saltar al contenido principal

Mujeriego y fumador, la imagen tradicional de James Bond le ponía en peligro de que se convirtiera en una reliquia de la Guerra Fría, pero en los últimos años ha dejado los cigarrillos, ha tenido a una mujer como jefa, entre otros rasgos para adaptarse a los nuevos tiempos.

Le faltaba comprometerse con el cambio climático, pero ahora tiene previsto conducir un coche eléctrico. En realidad se trata de un modelo de su marca favorita, en concreto un Aston Martin Rapide 155, valorado en 292.000 euros, nada menos, pero que reduce las emisiones de CO2 a cero.

Según publica The Sun, la decisión ha sido una iniciativa del director de la nueva aventura del agente al servicio de Su Majestad, Cary Joji Fukunaga, descrito como “un gran amante de los árboles” por las personas de su entorno. “El realizador presionó, y Daniel Craig y los productores estuvieron de acuerdo”, señala al rotativo una fuente cercana a la producción. El rodaje se ha retrasado, por el desacuerdo de la cúpula, formada por Barbara Broccoli y Michael G Wilson, con el director inicialmente previsto Danny Boyle, pero el estreno del film está previsto para abril de 2020.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE