IMG-LOGO
Oscar 2020

Quejas del gremio

Las burlas en los Oscar por "Cats" enfurecen a los profesionales de los efectos visuales

James Corden y Rebel Wilson protagonizaron una de las bromas más celebradas de la gala de los Oscar, cuando aparecieron sobre el escenario del Dolby Theatre de Los Ángeles, vestidos como gatos de "Cats".

"Como miembros del reparto de Cats, nadie mejor que nosotros entiende la importancia de los buenos efectos visuales", dijeron, antes de anunciar la estatuilla relativa a este campo, que fue a parar a 1917. 

El chiste no le ha sentado nada bien a los miembros Visual Effects Society (VES, por sus iniciales en inglés), que agrupa a 4000 profesionales del sector, de 40 países. "Los productores de los Óscar decidieron convertir a los efectos visuales en objeto de mofa, y sugirieron que los malos efectos visuales eran culpables del pobre resultado de Cats. Los mejores efectos visuales del mundo no pueden compensar una historia mal contada", indica el comunicado enviado a los medios al respecto de este asunto por la entidad. "En una noche que va de honrar el trabajo de artistas talentosos no ha parecido inmensamente decepcionante que la Academia hiciera de los efectos visuales el centro de sus burlas. Degradó a la comunidad global de expertos profesionales que hacen un espectacular, desafiante e imponente trabajo para hacer realidad la visión de los realizadores".

Cats, dirigida por Tom Hooper fracasó en los cines al recaudar en todo el mundo 72 millones de dólares, cuando su presupuesto ascendió a 95 millones, pese a la presencia de estrellas de tirón, como James CordenJudi DenchIdris ElbaJennifer HudsonIan McKellenTaylor Swift y Rebel Wilson.