Decine21
Reportajes "Fleabag" triunfó por sorpresa en el terreno de la comedia 

"Juego de tronos" triunfa como mejor serie dramática en los Premios Emmy

Como preveían las profecías, "Juego de tronos" ha logrado el Emmy a la mejor serie dramática, mientras que Peter Dinklage se llevó el galardón al mejor secundario por su emblemático papel de Tyrion Lannister.

"Caminamos a través de fuego y de hielo, literalmente", declaró el actor, bastante emocionado. "Y volvería a hacerlo de nuevo sin pensarlo". Estos dos triunfos se suman a los diez de carácter técnico conseguidos el domingo anterior, por lo que la ficción de HBO se alza con doce este año, que elevan el balance total en 59, de 161 nominaciones.

Sin embargo, la victoria sabe a poco, pues a nivel actoral no hubo nada que hacer, los mejores protagonistas fueron Jodie Comer por Killing Eve y Billy Porter por Pose, mientras que la secundaria femenina fue Julia Garner de la propuesta de Netflix Ozark, que también triunfó en dirección de drama, reconocimiento que fue a parar a Jason Bateman. Por otro lado, el mejor guion se lo llevó Jesse Armstrong por Succession.

La gran triunfadora de la noche fue la comedia británica Fleabag, honrada con seis emmys de once nominaciones, tres de ellas también logradas la semana pasada, a la que se suman otras tantas a su creadora y actriz principal, Phoebe Waller-Bridge, como guionista, dirección de comedia y actriz de comedia. "Esto es completamente ridículo", declaró en tono de broma la londinense cuando salió al escenario la última vez. 

En el apartado de miniseries domina el drama de Chernobyl, que se impuso en la categoría máxima de este apartado, guión y dirección. No le fue mal a La maravillosa Sra. Maisel. Por esta obra, Tony Shalhoub cumplió con el Emmy al mejor actor de reparto de una comedia mientras que Alex Borstein, hizo lo propio como mejor secundaria.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales