Decine21

Entrevistas

James Faulkner, protagonista de "Pablo, el apóstol de Cristo"

"La película habla de la fe, el amor y la posibilidad de redención"

Su rostro de marcados rasgos y mirada dura y penetrante resulta familiar a los aficionados al cine, aunque muchos de ellos quizá no recuerden su nombre. James Faulkner acaba de protagonizar Pablo, el apóstol de Cristo y pudimos entrevistarle.

"La película habla de la fe, el amor y la posibilidad de redención"

 

¿Cómo se involucró en este proyecto?

Regresé de Gloucestershire una noche a finales de agosto después de haber tenido una sesión muy difícil durante toda la noche con un perro que me atacó en el set. Me estaba preparando un plato de salmón ahumado y una buena copa de Borgoña, y entonces me llamó mi agente y me preguntó si estaba disponible. Le dije que sí y me contestó que tenía un guión en la bandeja de entrada. “Se llama Pablo, el apóstol de Cristo. He estado trabajando en esto para ti desde hace algunos meses. Es un guión maravilloso y es un papel fantástico, llámame, cuando lo leas”, me comentó. Una hora y media después lo llamé y le dije que tenía que hacerlo. Que era un papel maravilloso, pero que no sabía si tenía el bagaje necesario para hacerlo. Dos días más tarde iba en un avión para reunirme con los actores. Jim Caviezel interpreta a Lucas. Sabía que había interpretado a Jesucristo en La Pasión de Cristo, una película que fue filmada en 2003 y que 14 años después todavía estaba fresca en mi mente. También estaban Joanne Whalley, a quien siempre admiré como actriz, y Olivier Martinez, a quien conocí por primera vez. Estuvimos dos o tres días ensayando y haciendo ajustes, conociendo a la gente de la compañía. Luego, tal vez porque estaba algo asustado, me volví a mi casa en el sur de Francia. Cuando mi esposa se enteró de que estaba preparándome para hacer la película me dijo: “¿En serio? ¿Tú? ¿Pablo?”. Estaba asombrada. Le expliqué que había interpretado durante tantos años a villanos que en realidad era un casting muy apropiado. Sé lo que es ser controlador y cruel con las personas porque lo he hecho durante mucho tiempo y por eso creo que me queda suficiente amor como para intentar cualquier cosa.

James Faulkner¿Cómo fue el rodaje? ¿Cuánto duró?

Pasamos días muy largos pero en un tiempo muy corto para una película tan grande. El rodaje duró sólo 23 días, y únicamente estuve involucrado en 9 de ellos. Filmamos en días separados, desde el mediodía hasta la medianoche o hasta las dos o tres de la madrugada. Eso me daba un margen de un par de horas cada mañana para poder aprender los textos de ese día. Recuerdo mucho del rodaje porque fui absorbido por la fuerza del personaje de Pablo, el guión me utilizó como un recipiente para que él hablara a través de mí. Fue una experiencia extraordinaria.

¿Por qué recomendaría la película?

Espero que mucha gente vaya a verla. No es una película sólo para cristianos. Es una película que nos habla a todos sobre la necesidad de amar a nuestros semejantes, de ser inclusivos, de no condenar a quienes practican otra religión, sino de mirarlos con respeto y escucharlos. Creo que ése es el camino para tener la oportunidad de vivir en un mundo más amable y eso es lo que verá el público, tanto si practica su fe como si no. Y es adecuada para acudir con tu familia, pues con seguridad no hay nada ofensivo en esta película. Lo que hay es fe y amor y la posibilidad de redención.

Pablo, el apóstol de Cristo

¿Estaba familiarizado con el libro de los Hechos de los Apóstoles y con los escritos de San Pablo?

 No estaba familiarizado con las epístolas de Pablo. Sí conocía su historia, tenía una imagen clara de Pablo, cegado, escuchando la voz de Dios. Y sabía que años después comenzó su ministerio, pero no estaba familiarizado con todos los detalles. Sí tuve luego la oportunidad de leer las cartas de Pablo, que son poderosas e individuales, y te permiten conocer el alma de este hombre y su amor por el prójimo y por el ser humano.

¿Qué cualidades admira más de San Pablo?

La capacidad de seguir adelante sin importarle lo gravemente herido que estaba, las dificultades que sufrió. Y especialmente la camaradería que él y Lucas compartieron. Hay una escena muy agradable donde Jim Caviezel y yo estamos en la celda. Él ha estado transcribiendo la vida de Pablo y por eso es castigado y encarcelado junto él. Juntos entonces reviven algunos de los momentos que compartieron en el camino y parecen viejos soldados que han experimentado muchas dificultades y experiencias cercanas a la muerte y han logrado sobrevivir, y se tienen un gran respeto y amor mutuo. Una comprensión completa de la fuerza y la debilidad.

 

  • entrevista
  • Pablo, el apóstol de Cristo
  • James Faulkner

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales