¿Quién va a ganar el Oscar 2020 al mejor largometraje de animación?
IMG-LOGO
Oscar 2020

La quiniela de Decine21

¿Quién va a ganar el Oscar 2020 al mejor largometraje de animación?

España tiene más posibilidades en la categoría de largometraje de animación en los Oscar 2020 que en película internacional (donde "Parásitos" derrotará con toda probabilidad a "Dolor y gloria", de Pedro Almodóvar) y en actor principal (en la que Joaquin Phoenix batirá a Antonio Banderas). Pero "Klaus" no lo tendrá fácil, por el nivel de sus adversarios. Destaca la variedad de estilos, pues compiten dos filmes digitales, otros dos de animación tradicional y uno rodado en stop-motion.

1) Cómo entrenar a tu dragón 3

Remate de la saga basada en los libros juveniles de Cressida Cowell. Tiene de nuevo al frente a Dean DeBlois, que aprovecha los avances en animación digital que han tenido lugar desde el estreno de la primera entrega, nueve años atrás.

A favor: La franquicia ha logrado colocar sus tres entregas en esta categoría, pero ninguna se ha hecho con la estatuilla, por lo que recompensarla sería una forma de avalar que ha mantenido la calidad. Obtuvo el premio al mejor film de animación en los premios de la National Board of Review, lo que cada año supone un espaldarazo.

En contra: No deja de ser una entrega, bastante convencional, de una franquicia. Además, los votantes de la Academia no parecen muy partidarios de DreamWorks, a quienes no le dan el Oscar desde Shrek, de 2001, pese a que desde entonces la compañía ha logrado doce candidaturas.

2) ¿Dónde está mi cuerpo?

Netflix ha tenido un buen año en el campo de la animación, pues llegan a ser finalistas en los premios de la Academia dos de sus títulos, la producción española, y ésta que procede de Francia, donde la plataforma sólo ejerce de distribuidora (no lo ha producido). Tiene como protagonista a una mano cortada que se escapa de un laboratorio para encontrar el cuerpo del que procede.

A favor: Su originalidad y calidad la convertiría en una digna ganadora. Se ha hecho con el Annie al film independiente, y con numerosos premios internacionales, como el Gran Premio del Jurado de la Semana Internacional de la Crítica en el Festival de Cannes, y mejor película en el prestigioso Festival de Cine de Animación de Annecy.

En contra: Francia consigue muchos años la candidatura, con filmes como Persépolis o Bienvenidos a Belleville, pero nunca se lleva la estatuilla.

3) Klaus

Nuestra favorita, no sólo por patriotismo, sino porque realmente tiene posibilidades. El animador Sergio Pablos, creador de la historia y los personajes de Gru, mi villano favorito, reinventa con frescura la historia de Papa Noel.

A favor: Aparte de su enorme calidad, ha sido la gran triunfadora de los Premios Annie, los más importantes del sector de animación, donde ha hecho pleno al lograr las siete estatuillas por las que competía: Mejor Película, Director, Diseño de Producción, Animación de Personajes, Diseño de Personajes, Storyboards y Edición.

En contra: La Academia no suele ser generosa a la hora de premiar producciones extranjeras, de hecho no lo hace desde que en 2003 lo obtuviese El viaje de Chihiro.

4) Mr. Link, el origen perdido

Laika ha conseguido que sus cinco largometrajes producidos hasta ahora compitan por el Oscar, si bien nunca ha triunfado. Las peripecias de un investigador que busca a la criatura conocida como Sasquatch tienen una alta calidad en lo que se refiere a animación, pero en cuanto al guión, se esperaba mucho más.

A favor: Consiguió la victoria en los Globos de Oro. Además, una victoria podría darle algo de aire a la productora, que atraviesa problemas económicos tras el fracaso en taquillas de la cinta.

En contra: No se suele distinguir a títulos en stop-motion. El último en lograrlo fue Wallace & Gromit, la maldición de las verduras, de 2006.

5) Toy Story 4

La gran rival de las aspiraciones patrias. Supone la decimotercera nominación para Pixar, que ha conseguido estirar su saga más emblemática sin caer en el agotamiento, todo un mérito.

A favor: Disney ha desplegado toda su maquinaria para promocionarla, ya que el otro film de la factoría, Frozen II, se ha quedado fuera en este apartado (compite en mejor canción original, al igual que uno de los temas de este film). Logró vencer en los Premios del Sindicato de Productores, si bien éste tuvo que dejar fuera a Klaus, porque sus reglas especifican que sólo distinguen producciones estadounidenses.

En contra: No alcanza la misma altura que su predecesora, que ya se hizo con el Oscar. Su derrota en los Annie puede ser también un aviso de que Pixar abusa a veces de las secuelas.