IMG-LOGO
Zona friki

Para compensar las pérdidas porque sus parques temáticos están cerrados

Disney dispuesta a exprimir a los usuarios de plataformas digitales

Muchos usuarios nos preguntábamos si Disney+ incluiría alguna vez contenidos de Fox, que la compañía absorbió hace poco, como por ejemplo los grandes clásicos, pues sólo permite ver algún título aislado, como la saga de "X-Men".

Quiero ponerme Carros de fuego, Tú y yoCarta a tres esposas o Alien, el octavo pasajero. ¿Qué os cuesta poner estos títulos? Pienso que atraerían a más suscriptores. Pues bien, la respuesta ha llegado esta semana, pues Bob Chapek, nuevo director general de la empresa, acaba de anunciar el lanzamiento internacional de una nueva plataforma de streaming llamada Star, que sí incluye el material de esta productora, y de ABC y FX. O sea que si quieres ver los largometrajes mencionados, ahora será posible, pero tendrás que pagarlos aparte. 

El tal Chapek parece haberse contagiado de la tacañería del Tío Gilito, aquel pariente de Donald al que le gustaba contar dinero y bañarse en billetes, pues esta semana anunciaba una noticia buena y otra mala. La buena: "Estrenaremos Mulan en Disney+". La mala: "Pero tendrás que pagar para verla... ¡30 dólares!". Chicos, ¿no os parece un poco excesivo? ¿Nos estamos volviendo locos? A esto se le deben sumar los 7 euros que ya cuesta de por sí la suscripción mensual a la plataforma de 'streaming'. No me vale la excusa de que se trata de una peli familiar, y de que ir a verla con dos niños y los dos progenitores puede costar cuarenta euros más las palomitas. Nos estaban vendiendo que se trataba de una "versión adulta" del film de dibujos animados, sin las canciones y sin el dragón Mushu, que era lo mejor. ¿En qué quedamos?

No le veo sentido. Los espectadores están dispuestos a pagar el precio de suscripción de Netflix, Amazon Prime Video, Filmin y compañía, pero ignoro si mucha gente pasa por el aro de abonar los 3,99 euros adicionales que suele costar el 'pay per view' de algún estreno reciente. Me da que no, o sea que lo de los 30 dólares me parece ciencia ficción. Ya veremos qué tal sale la jugada. 

Estos días, Disney está perdiendo mucho dinero porque la gran mayoría de sus parques temáticos permanecen cerrados como consecuencia del coronavirus. Así que sus directivos pretenden exprimir a los aficionados al cine, para compensar. Os doy más ideas, si alguien quiere regalar a sus hijos un peluche de Mickey, que pague 500 euros, una tarta con la efigie de Goofy puede valer 750 del ala y podéis reeditar la revista "Don Mickey", que nos trae nostalgia a quienes fuimos niños en los 80, pero ponerle un precio a cada ejemplar de 1500 euros.

Sin pretender entrar a valorar la reciente actualidad española, me atrevo a poner el comentario de un usuario de Twitter que me ha hecho gracia: "Cuando pensábamos que Juan Carlos I nos había robado bien, llega Disney para cobrarte 30 pavos por ver Mulán".

 

Lo último del mundo del cine