saltar al contenido principal

Ganador de un Tony, era toda una leyenda de Broadway

Era todo un mito para los asiduos al teatro neoyorquino, ganador del Tony. En cine se dejó ver en títulos como “Armas de mujer” o “La boda de mi mejor amigo”. Philip Bosco ha fallecido a los 88 años, y estaba aquejado desde hace tiempo de demencia senil.

Nacido el 26 de septiembre de 1930, en Jersey City, estudió Arte Dramático en la prestigiosa Catholic University of America, de Washington. Sus años universitarios fueron claves, primero porque ya triunfó en aquella época con una representación estudiantil de “Ricardo III”, y después porque en las aulas conoció al amor de su vida, Nancy Ann Dunkle, con la que contrajo matrimonio en 1957. El matrimonio tuvo siete hijos y quince nietos.

Debutó con buen pie en Broadway, pues por su papel protagonista en “The Rape of the Belt”, de 1960, recibió la primera de sus seis candidaturas al Tony. Lo ganaría en 1989 interpretando al director de la Ópera de Cleveland, en “Lend Me A Tenor”, de Ken Ludwig. En las tablas encabezó el reparto de numerosos ‘revival’ de textos clásicos, desde “Un hombre para la eternidad” a “La heredera”.

Para Philip Bosco siempre fue secundario el cine, pero le solicitaban frecuentemente, hasta el punto de que deja decenas de títulos, siempre como secundario. Fue un doctor en Entre pillos anda el juego, aquel capataz de Esta casa es una ruina que siempre que le preguntaban cuánto faltaba para terminar la obra contestaba “dos semanas”, médico en Hijos de un dios menor, y detective en Tres hombres y un bebé. Pero se le recuerda sobre todo como dueño de la empresa en la que trabaja Melanie Griffith, en Armas de mujer. Woody Allen le reclutó alguna vez, para Desmontando a Harry y Sombras y niebla. Se jubiló en 2010, tras ejercer como narrador en la serie documental American Experience.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE