Decine21
Crisis del Coronavirus Impulsa en cambio el 'streaming'

El coronavirus es la nueva amenaza a las salas de cine

Las salas de cine pierden espectadores por culpa del 'streaming', pero en China el segundo ha sufrido además un empujón, debido al coronavirus.

Con la vasta red de cines de China cerrada por culpa de la epidemia de coronavirus, hasta una de las superestrellas locales, Donnie Yen, ha visto como su último estreno, Enter the Fat Dragon ha tenido que cancelar su estreno, previsto para el 16 de febrero. La productora, Bona Film Group, ha decidido estrenarla en Tencent Video y iQiyi, principales plataformas del gigante asiático, a partir de mañana.

Enter the Fat Dragon versiona la comedia homónima de artes marciales de Hong Kong de 1978. La nueva versión, escrita y dirigida por Wong Jing, sigue los pasos de un experto en artes marciales que engorda tras un desengaño amoroso, pero aún así no pierde sus habilidades de lucha.

Supone el segundo blockbuster chino que cancela su debut en salas para pasar directamente al 'streaming'. Lost in Russia  estaba programada para un estreno nacional en cines el 25 de enero, pero ya es posible visionarla en casa.

Lo último del mundo del cine