saltar al contenido principal

Él mismo esperaba su detención, tras negarse a comparecer ante el juez

Willy Toledo ha sido finalmente arrestado por agentes de la Policía en la tarde del miércoles, como estaba previsto, pues la semana pasada el juzgado número 11 de Madrid había ordenado su detención.

 

El actor había desoído dos citaciones para declarar, tras una denuncia de la Asociación Española de Abogados Cristianos por vejación de sentimientos religiosos. Poco después anunció en redes sociales que esperaría “pacíficamente” a los agentes en el Teatro del Barrio, en una vigilia nocturna que empezaría a las 23:00 horas.

Ésta se ha celebrado pese a que la detención ha impedido que él mismo asistiera. En el acto han tomado la palabra Diego Cañamero, diputado de Unidos Podemos, Enrique de Santiago, secretario general del PCE, y la escritora Lucía Etxebarría, entre otros. Tras pasar la noche en comisaría, Willy Toledo ha declarado ante el juez a las 10 de la mañana.

La Asociación ha interpuesto la demanda por unas declaraciones difundidas en Facebook, y posteriormente reiteradas en un programa de La Sexta. Además de atacar con grosería a la religión, el polémico protagonista de El otro lado de la cama tildaba de “energúmena”, a una magistrada de Sevilla, que había decidido abrir juicio oral a tres mujeres acusadas de un delito contra los sentimientos religiosos, por llevar a cabo una zafia parodia de una procesión. “Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco”, escribió entonces Toledo.

Polonia Castellano, portavoz de los demandantes –que ha debatido en un programa de la pequeña pantalla con el acusado– insiste en que continuarán “acudiendo a la justicia cada vez que se incite al odio”.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE