IMG-LOGO
Entrevistas

“Los de mi generación hemos visto más westerns que cine de ningún otro género”

Entrevista con Benito Zambrano, director de “Intemperie”

Un honor encontrarse con el responsable de la mejor película española de las últimas décadas, “Solas”, con la que resulta imposible no conmoverse, si alguien no lo hace debe hacerse examinar, y posiblemente descubrirá que en realidad es un autómata.

Benito Zambrano se hace de rogar, pues por el estado de nuestra industria, tarda en regresar a las carteleras. Ahora, el lebrijano estrena “Intemperie”, donde un niño huye del cacique que le tiraniza; sus sicarios están a punto de atraparle, pero recibe la inesperada ayuda de un pastor que atraviesa la zona con sus cabras.

Por lo visto cuando leyó la novela de Jesús Carrasco pensó que parecía escrita para usted, ¿cómo se planteó dirigir esta película?

Lo digo un poco de broma. Quienes tienen el mérito de haber dado con esta novela y haber pensado en llevarla a la pantalla son los productores, Juan Gordon y Pedro Uriol, de Morena Films. Después, debo reconocer la labor de los hermanos Daniel y Pablo Remón, que la convirtieron en un guión, pues redactaron una primera versión a la que yo le he dado el toque final. Cuando acabamos el rodaje, les dije a todos que parecía que Carrasco había hecho el libro pensando en mí, porque tenía todo lo que a mí me interesa. Yo soy de pueblo, de la campiña sevillana, acostumbrado a trabajar en los cortijos desde niño, ese paisaje seco del verano formaba parte de mi paisaje emocional. Conectaba conmigo de una forma increíble.

intemperie 38536 g4“No malgastes tu vida odiando”, le dice el personaje de Luis Tosar al niño. Quizás el tema central sería la espiral de la violencia, y también el perdón, para seguir adelante pese a lo que te hayan podido hacer.

La novela ya hablaba sobre ese tema. Forma parte del aprendizaje que lleva a cabo el niño cuando huye con el viejo pastor. También le ayuda a usar el sentido común, a ser buena persona, y a tener un respeto por los animales y las personas. Todos estos asuntos me interesaron especialmente, al ser de pueblo. Después han sido los elementos del libro que más hemos querido resaltar a la hora de llevarlo al cine.

El original no transcurre ni en una época ni en un lugar determinado. ¿Por qué decidió darle una ambientación concreta de postguerra?

Cuando escribes una novela resulta sencillo jugar con las sugerencias, así cada lector le pondrá una imagen distinta. Cada receptor piensa en la época que más interesante le resulta. Cuando ruedas, le tienes que decir a los encargados del vestuario una década concreta, igual para los que diseñan los objetos. La imagen tiene que ser más real. Resulta muy complicado combinar elementos de diferentes siglos, sin que el espectador se pierda, tendrías que jugar a la abstracción, con elementos mágicos.

Cuando estuvimos estudiando la historia que íbamos a filmar, nos dimos cuenta de que nos resultaba fácil situarla a finales de la Segunda Guerra Mundial, y unos años después de la guerra civil. Aparecían vehículos como la moto con sidecar que cuadraban allí, no en los años 20 por ejemplo.

intemperie 38536 g6Habla de temas escabrosos, pero los ha dejado a la imaginación del espectador. ¿Cree que así el film resulta mejor?

No hacía falta ser obvio y evidente. Queríamos que todo eso fuera algo que el espectador conociera poco a poco conforme transcurre la trama. Fue una opción narrativa. Esconder al final lo hace más evidente, y también terrible.

¿Por qué decidió convertir esta historia en un western?

Tomamos esa decisión sobre la marcha. Conforme íbamos buscando las localizaciones nos íbamos dando cuenta de que se trataba de una película sobre una huida, a través de un paisaje rural, donde la cuestión paisajística iba a tener mucho peso, y lo mejor iba a ser contarla con grandes planos generales. Así que llegamos a la conclusión de que el mejor género para una historia así era el western. Ha habido grandes genios que han desarrollado ese tipo de cine, que todos los que tenemos más de cuarenta años conocemos de sobra. Yo creo que he visto más películas de vaqueros que de cualquier otro estilo. Con gran diferencia.

¿Cómo descubrió al niño Jaime López?  

En la película Techo y comida, donde interpretaba al hijo de Natalia de Molina. Me gustó mucho esa película. Cuando empezamos a hacer el casting, pensamos en una serie de características que tenía que tener el actor, cierto atractivo, pero también habilidad interpretativa. Tuvimos suerte y apareció Jaime.

Después tuvo que trabajar mucho. Aprendió a ordeñar, a manejarse con los burros y las ovejas. Tuvimos una coaching que estuvo con él todo el tiempo. Es un chico con mucho talento, y una gran responsabilidad. Se comportó como un auténtico profesional, viniendo todos los días muy metido en su personaje y muy concentrado. Aprendió y supo absorber de todos.

intemperie 38536 g5¿Cómo fue trabajar con Luis Tosar?

Es uno de los mejores actores no sólo de España, sino del mundo. Leyó el guión y aceptó enseguida. Lo que le pides lo hace mucho mejor de lo que esperas. Por eso creo que es tan buen profesional.

Pese a que tarda muchos años en estrenar cada película, ¿se ha puesto a rodar de nuevo tras acabar Intemperie?

Estoy con la adaptación de Pan de limón con semillas de amapola, una novela de Cristina Campos. Ya tenía el guión y ahora he iniciado la filmación. Espero estrenarla la próxima primavera.

Lo último del mundo del cine