IMG-LOGO
Crisis del Coronavirus

Títulos como "Ben-Hur" y "El mago de Oz" reivindican la magia de las películas en la gran pantalla

Los cines de Japón reabren proyectando clásicos de Hollywood

Japón ha reabierto sus salas la semana pasada tras la pandemia del COVID-19. Pero Hollywood no planea distribuir nuevos estrenos hasta julio, y las compañías locales del país nipón tampoco.

Así que los exhibidores no tenían muy claro qué proyectar. Toho Cinemas, la cadena más importante, que abrió diez de sus complejos, ha optado por grandes clásicos de todos los tiempos. En concreto, ha programado Ben-Hur (1959), El mago de Oz (1939), Al este del Edén (1955), Bonnie and Clyde (1969) y Blade Runner (1982). "Estamos proyectando películas que son populares", apunta un ejecutivo de la compañía, que también ha recuperado algún éxito reciente del cine japonés, como Your Name (2016), del especialista en animación Makoto Shinkai, y Shin Godzilla (2016), última entrega hasta la fecha de las peripecias del monstruo oriental más popular.

Aunque el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, levantó la semana pasada el estado de emergencia de la nación en 34 prefecturas, esto no se aplica a Tokio y Osaka, principales núcleos de población. Toho tiene previsto abrir otros 23 cines en las zonas más seguras, con procedimientos de seguridad, que consisten en restringir el aforo y la obligatoriedad del uso de mascarillas.

Lo último del mundo del cine