IMG-LOGO
Noticias

El Covid-19 ha sido la gota que ha colmado el vaso de los despropósitos según el cineasta

Oliver Stone asegura que Hollywood se ha vuelto loco, loco, loco

Oliver Stone ya ha sido bastante crítico con los métodos de trabajo de los grandes estudios de Hollywood en los últimos años.

Pero ahora, afirma que el COVID-19 ha acabado de convertir la situación en un despropósito. "Se han vuelto todos locos", explica el director de Platoon, en una entrevista con David Marchese, publicada por New York Times. "Es tan caro, el marketing", comienza Oliver Stone. "Todo se ha vuelto demasiado frágil, demasiado sensible. Pero además resulta que en Hollywood ahora no se puede hacer una película sin un asesor de medidas contra el coronavirus. No se puede hacer una película sin un asesor de sensibilidad. Es ridículo". 

"La Academia cambia de opinión cada dos, cinco o diez meses sobre los objetivos que está tratando de seguir", declara. "Todo debe ser políticamente correcto, por lo que no es un mundo con el que esté ansioso de volver a trabajar. Nunca lo había visto tan desequilibrado como esto. Es como una fiesta de té de Alicia en el país de las maravillas".

"Además, acabo de leer que las películas van a ser mucho más caras de rodar ahora, porque debes tomar todas estas precauciones, y una sesión de cincuenta días se convierte en sesenta, porque se tarda más con el distanciamiento social de los actores", explica Stone, que asegura que no tiene prisa en rodar ficción, así que se ha concentrado en documentales. "Uno de ellos será sobre John F. Kennedy, ya que desde que se estrenó mi película ha salido a la luz mucho material nuevo que ha pasado desapercibido. El otro documental, A Bright Future, se centrará en la energía renovable. "No necesariamente serán filmes muy comerciales, pero son importantes para mí".

El veterano realizador concedió esta entrevista para hablar sobre "Chasing the Light", su libro de memorias, de inminente publicación.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers y vídeos