Decine21

Reportajes

Podrá verse en el Círculo de Bellas Artes hasta el 19 de febrero de 2023

Inaugurada en Madrid la exposición "Hergé. The Exhibition", sobre el autor de Tintín

Los tintinófilos están de enhorabuena. Al igual que los que creemos que Georges Rémi, más conocido como Hergé, es un grandísimo artista, que merece muchos estudios y exposiciones, sobre todo por su gran creación de Tintín y compañeros, aunque su talento pueda reconocerse en toda su obra plástica, incluso en sus esfuerzos, que el calificaba de propios de un "aficionado", de lanzarse a pintar cuadros abstractos, influido por Amedeo Modigliani, Paul Klee y Joan Miró. Porque "Hergé: The Exhibition", recién inaugurada hoy miércoles 5 de octubre, es el homenaje que se merece.

Inaugurada en Madrid la exposición "Hergé. The Exhibition", sobre el autor de Tintín

Al fin llega a Madrid una exposición que ha recibido alabanzas en todas las ciudades donde se ha montado hasta la fecha, que son desde 2016, París (Francia), Québec (Canadá), Odense (Dinamarca), Seúl (Corea del Sur), Shanghai (China) –esta en plena pandemia del Covid 19) y Lisboa (Portugal), Sold Out, que antes estuvo detrás de eventos como "Kubrick: The Exhibition", logró persuadir al Musée Hergé sito en Bélgica para ser el siguiente lugar donde deleitar a los amantes del arte con la obra de Hergé y su imprescindible aportación a la "bande dessinée" desde la Escuela de la Línea Clara, que supone Tintín.

rueda prensa

En la presentación a la prensa participaron Valerio Rocco Lozano, Director del Círculo de Bellas Artes de Madrid, Rafael Giménez, Director de Sold Out, Nick Rodwell, Administrador de Tintin Imaginatio y del Musée Hergé, Joan Carlos Soldevilla, Escritor y Tintinólogo, y Ana Zendrera, de la familia que a través de Editorial Juventud publicó las aventuras de Tintín en España, y creadora del sello Zephyrum. Además de poner en valor la calidad de la exposición, todos abundaron con mirada nostálgica en cómo les ha marcado Tintín y Hergé en sus vidas. Así, Giménez mostró la portada de un elepé de una banda juvenil que él montó que homenajea a "Stock de coque". Soldevilla auguró un buen tratamiento de la prensa a la exposición "ya que Tintin es del gremio, aunque en sus álbumes sólo se le va haciendo un reportaje, y una filmación del tipo National Geographic cuando viaja al Congo". Zendrera recordó la vinculación con el cine de Hergé y Tintín, y de cómo ya en los 80 se hablaba del interés de Steven Spielberg por llevar sus aventuras al cine, algo que no se produciría hasta Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio, en 2011. Hay que recordar que su madre Conchita, fallecida en 2020 casi centenaria, fue la gran responsable de traer las aventuras de Tintín a España, y que ella misma se encargó de las magníficas traducciones de los álbumes.

cruzEl foco de atención lo acaparó Rodwell –que se casó con Fanny Rodwell, la segunda esposa de Hergé, 10 años después de la muerte de éste–, a quién se le preguntó cómo era posible que la exposición hubiera llegado a China, por supuesto "El loto azul" es un punto a favor, pero "Tintín en el Tibet" podía haber despertado algunas suspicacias. Confesó Rodwell que tuvieron que coordinar la exposición a distancia, a causa de las restricciones para viajar, a causa del Covid.

Pero explicó que Hergé siempre tuvo esa conexión por su amistad con Zhang Chongren, que inspiró al personaje de Tchang, y que tuvo amistad con el Dalai Lama. En la exposición "puede verse una serie de álbumen del Tibet, en forma de cruz, con los del Loto Azul al fondo", sugiriendo que esa nación habría sido crucificada por China. Y habló de sus dificultades para viajar a China, aunque dijo que lo suyo era hablar de arte y no de política.

A mi pregunta sobre la decisión de que Hergé artista no quiso que nadie siguiera dibujando las andanzas de Tintín –"Tintin y el Arte Alfa" se publicó inacabado, tal y como estaba cuando murió en 1983–, y sobre posibles estrategias para el momento en que caduquen los derechos, y sean de libre dominio, Rodwell recalcó cómo el interés sobre esta obra no había hecho más que aumentar, y que quedaban aún muchos años hasta el 2054, y que había que vivir el presente.

También un representante de la asociación tintinófila "¡Mil rayos!" preguntó si abrirían más la mano para franquiciar merchandising, ante lo que fue cauto, aunque reconociendo que ideas y propuestas que venían de fuera del entorno de Hergé habían sido muy interesantes y fructíferas. Desde luego se agradece el cuidado, aunque quizá merecería la pena confiar más en personas que claramente son muy respetuosos con el legado del artista.

arte tintin

Yo aún diría más, una exposición imprescindible

moulinsartAntes de llegar al Círculo de Bellas Artes, en la confluencia de las calles Alcalá y Gran Vía, se ha instalado el cohete lunar de Tintín ante el Edificio Metrópoli, todo un aviso a navegantes de aquí pasa algo serio. Y una vez franqueadas las puertas del recinto que alberga la exposición, resulta un detalle encantador ver que las escaleras que conducen a la primera planta a la sala Picasso donde arranca el viaje, tratan de evocar con bastante éxito las del castillo de Moulinsart, la residencia del capitán Haddock, que logró recuperar al saber que se trataba de un lugar que enlazaba con sus antepasados.

Ya dentro podemos ver una maqueta de Moulinsart, que como todos los tintinófilos saben, se inspira en un castillo auténtico, el de Cheverny. Si uno mira atentamente los cristales de las ventanas del castillo, descubrirá silueteados a algunos de los personajes principales de la obra de Hergé.

Un montón de piezas originales

La muestra dedicada a Georges Rémi “Hergé” (1907-1983) reúne más de 300 piezas de los fondos del Musée Hergé, lo que no significa que este lugar emblemático de Lovaina se haya quedado vacío para montar la exposición, pues el archivo con material es inmenso, y la mayoría no está expuesto en el museo por falta de espacio. Entre el material que se puede ver hay muchísimos originales, con bocetos, estudios, croquis, ilustraciones y planchas, además de portadas de álbumes y de revistas como “Coeurs Valiants” o “Le petit vingtième”. Uno siempre querría más, pero lo que se puede ver dejará satisfechas las ansias tintinófilas y hergéfilas del visitante.

hergeyequipo

Además, a lo largo de la exposición se puede uno detener a ver vídeos con entrevistas con Hergé, donde el artista explica el proceso creativo, el trabajo con sus colaboradores, o comenta las muchas cartas que recibía de sus admiradores, a veces corrigiendo “fallos”, como el de aquel que le reprochaba haberse equivocado a la hora de mostrar el eclipse de sol de “El templo del sol” por estar en otro hemisferio.

king kongHergé bebe del cine

Pueden conocerse de primera mano los trabajos de Hergé en el mundo de la publicidad, o reconocer la influencia del cine, ya sea de Harold Lloyd o Charles Chaplin para los gags, o incluso del mítico King Kong para su álbum “La isla negra”. Es indudable que hay elementos como el terminar una página "al borde del precipicio", la sucesión de viñetas, los encuadres, etcétera, que son muy cinematográficos. Al mismo tiempo, las diferencias saltan a la vista, y aunque Hergé siempre confió en las posibles adaptaciones de sus álbumes, los modos de contar tienen sus diferencias.

Otro aspecto interesante que ilustra la exposición, con el caso de los dos álbumes dedicados al viaje a la Luna, es el proceso de elaboración que incluye una documentación muy rigurosa en el caso de los cohetes, siguiendo los principios de astronáutica de Alexandre Ananoff, recogidos en un libro que acompaña a las planchas y a fotos ad hoc. En los vídeos explicativos colaboradores como Bob de Moor o Roger Leloup cuentan el detalle con el que estudian automóviles o el interior de los aviones para reproducirlos.

Pasión por el arte moderno

Además, Hergé era un gran conocedor del arte moderno, y coleccionista, que también intentó él mismo pintar, aunque admitía que había tenido que tomar una opción, que era la de dedicarse a la “bande dessinée”, que él esperaba, como así parece haber ocurrido, que fuera reconocido, de verdad, como “el noveno arte”.

warholEn la exposición puede verse un telegrama de felicitación que envió a Hergé el mismísimo Salvador Dalí, o la obra que hizo Andy Warhol a partir de una foto suya, y que aquí se muestra rodeada de fotogramas, con uno o los dos atrapados por la cámara. Además hay algunos de los cuadros de su colección privada, como las serigrafías de la catedral de Rouen de Roy Lichtenstein, u obras de Serge Poliakoff y Jean Dubuffet, y algunas de las obras que acometió.

Desde hoy, y hasta su finalización en febrero de 2023, están previstas muchas actividades en torno a Hergé y su universo, desde el ámbito del arte, el periodismo, el cómic, la sociología y la filosofía, con conferencias y mesas redondas, por ejemplo se analizará el fenómeno del divismo a partir de la inolvidable Bianca Castafiore.

  • Madrid
  • exposición
  • Tintín
  • Hergé: The Exhibition
  • Círculo de Bellas Artes

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales