Alice Winocour, muy próxima: “Ser astronauta es una experiencia de fragilidad”
IMG-LOGO
Entrevistas

La guionista y directora estrena su premiada película “Proxima”

Alice Winocour, muy próxima: “Ser astronauta es una experiencia de fragilidad”

Alice Winocour ha logrado el Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián gracias a “Proxima”, una película que describe los preparativos del primer viaje espacial tripulado a Marte, pero que fija su atención sobre todo en uno de sus efectos colaterales, la separación por un largo espacio de tiempo de una madre y su hija. Conocida también por su guion de “Mustang”, tuve ocasión de entrevistarla poco después de proyectarse su película en la ciudad donostiarra.

En los últimos tiempos proliferan las películas sobre la aventura espacial, más con los 50 años de la llegada del hombre a la Luna, ahí están títulos como El primer hombre y Ad Astra. ¿Cree Alice Winocour que esto se debe a una nostalgia por un tipo de hazañas que ya no se realizan en la actualidad?

Sí, y está también la película de Claire Denis High Life. Sí, existe esa nostalgia, y es verdad que hemos cumplido ese aniversario. Pero también quería hablar de la fragilidad de la Tierra. Creemos que dentro de pocos años vamos a estar preparados para poner asentamientos en la Luna, o para poblar Marte. Ya no nos parece ciencia ficción, sino que forma parte de la vida real.

Mi idea al hacer esta película era representar la vida real de los astronautas. En otras películas se les presenta como poco menos que superhéroes. Y todo parece muy sencillo, también abandonar la Tierra. Pero es muy difícil. En primer lugar porque el peso de nuestro cuerpo está concebido para vivir aquí, somos criaturas de la Tierra. Pertenecemos a este planeta.

Ha mostrado en Proxima con gran realismo la formación para ser astronauta, un proceso que ha debido ser también duro para Eva Green...

Ser astronauta es una experiencia de fragilidad y vulnerabilidad, al contrario de la imagen que se nos suele trasladar. Desde la Luna, podemos ver la Tierra, pero cuando vayamos a Marte, sólo veremos oscuridad, nuestro planeta no será visible a simple vista.

proxima6También me atraía la idea de separación. En mi película quería hablar de una astronauta, una mujer. Y se va a producir la separación de la Tierra, pero también la separación de una madre y una hija. Es una película no tanto sobre el espacio como sobre la Tierra. Cuanto más te vuelves una persona espacial, más conciencia cobras de tu pertenencia a la Tierra. Las condiciones en el espacio son muy duras. Tu cuerpo crece, es muy, muy doloroso. Tu visión se deteriora, tus células envejecen. Pasa de todo. Los astronautas realizan un entrenamiento muy duro para estar preparados, pero nunca lo están del todo. He querido filmar ese entrenamiento de Eva, lo que hace con ese esqueleto es real, el cuerpo es muy débil, y debes adquirir fuerza con ese brazo artificial. También es real, y lo hacen en la Agencia Espacial Europea, el molde para la nave espacial, y la crema que se echa en la ducha, es otro proceso que se debe realizar. En este sentido, con tanto detalle técnico, mi película se convierte en una combinación de documental y no-documental. Quería mostrar a los astronautas como los auténticos cobayas humanas que son.

Como en mi película anterior, Disorder: El protector, me fascina la relación que tenemos con el cuerpo, me gusta mucho la fisicidad, que todo sea muy carnal. Por eso también quería este rasgo para la relación entre la madre y la hija.

Pese a la dureza del entrenamiento en la profesión de astronauta, parece aún más dura la perspectiva de la separación que se va a producir entre Eva y Stella.

Sí, para mí era muy importante hablar de esta compleja y próxima relación, he querido utilizar esta palabra para el título, “Proxima”, porque es el nombre de la galaxia más cercana a la nuestra. Y sin embargo, está muy lejos. Me parecía la metáfora perfecta de esta relación, se trata de enfrentar lo infinitamente grande con lo infinitamente pequeño, la grandeza del espacio y la intimidad de la familia. Quería mostrar lo que cuesta esa separación.

Al principio, Eva no se muestra muy emotiva. Es como una guerrera, que se ha preparado toda la vida para el combate, en este caso el viaje al espacio. Ella tiene que luchar, como mujer, hacer lo mismo que los hombres, que puedes estar a su altura. Y a la vez, tiene que separarse de su niña. Algo a lo que también alude a la separación de las distintas partes de un cohete cuando viaja al espacio.

La película muestra a un matrimonio separado, en que el padre da la impresión de que se ha desentendido de la educación de su hijo, hasta que le toca reasumir su papel ante la inminente partida de la madre al espacio. ¿Cómo ve el rol del padre ausente en la familia en la actualidad? ¿Cree que ha disminuido su importancia y esto ha contribuido a cierta desestructuración de la familia?

Fue fantástico trabajar con Lars Eidinger, el actor alemán que interpreta al padre. Escribí su papel haciendo que fuera un astrofísico, lo que me parecía muy interesante, porque profesionalmente existe una gran rivalidad entre los astrofísicos y los astronautas, estos segundos reciben una mayor atención mediática. Están bajo las luces de los focos, mientras que a los astrofísicos les toca permanecer en la sombra.

proxima8Los dos padres han compartido el sueño de Marte, y comprende los deseos de Eva de viajar ahí, en cierto modo la está ayudando a lograrlo. Me gustan los personajes complejos y quise que los hombres de la película fueran complejos. En esta astrofísico quise mostrar sus celos, pues estos profesionales se ven como los que piensan, mientras que los astronautas se limitarían a un trabajo físico.

Pero pienso que además aprende y mejora como padre. Aprende a cuidar de su hija, y esto es una forma de liberación para él. Le dice, ¿no querías una bici?, pues ahora tendrás que pedalear. Se produce una mayor conexión con Stella.

Aunque lo que he querido mostrar sobre todo es lo difícil que se hace para una mujer el tipo de separación que describo, porque ella es la que suele ocuparse más intensamente de los hijos, y por tanto desarrolla más fácilmente un sentido de culpabilidad cuando no puede hacerlo. La sociedad nos dice esto, pero, como se ve en el film, un padre también puede hacerlo, aprender a desenvolverse en este tipo de situaciones. Acaba ayudando a la madre y a la niña, a liberarse. La niña debe liberarse del sueño del espacio de su madre.

También creo que la película indica que no existe la madre perfecta. Es lo que le dice el personaje de Matt Dillon. Es mejor perseguir tu sueño que pretender una perfección inalcanzable, que no existe. La niña recupera a su padre, y de algún modo está ya preparada para vivir su vida.

Lo último del mundo del cine