea su esposo, Chris Martin, el único que dé la nota en casa.

Está bien que la Paltrow se cuide, es una filosofía de vida que poco tiene que ver con la de Rosemary, su inmenso personaje de Amor ciego. Belleza interior no le faltaba, pero la actriz necesitaba cuatro horas de maquillaje para aparentar semejante volumen. Mientras Gwyneth se escapa para hacer deporte a escondidas, Rosemary aprovecharía para hacer una visita a la nevera. 

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE