IMG-LOGO

Biografía

Guillermo Toledo

Guillermo Toledo

50 años

Guillermo Toledo

Nació el 22 de Mayo de 1970 en Madrid, España

Figura controvertida

30 Marzo 2012

Se le conoce más por su activismo político que por su trabajo en la pantalla o sobre las tablas. A pesar de su innegable capacidad interpretativa, sobre todo en el campo de la comedia, a Willy Toledo le gusta hacerse notar, lo que le ha convertido en un personaje bastante polémico.

Nacido en la capital de España, el 22 de mayo de 1970, Guillermo Toledo Monsalve, más conocido como Willy Toledo, es hijo de José Toledo, un prestigioso doctor, pionero de la cirugía torácica. Desde la adolescencia tenía bastante claro que quería dedicarse a la interpretación, por lo que viajó a Estados Unidos para estudiar en un instituto de arte dramático.

De vuelta a Madrid, se matriculó en la escuela de interpretación de Cristina Rota, donde conoció a los hoy suficientemente conocidos Ernesto Alterio y Alberto San Juan. Fundará con ambos y con la actriz Nathalie Poza la compañía Ración de Oreja, posteriormente rebautizada como Animalario, en honor al título de su primer montaje, escrito por San Juan.

Debutó en el cine como amigo de la mili del protagonista, Jorge Sanz, en Morirás en Chafarinas. Se convierte en secundario habitual del cine español en títulos como Mensaka o Manolito Gafotas y de series como Querido maestro y El comisario. Interpreta su primer papel protagonista con Ramiro Alonso y Pilar Castro en el corto Making of 'Atraco', de Carlos Molinero.

Se consagró con la serie 7 vidas, donde se hace popular con su papel del caradura Richard, conocido de la infancia de los protagonistas iniciales (Toni Cantó y Javier Cámara). También protagoniza con los citados Alterio y San Juan la comedia musical El otro lado de la cama. Encarna a Pedro, el tipo que ignora que la verdadera razón de que su novia le haya dejado es que mantiene un idilio con su mejor amigo (Alterio). Unos años después repitió papel en Los 2 lados de la cama, desmejorada secuela.

Cuando más se hizo notar Toledo fue en 2003, cuando Animalario presentaba los premios Goya. Salió con San Juan a conducir la gala con una camiseta del líder vietnamita Ho Chi Minh. El evento se convirtió en una reiterada muestra de rechazo al gobierno de José María Aznar y su apoyo al despliegue estadounidense en Irak con el lema "no a la guerra", dejando lo cinematográfico en muy segundo plano. El efecto fue muy negativo para el cine español, pues puso de manifiesto más que nunca la politización del sector, y distanció a gran parte de la sociedad y medios de comunicación de las películas producidas en el país.

En cine, Toledo no ha parado de trabajar en títulos como La lengua de las mariposas, Intacto, El viejo que leía novelas de amor, Juana la loca, Al sur de Granada, Salir pitando, Aupa Etxebeste o El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo. Destaca su trabajo como vendedor de grandes almacenes en Crimen ferpecto, de Álex de la Iglesia, con el que ha repetido en La chispa de la vida. En televisión encabezó el reparto de Cuestión de sexo.

Relacionado sentimentalmente entre otras con las actrices Melanie Olivares y Sandra Collantes, Toledo no ha cejado nunca en su activismo político. Fue candidato en las elecciones municipales de El Coronil, un pueblo sevillano, en el Bloque Andaluz de Izquierdas, integrado en Izquierda Unida. Se convirtió en uno de los más activos defensores de la activista saharaui en huelga de hambre Aminatu Haidar, y calificó de delincuente común al disidente cubano Orlando Zapata, fallecido en prisión mientras estaba en huelga de hambre. Causó la indignación, entre otros, del actor Andy García, exiliado cubano, que le propuso que visitara a los presos políticos de Fidel Castro. "No conozco a Guillermo Toledo ni la polémica que han suscitado esas declaraciones en España, pero lamento que aún haya en el mundo, y sobre todo entre los artistas, quien profese amor al castrismo y a Fidel Castro", comentó García.

También ha sido muy criticado Toledo por su reconocido apoyo a Arnaldo Otegui, que fue líder de la izquierda abertzale, en su campaña por el acercamiento de presos de ETA al País Vasco. Durante la huelga general del 29 de mayo de 2002, fue denunciado por el dueño de un bar que recibió insultos y amenazas por parte de un piquete violento que destrozó su local, y que según la denuncia estaba liderado por el actor.

Filmografía
El rey

2018 | El rey

Adaptación fílmica de la obra teatral de Alberto San Juan y Valentín Álvarez, en la que no se trata de disimular en ningún momento su origen escénico. Situado en un espacio oscuro, el escenario de un teatro, e iluminado a contraluz, está el rey Juan Carlos I de España, que acaba de abdicar en favor de su hijo, recién coronado como Felipe VI. Entonces le revisitan diversos fantasmas, que le recuerdan cómo llegó a ostentar la corona. Se trata de una de esas narraciones engoladas, en que el prisma ideológico, el empeño en demostrar que la monarquía es una institución obsoleta, se impone al ingenio creativo, a la capacidad de dotarla de un mínimo de ritmo y chispa. Las visitas de personajes espectrales varios, como el periodista y académico Juan Luis Cebrían, don Juan de Borbón, el padre del rey, o el mismísmo Francisco Franco, se acompañan con audios, a veces auténticos, y con parrafadas discursivas, citando pretenciosamente a autores como Adorno, o haciendo consideraciones vacías sobre lo que el monarca pensaría de su condición real. En cualquier caso el conjunto resulta tremendamente aburrido. Da la impresión de que los mismos autores se dan cuenta de la limitación de su propuesta y de los riesgos que conlleva el sesgo ideológico, por lo que intentan mostrarse contenidos, no ofrecer una pura caricatura. Con lo cual, ni siquiera estamos ante una sátira al uso, de las que provocan la risa o la sonrisa. Luis Bermejo da vida a Juan Carlos I, mientras que Alberto San Juan y Guillermo Toledo se encargan de asumir el resto de roles, en el típico ejercicio de imitaciones.

3/10
Historias de Lavapiés

2014 | Historias de Lavapiés

Largometraje de ficción sobre la vida de personas normales y cotidianas en un momento determinado de sus vidas. Con el madrileño barrio de Lavapiés como escenario es inevitable el trasfondo social. En un barrio de contraste de culturas y clases con una estrecha convivencia se producen a veces conflictos, violentos y éticos, pero que en ocasiones favorecen el diálogo y la solidaridad.

Diamantes negros

2013 | Diamantes negros

Amadou y Moussa son dos chicos adolescentes que viven en Mali en condiciones de pobreza. Su sueño es convertirse en futbolistas profesionales, por eso cuando un ojeador español les hace la promesa de que si se van con él podrán llegar a jugar en las grandes ligas europeas, no dudarán en seguir su sueño. Sin embargo, una vez en Europa comprueban que las cosas son muy, muy diferentes, de como se habían imaginado. Coproducción hispanoportuguesa que denuncia una parte semioculta del negocio del fútbol, la de tantísimos jóvenes africanos que llegan a Europa engañados, con la esperanza de convertirse en estrellas. Por supuesto, nadie regala nada y si se promete algo no es más que para sacar tajada. Queda tristemente claro en Diamantes negros que los intereses que median en el fútbol siguen pautas mafiosas donde la injusticia, el robo y el abuso están a la orden del día. Visualmente el film es sobrio, muy realista, con pocos momentos brillantes, con una puesta en escena próxima al documental o el reportaje. Todo se desarrolla pausadamente, con un guión un poquito simplista –aunque con breves momentos de dura emotividad–, que se va deslizando hacia el presumible e implacable desenlace, un colofón doble, narrado por acciones paralelas. Detrás de las cámaras se sitúa Miguel Alcantud, director de varios capítulos de series de éxito, como Águila roja o El internado. Aquí ha contado con la ayuda de actores consagrados como Guillermo Toledo y Carlos Bardem, aunque sus trabajos son muy secundarios, mientras que se nota que los actores protagonistas, Setigui Diallo y Hamidou Samaké, son debutantes en el cine.

5/10
Los amantes pasajeros

2012 | Los amantes pasajeros

El vuelo de la compañía aérea Península despega desde Madrid en dirección a México. Pero por problemas con el tren de aterrizaje deberán abortar el viaje. Durante varias horas se mantendrán volando por el espacio aéreo español a la espera de tener luz verde para un aterrizaje de emergencia. Con el fin de evitar problemas, la mayoría de los pasajeros han sido drogados convenientemente. El piloto es un bisexual que está enrollado con uno de los tres azafatos homosexuales que completan la tripulación, junto con el copiloto, éste también con líos de género. Entre los pasajeros están una dominatrix de alto standing, un pobre tipo que huye de una chica enferma, una vidente medio tarada que quiere perder la virginidad, un misterioso hombre de negro, un empresario corrupto y una pareja de recién casados. Todos tendrán sus minutos de historia. Dentro del surrealista y disparatado universo de Pedro Almodóvar Los amantes pasajeros es a la comedia lo que La mala educación es al drama. En otras palabras, estamos ante una de las peores películas del director manchego, al menos de los últimos tiempos. Fracasa estrepitosamente en su intento por encontrar la tecla para meterse al público en el bolsillo, cosa que es la verdadera especialidad de Almodóvar y la clave de su éxito. Sin ese don para llegar a la gente, sus argumentos estrafalarios, erótico-festivos y rebuscadamente inverosímiles se vienen abajo. Y aquí ocurre justamente eso. La trama de toda la película es un monumento a la ligereza, la zafiedad, la exageración del mundo de locas homosexuales y conversaciones vanas de portera, tan típico de su filmografía; pero al contrario que otras veces en Los amantes pasajeros nada adquiere consistencia, todo es anecdótico, trivial, tonto: al final el espectador tiene la sensación de haber estado viendo una gigantesca nada, un conjunto de sketches televisivos de muy baja ralea, montañas de chistes verdes, ejercicio de locazas que en otros tiempos darían que hablar y hoy en día no producen risa, sino más bien aburrimiento. Es como si Almodóvar hubiera querido regresar a los 80, con una bomba de frescura escandalosa, y el trasnochado experimento le hubiera explotado en la cara. Hay lógicamente algunos momentos, contados, en que es imposible no sonreírse (o reírse de la pura vergüenza), tales son las esperpénticas situaciones “amaneradas”, así como ciertos coscorrones a las corrupciones del poder y de los negocios que funcionan momentáneamente. También destaca, claro, el numerito musical, por lo insólito y artificioso de la ocurrencia, y ese aire kitch del conjunto, con la luminosa fotografía de colores claros, limpios, de pintura warholiana. Pero, al fin, todo es tan demente y ridículo que ni un impresionante elenco de actores y actrices de enorme renombre –hay cameos hasta de Antonio Banderas, Penélope Cruz y Paz Vega– es capaz siquiera de evitar la catástrofe de la vacua y procaz farsa que inunda cada uno de los minutos del film. Y, si hay que salvar algo, el trabajo de Blanca Suárez en las pocas tomas de exteriores sería una buena opción.

2/10
La chispa de la vida

2011 | La chispa de la vida

Roberto es un publicista felizmente casado, con dos hijos, y el creativo que inventó el lema “La chispa de la vida” para Coca-Cola. Pero está en paro, y a pesar de su valía nadie se fija en él. Tiene la esperanza de que su antiguo jefe en la agencia que le dio su momento de gloria le acoja, pero nada. Desesperado, toma el coche medio zombie hasta Cartagena, y se cuela en el Teatro Romano donde antaño estuvo el hotel donde celebró su luna de miel. Terminará accidentado en una situación en que su vida pende de un hilo, y donde las televisiones de todo el mundo están pendientes de su suerte. Álex de la Iglesia parece haberse inspirado en dos fuentes absolutamente reconocibles: El gran carnaval, grandísima película de Billy Wilder, y la aventura real de los mineros chilenos acontecida en 2010, seguida por personas de todo el mundo del planeta, y citada expresamente en el film. La actual situación de crisis económica, más el fichaje de un cómico con la gracia natural de José Mota y una actriz glamourosa como la mexicana Salma Hayek son otros sabrosos ingredientes para una película que prometía mucho más que lo que da. La sensación que transmite es la de un rodaje apresurado, con cierta escasez de medios, aunque justo es reconocer que el cineasta se esfuerza en sacar partido a los vistosos escenarios de las Torres de Madrid y el Teatro Romano. Es obvio que el punto de partida de esta tragicomedia tiene gancho, aunque no sea original. Y que la crítica a la deshumanización de la empresa y los medios de comunicación es acertada y necesaria en los tiempos que corren. Además hay momentos con chispa, si se nos permite la expresión del título, que despiertan la sonrisa. Pero dicho esto no se puede dejar de señalar que la narración resulta algo tosca, todo es muy obvio y repetitivo. Ver por ejemplo a Fernando Tejero repetir al menos tres veces un gesto de OK como agente despiadado, o a Juan Luis Galiardo excusándose una y otra vez como alcalde tratando de salvar su trasero cansa. Y el prólogo hogareño de Mota y Hayek es larguísimo y ralentiza que entremos rápidamente en harina.

5/10
Desechos (2010)

2010 | Desechos

En plena crisis económica, Kiko (Eric Francés) y Marcelo (Adrià Collado) creen encontrar la solución a sus problemas económicos realquilando una habitación de su casa en Ibiza... Como el piso en el que viven sólo tiene dos, adaptan el armario empotrado de la vivienda como si de un pequeño cuarto se tratara. Tras una serie de visitas fallidas aparece Soto (Fernando Tejero), un extraño personaje que no sólo acepta vivir en el pequeño “dormitorio” sino que además les ofrece la solución definitiva a sus todas sus penurias.

After

2009 | After

Una noche. Manuel, Julio, Ana. Tres amigos treintañeros que no se ven desde hace un año. Han quedado a cenar, y luego tendrán una noche loca, en la que vienen los recuerdos de su mediocre vida en ese tiempo en que no se han visto. Manuel está casado y tiene un niño, vive en un urbanización de lujo. Pero está como agarrotado, no es feliz en su vida familiar. Julio tiene un horrible trabajo, que consiste en evaluar plantillas de trabajadores en empresas, para proceder a su reducción. Carente de algo que pueda llamarse ética profesional, su vida sentimental no existe, se limita a tener citas sexuales concertadas en internet, donde es habitual de los 'sites' porno. Por último Ana nota que su novio no se compromete en la relación con ella, y sólo el atropello de un perro y su posterior cuidado le da un aliciente para sentirse viva. Alberto Rodríguez (7 vírgenes) entrega un film deprimente y desesperanzado acerca de una sociedad egoísta, cuyo vacío interior se hace cada vez más hondo. La estructura narrativa -la noche vista desde los puntos de vista de los tres protagonistas, con flash-backs de sus andanzas del último año- no acaba de funcionar, y ciertamente el tramo de Ana está desequilibrado con respecto a los de Manuel y Julio. Es el clásico título que levanta acta notarial de un lamentable estado de las cosas, con una insistencia agotadora en la perversión sexual -internet porno, tríos, infidelidad adúltera...-, pero que no ofrece nada a cambio. Por ejemplo, es revelador el uso metafórico del film de Don Siegel La invasión de los ladrones de cuerpos -donde unos extraterrestres sin emociones reemplazaban a los humanos- en el segmento del film de Manuel, porque resulta imposible saber si este personaje-zombi fue alguna vez humano, no se sabe que etapa de su vida sería recuperable: ¿su vida familiar le ha convertido en un 'vaina', y antes era un 'tipo genial'? La verdad, no parece. Otro tanto cabría decir del simbolismo del perro atropellado, al que se trata de curar, pero que el veterinario recomienda sea sacrificado. Los actores -Tristán Ulloa, Guillermo Toledo, Blanca Romero- son solventes, pero no hacen más que encarnar el hedonismo estéril, la existencia desamorada, que exigen el guión de Rodríguez y Rafael Cobos.

4/10
Santos

2008 | Santos

El cineasta chileno Nicolás López debutó con la prescindible comedia Promedio rojo, apoyado por su amiguete Santiago Segura, que interpretaba un pequeño papel. López había escogido hablar de sí mismo, pues contaba las peripecias de un joven muy parecido a él mismo, prototipo de ‘friqui’, estudiante de instituto, con poco éxito a nivel social, que escapa de sus problemas dibujando y leyendo cómics, y que intenta conquistar a una chica atractiva. Su segundo trabajo –para el que cuenta con un presupuesto más amplio y protagonistas de renombre– va en la misma línea. Lo protagoniza otro ‘friqui’, aunque esta vez treintañero. Salvador Santos –cuyo apellido propicia el título del film– también es casualmente dibujante de cómics, y también intenta conquistar a una chica atractiva. Un día se presenta ante él Antropomosco, un extraño ser que le explica que el universo es en realidad un ‘dobleverso’, formado por dos dimensiones distintas. Y resulta que el mejor amigo de Santos es un tirano que proviene de la otra dimensión, dotado de superpoderes, que tiene planes siniestros. Sólo Santos podría detenerle, si acepta ser entrenado para convertirse en superhéroe. Nicolás López ha recibido unas críticas bastante buenas, con elogios de directores como Quentin Tarantino y Robert Rodriguez; y la revista Variety ha dicho de él que es el próximo Guillermo del Toro e incluso ha conseguido ser distribuido en todo el mundo por una ‘major’, Disney. Además, ha recibido el Premio Especial del Jurado a la Película más innovadora, en el Fantastic Film, de Austin. Sin embargo, se trata de una gamberrada con poca gracia. Es cierto que Nicolás López tiene cierta imaginación visual, pero eso no basta para sostener una cinta con un humor muy simplón. Parte de una idea trillada, de la que es incapaz de sacar ninguna secuencia fresca. En cuanto a los actores, sólo Leonardo Sbaraglia y Elsa Pataki parecen tomarse en serio sus papeles, mientras que el resto parecen aficionados. Especialmente histriónico resulta Guillermo Toledo.

3/10
La buena nueva

2008 | La buena nueva

Vísperas de la guerra civil española. Don Miguel es un sacerdote muy capaz y rebosante de espíritu evangélico, de deseos de predicar la buena nueva. Su obispo confía mucho en él, a pesar de su juventud y de que es muy impulsivo. De modo que le destina a Azania, un pueblo navarro, donde el anterior párroco no ha conseguido ganarse a sus feligreses por motivos ideológicos. Y en efecto, para allá va don Miguel todo optimista, dispuesto a preocuparse sólo de las almas, sean del color político que sean. Pero el estallido de la guerra, y el que Azania queda en la zona sublevada, no va a suponer la ventaja que podría creerse. Pues el clérigo observa horrorizado las represalias orquestadas por falangistas y requetés, asesinatos en todas regla. El hombre tratará de templar gaitas, lo que hace que se gane la confianza de Margari, la joven maestra encinta, viuda por culpa de las mentadas represalias. En el país de Los girasoles ciegos, La buena nueva hasta parece equilibrada, en la enémisa mirada a la guerra fraticida desde el bando de los perdedores, con el obligado subrayado de la memoria histórica, el “no olvidar” que tan buenos réditos da cara a la opinión pública y en el momento de obtener ayudas públicas. Por supuesto que tenemos a los típicos falangistas que no respetan ni a Dios ni a las personas, pero Helena Taberna y su coguionista Andrés Martorell se han empeñado en construir un personaje atractivo, el del cura protagonista, todo un mozarrón amante del frontón, que a la hora de enfrentarse a distintos dilemas morales haría prevelacer el valor supremo de la caridad, del evangélico amor al prójimo, como forma de amar a Dios. La directora, que se ha basado en la historia de un sacerdote pariente suyo, don Marino Ayerra, demuestra mayor sutileza que José Luis Cuerda a la hora de perfilar su historia, porque ciertamente don Miguel se enfrenta con situaciones injustas, que él encara con el deseable espíritu cristiano. Pero no nos engañemos, en el fondo, tenemos más de lo mismo. La idea es una condena de la actitud de la Iglesia en toda regla, con la contraposición entre jerarquía y curas “oficiales”, que abrazan la causa del bando nacional –el film no da ninguna razón de por qué esto sería así–, hasta entrenándose en el manejo de las armas, y los que tratan de vivir con sencillez las enseñanzas de Jesús –ahí tendríamos a don Miguel–. En tal disyuntiva, las simpatías se decantan sin ambajes hacia el segundo lado; aunque al final tendríamos la crónica de un fracaso –no admitido, claro está–, pues el protagonista debería renunciar a seguir en una institución que habría traicionado las intenciones de Jesús. La película de la directora de Yoyes es bastante irregular. Al principio se sigue con interés, porque la incorporación del cura al pueblo, su "toma y daca" con los bandos enfrentados, se narra con estilo, diríase que se ha inspirado en Proibito de Mario Monicelli, incluso en ese amor humano que no se quiere admitir. Pero a medida que avanza la historia, pierde fuelle, se prolonga en exceso, y en el último tramo se produce un importante desequilibrio al cargar la mano en el personaje del requeté, que aparentaba ser una buena persona, pero que en el final de opereta resulta mil veces peor que el repugnante falangista.

4/10
El síndrome de Svensson

2007 | El síndrome de Svensson

Autor de cortos y episodios de teleseries, Kepa Sojo debuta en el largometraje con la que él mismo define como “la primera película del absurdo pop”. El calificativo alude a que mezcla humor absurdo, inspirado en Amanece que no es poco y el cine de Berlanga, con música pop. Por lo demás, es una road movie que entrelaza peripecias de muchos personajes extremos e irreales. El protagonista es Ángel Mari Svensson, que sufre un extraño mal que el médico ha calificado como síndrome de Svensson, pues no conoce ningún caso similar. No sabe si se solucionará, pero emprende un viaje en autostop a Xátiva, en busca de la mujer ideal. Por el camino se cruza con personajes de lo más estrambótico, como Mariloli, una churrera que el día de su boda ha decidido dejar plantado a su novio, y huir a la carrera vestida de novia. También conocerá a dos camioneros “frikis” que se pasan el día hablando de Tolkien, un cataléptico que había sido enterrado vivo y dos raperos que hablan como si cantaran rap. Una comedia así, de gags aislados, podría funcionar en un caso remoto, con un director más habilidoso. Pero Sojo muestra una preocupante falta de imaginación a nivel visual, mientras es incapaz de dirigir a un grupo de actores, a veces solventes, que sobreactúan para salir del paso. Lo más preocupante es el guión, una caótica sucesión de chistes simplones y personajes sonrojantes. No pretende ser un musical, pero a veces intercala auténticos videoclips musicales que no vienen al caso ni aportan nada a la inexistente trama.

1/10
¿Quién dice que es fácil?

2007 | ¿Quién dice que es fácil?

Aldo regenta un lavadero de coches. Es un tipo puntilloso, al que le gusta tener todo bajo control, y que se hagan las cosas como él cree que deben hacerse. Por ejemplo, nunca dejará a sus empleados marcharse antes de la hora aunque llueva a mares, motivo por el cual es poco probable que nadie traiga a lavar su automóvil. Contiguo a su casa, Aldo tiene un piso que desea alquilar. Y aparece en escena Andrea, una fotógrafa guapa y desinhibida. Se convertirá en inquilina, y su carácter no puede ser más opuesto al de Aldo. Entre que ella anda "buscando guerra" y él es bastante tímido, tendrán enseguida un escarceo sexual: pero él tiene un problema, y es que no puede controlarlo todo, pues tiene eyaculación precoz. Decepcionante comedia del tándem Juan Taratuto-Diego Peretti, que funcionó razonablemente en No sos vos, soy yo. Tal vez por partir de material ajeno -el guión es de Pablo Solarz (Historias mínimas), aunque los títulos de crédito conceden a Taratuto y Peretti el papel de adaptadores del diálogo- y por un tonto afán de modernidad de dudoso gusto, el caso es que el film nunca logra funcionar. Tiene a su favor la gracia natural de Diego Peretti -cada vez más en su rol de "Woody Allen argentino"-, que al principio promete, pero la estructura narrativa tiene agujeros por todas partes, y la historia se estanca enseguida. Como trama alocada todo queda en la promiscuidad de ella -está embarazada y no sabe quién es el padre de la criatura ni le importa-, en el complejo de él por su "problemilla", que pretende arreglar con ayuda de su madura asistenta, y en ocurrencias como la del deseo de Andrea de parir en casa, porque es más natural, lo que propicia la presencia secundaria de Guillermo Toledo como médico naturalista. La subtrama del padre viudo no aporta nada en su equívoco mensaje, y los amigos de Aldo con los que juega al scalextric o su abogado-psiquiatra son presencias que podrían haber dado mucho más juego humorístico.

3/10
Cuestión de sexo

2007 | Cuestión de sexo | Serie TV

Diego es un profesor de autoescuela felizmente casado, con una hija. Un día espera junto a su esposa a unos amigos a los que han invitado a comer. Pero Diego no puede resistirse y acaba confesándole a ella que le ha sido infiel. Como es de suponer, esto desencadena una crisis matrimonial. Willy Toledo protagoniza esta serie coral, con siete personajes principales –tres parejas y la hija en la ficción de Toledo–. Narra con humor problemas matrimoniales típicos de la sociedad actual.

4/10
Salir pitando

2007 | Salir pitando

El cineasta Álvaro Fernández Armero lleva años especializado en el terreno de la comedia, con títulos como Todo es mentira, Brujas y Nada en la nevera. Ocasionalmente, ha dirigido un documental (Ángel Nieto: 12+1) y una cinta de terror (El arte de morir). Ahora, vuelve a su género habitual en este título, que pone de manifiesto que su cine ha ido ganando en calidad e incluso poco a poco se vuelve menos maniqueo. El guión, coescrito por el propio Fernández Armero y por Juan Cavestany (El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo), parte de un divertido punto de partida. Luis Ratón Pérez, que por razones obvias suele omitir su primer apellido, es un árbitro de primera división que cometió un error de apreciación importante en un partido decisivo, por lo que la prensa le odia a muerte, y la gente que le reconoce por la calle suele insultarle. El acontecimiento coincidió con el desmembramiento de su matrimonio, lo que derivó en que su mujer se separara, y acabara en brazos de otro hombre, que no es otro que Rafa, el mejor amigo de Luis y su habitual juez de línea. Aunque lleva un tiempo alejado de los terrenos de juego, Luis es designado juez de un partido que decidirá el título de liga, por lo que debe viajar a Huelva, acompañado de Luis, que decide aprovechar la ocasión para confesarle algo que éste no se espera ni por asomo: que mantiene un idilio con su ex. A pesar de su asumida ligereza, Fernández Armero ha filmado su mejor película, que se sigue hasta el final con una sonrisa, y tiene momentos divertidos, por lo que al menos al espectador no le entran ganas, como en otras producciones españolas, de ‘salir pitando’. Retrato costumbrista de la sociedad española, apasionada por el fútbol hasta el extremo, Fernández Armero acierta al centrarse en los desencuentros entre los dos protagonistas, amiguetes de toda la vida. Aunque otro director le habría sacado más jugo, de las peripecias de los protagonistas se desprende una metáfora sobre la firmeza necesaria para tomar decisiones importantes, y afrontar las consecuencias, tanto en el terreno de juego, como en la vida. Su principal defecto es que a Guillermo Toledo, en ocasiones eficaz secundario, le viene grande interpretar un papel protagonista. Con un actor más dotado para la comedia, los resultados habrían sido más redondos. Por otro lado, cabe destacar la pequeña pero divertida intervención del comentarista deportivo Manolo Lama, interpretándose a sí mismo.

4/10
Aupa Etxebeste!

2005 | Aupa Etxebeste!

Divertida comedia dirigida al alimón por los jóvenes vascos Asier Altuna y Telmo Esnal. Sin ser una gran maravilla, se pasa bien, hay ritmo y situaciones divertidas en esta comedia algo esperpéntica. La familia Etxebeste se va de vacaciones a Marbella. Pero antes de salir, el cabeza de familia, Patricio, recibe una tremenda noticia del banco: todos sus bienes han sido embargados y se ha quedado sin un céntimo. El plan familiar de urgencia será entonces encerrarse de incógnito en su casa, mientras amigos y vecinos creen que están de vacaciones.

4/10
Los 2 lados de la cama

2005 | Los 2 lados de la cama

En el año 2002, Martínez-Lázaro dio la campanada con El otro lado de la cama, una original comedia de amores desenfadados a flor de piel, que llevaba al cine nacional el nuevo resurgimiento del género musical. Pese a sus limitaciones, la película se convirtió en la más taquillera de la temporada. Esta segunda parte, vuelve a jugar con las mismas bazas: parejas de jóvenes amigos que se enamoran, desenamoran, se acuestan, se engañan, se odian… El tono sigue siendo tan divertido como picante y superficial, y para ir a la moda el quid de la cuestión es ahora la homosexualidad. Y entre beso y beso, unas divertidas canciones (Tequila, Los Rodríguez, Alaska, Loquillo), interpretadas en playback y con unas caseras coreografías marca de la casa. Destacan, eso sí, los fantásticos intérpretes (aunque se nota la ausencia de Paz Vega y Natalia Verbeke).

4/10
El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo

2004 | El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo

En los 80, Pocholo y Borjamari son los reyezuelos de la discoteca Aguacates, donde bromean con las chicas, y hacen el gamberro con su primo Pelayo. Veinte años después, siguen yendo al mismo local, aún no han terminado sus estudios de derecho, y todavía viven en casa de sus padres. Para vengarse de ellos, Pelayo les convence de que va a tener lugar un concierto de Mecano, su grupo favorito, en un lugar apartado. Santiago Segura produce y protagoniza esta comedia cortada a su medida, en la que parodia a los niños pijos más exagerados, tras haber hecho lo propio con los “heavis” más macarras, en Isi & Disi. Supone el debut como directores del productor Enrique López Lavigne y el guionista Juan Cavestany, quienes a pesar del tono alocado, los personajes estereotipados y el exceso de risas facilonas, aprovechan para criticar el síndrome de Peter Pan que afecta a tantos jóvenes actuales, reacios a madurar.

2/10
Crimen ferpecto

2004 | Crimen ferpecto

Rafael es un joven vendedor mujeriego, que aspira a convertirse en jefe de planta de unos grandes almacenes. Pero su principal rival, el veterano don Antonio factura más que él, y le usurpa el puesto. Durante un forcejeo con don Antonio, que pretende despedirle, Rafael acaba asesinándole accidentalmente. Así que tiene que acceder a los deseos de Lourdes, una subordinada que físicamente es poco agraciada, que ha sido testigo del desafortunado suceso y que le chantajea con contárselo a la policía, si no contrae matrimonio con ella. Álex de la Iglesia recupera el humor negro y cínico, su marca de fábrica en comedias como El día de la bestia y La comunidad, y lo mezcla con una trama de suspense que homenajea al maestro Hitchcock, a cuyo Crimen perfecto se alude en el título. De arranque inmejorable en lo que se refiere al duelo de vendedores, posteriormente sufre alguna  caída de ritmo, y el guión es un tanto alocado y rutinario. Pero la actriz Mónica Cervera es todo un descubrimiento.

4/10
Seres queridos

2004 | Seres queridos

Leni, una joven judía, se enamora de Rafi, un joven palestino. Presentárselo a su familia no saldrá tan bien como esperaba. Film que desarrolla de forma amable el conflicto de Oriente Medio. De todas maneras, a pesar de sus buenas intenciones y de sus esforzadas interpretaciones, apenas mantiene el interés.

4/10
Las voces de la noche

2003 | Las voces de la noche

España, años 50. Una oscura ciudad de provincias. Un amor clandestino entre dos jóvenes de distinta condición social. Jorge es el hijo del creador de la fábrica de la que malvive el lugar; Elisa es, sencillamente, la hija del contable. ¿Hay alguna esperanza para ellos, o el tiempo pasará y lo suyo se agostará? Salvador García Ruiz es aficionado a las adaptaciones literarias. Acertó en su debut, llevando al cine la emblemática novela de José Ángel Mañas. Menos fortuna tuvo con la audaz El otro barrio, basada en una obra de Elvira Lindo. Ahora se las ve con una triste novela de Natalia Ginzburg, que ella situaba en Italia, pero que él readapta a lo que pudo ser la vida de sus padres y abuelos. La historia se desarrolla con ritmo moroso, como queriendo plasmar la vida gris de los personajes; y son los actores, Tristán Ulloa y sobre todo Laia Marull, los que han de arreglárselas para dar verosimilitud a los altibajos de su apasionada relación.

3/10
Al sur de Granada

2003 | Al sur de Granada

Gerald Brenan, un joven escritor inglés, llega a la Andalucía profunda en los años 20, en busca de un sitio tranquilo para desarrollar su obra. Fernando Colomo recurre a un personaje real, amigo de Dora Carrington, para entregar unos de sus típicos filmes libertinos. Aquí es el inglés quien, dentro de una España atrasada, con las injusticias palmarias que separan a los señoritos de la gente humilde, descubre la “alegría de vivir” hispana, tal y como Colomo la entiende.

4/10
El misterio Galíndez

2003 | El misterio Galíndez

Muriel Colber, una joven norteamericana, está escribiendo su tesis sobre Jesús de Galíndez, un vasco afincado en Estados Unidos tras la guerra civil. Representante del PNV en el exilio, Galíndez desapareció sin dejar rastro tras sufrir un extraño secuestro en Nueva York en 1956. La investigación de Muriel no hace más que alimentar su curiosidad; e intuye que está descubriendo uno de esos cadáveres molestos, que todos los gobiernos guardan con celo en sus armarios. Adaptación de la novela del recientemente fallecido Manuel Vázquez Montalbán, y con toda seguridad la mejor película de Gerardo Herrero. La película se inscribe en la tradición de películas de periodistas que descubren que las más altas instancias del poder están podridas. Se desarrolla así la hipótesis de la conspiración de altos vuelos, en la que colaboraron el dictador Trujillo, de Santo Domingo, con la CIA. Seis países, incluido España, coproducen el film. Entre los actores internacionales están la protagonista, Saffron Burrows (Deep Blue Sea, Miss Julie), y Harvey Keitel, en un típico papel suyo de siniestro agente de la CIA. Entre los hispanos, Eduard Fernández da vida a Galíndez, y Guillermo Toledo al novio hispano de Muriel.

5/10
Peor imposible

2002 | Peor imposible

Después de seis meses sin verse, una pareja de novios se ha preparado una nochecita de sexo, en la más estricta intimidad. Pero no va a ser fácil, pues su nidito de amor se convierte en algo muy parecido a una estación de metro, donde hacen parada un hermano que aparece con un cadáver, un abuelo viejo verde, y 50 amigotes que han preparado una fiesta sorpresa. En definitiva, peor imposible. Y también puede decirse que la calidad del film es casi un homenaje al título.

2/10
7 vidas (5ª temporada)

2002 | 7 vidas | Serie TV

A casa de Gonzalo llega su hermana Vero, una joven independiente que ha estado viviendo en Londres una larga temporada. Enseguida comenzará una relación con Richard, relación que tendrá altibajos continuamente. Diana empezará a trabajar como actriz en la serie 'Aulas vacías, corazones llenos', interpretando el papel de una adolescente y en su vida personal conocerá a la militar Nieves, con la que es feliz y pensará incluso, en formalizar la relación. Nuevas carcajadas con la quinta entrega de esta exitosa serie española, a la que se une la joven Eva Santolaria.

5/10
El otro lado de la cama

2002 | El otro lado de la cama

Sonia y Javier: son novios, y llevan varios años viviendo juntos. Se supone que son grandes amigos de otra pareja de novios, Pedro y Paula. Pero lo cierto es que Javier se ha liado con Paula; ésta querría que la cosa se hiciera pública, pero Javier teme las iras de su amigo Pedro, y hacer daño a su novia de siempre, Sonia. Nuevas amistades enamoradizas complicarán aún más estas relaciones contruidas sobre el resbaladizo terreno de la mentira. Emilio Martínez Lázaro parece especializado en comedias de jóvenes desorientados, que pasean sus amores y desamores sin llegar a conocer nunca el valor de la palabra compromiso. La prueba, Los peores años de nuestra vida y Amo tu cama rica. En esta ocasión cuenta con el libreto de un joven guionista, David Serrano, que aporta buenas dosis de humor a la desencantada y cínica trama. Un reparto juvenil bien conjuntado, y la idea (vista en títulos célebres como Magnolia) de poner a cantar a los actores en medio de una escena (bien escogidas las canciones, cuidada coreografía de Pedro Berdäyes) hicieron de este film la película española más taquillera de 2002.

4/10
La espalda de Dios

2001 | La espalda de Dios

Rosa está a punto de casarse con su novio de toda la vida. Pero conoce a Iván. Aquello es amor a primera vista. Se casan y montan un bar. Pero empiezan los problemas. Porque Iván le da demasiado al juego. Rosa está muy enamorada y se lo aguanta todo. Pero la paciencia tiene un límite. Pablo Llorca firma una película sincera, aunque con altibajos. Asegura haberse inspirado en un hecho real para perfilar sus personajes, atraido por su dimensión hiperromántica: "Es un amor más allá de la sensatez, como es normal si es verdadero amor. Una relación perjudicial que la condujo a ella hacia el precipicio".

5/10
Juana la Loca

2001 | Juana la Loca

1496. La infanta Juana parte rumbo a Flandes. Sus padres, los Reyes Católicos, han concertado su matrimonio con Felipe el Hermoso. Ella emprende el viaje temerosa. Es la primera vez que sale de España, y teme no llegar a amar a su futuro marido. Temor infundado, pues verle y sentirse atravesada por las flechas del amor, es una misma cosa. Lo malo es que hay amores que matan, o que vuelven a la gente loca, o al menos celosa y obsesiva. Y es lo que le va a ocurrir a la enamorada Juana. Aunque se hablaba de que Vicente Aranda iba a basarse en la obra de Tamayo y Baus que inspiró Locura de amor –dirigida por Juan de Orduña–, el director ha preferido tamizarla con sus personales ideas del amor, los celos y el sexo que impregnan toda su filmografía. Ello respetando los hechos históricos en gran medida, y apoyándose sobre todo en el magnífico trabajo de la actriz protagonista, a la que le toca cargar sobre sus hombros todo el peso de la película. Tarea difícil, pero de la que sale airosa Pilar López de Ayala, que logró desbancar en los Goya a la mismísima Nicole Kidman. El esfuerzo de producción ha sido enorme, pero vestuarios y decoración logran el milagro de que viajemos en el tiempo a las cortes de Flandes y Castilla.

3/10
El viejo que leía novelas de amor

2001 | The Old Man Who Read Love stories

El Idilio es un remotísimo pueblo que se encuentra en plena selva amazónica. Allí, junto a los indígenas, vive Antonio José Bolívar, hombre blanco, que conoce y respeta las leyes de la selva. Aunque ya anciano, es un experto cazador, capaz de enfrentarse al temible jaguar. De vez en cuando le toca guiar a grupos de forasteros con mucha pasta, que quieren darse el caprichito de cobrar alguna pieza en una cacería. Los ratos libres los mata Bolívar leyendo novelas rosas, historias de amor impresas en papel barato, que le proporciona el dentista del poblado. Sensible adaptación de la preciosa novela de Luis Sepúlveda. Esta coproducción internacional, en la que ha intervenido España a través de Iñaki Núñez, no escatima medios a la hora de presentar las aventuras selváticas de Bolívar. El reparto cuenta con dos actores de campeonato: el americano Richard Dreyfuss, que ganó el Oscar por La chica del adiós, y el británico Timothy Spall, actor fetiche de Mike Leigh, con quien hizo Secretos y mentiras. Dreyfuss quedó fascinado por el guión: “El personaje de Antonio es una persona a la que se debe admirar. Nunca había dado vida a otra igual. Es una historia de supervivencia, pero ante todo es una maravillosa historia de amor.”

5/10
7 vidas (4ª temporada)

2001 | 7 vidas | Serie TV

Cuarta temporada de la serie televisiva, que de nuevo describe en formato de "sitcom" las inestables relaciones sentimentales y desequilibrios emocionales de los protagonistas. En esta entrega Paco se ha marchado de casa porque quiere participar en un reality show. En su lugar viene Félix (Florentino Fernández), el otro hijo de Sole, el cual se acaba de divorciar de su mujer con la que no acabó demasiado bien y con la que debe repartirse la custodia de su hija Blanca. Por otro lado, Gonzalo y Carlota, continúan sus andanzas como matrimonio y Richard (Guillermo Toledo), un amigo de toda la vida de Gonzalo, llega al 'Kasi ke no'.

4/10
Amor, curiosidad, prozak y dudas

2001 | Amor, curiosidad, prozak y dudas

Rosa, Cristina y Ana. Son hermanas, pero no se parecen demasiado. Una estudia, la otra es una yuppie, la tercera es una mal casada. Se debaten en un mar de dudas, a la búsqueda del amor. Y si no aparece, ahí está el prozak, para evitar la depre. El film de Miguel Santesmases adapta libremente la novela de Lucía Etxebarría. El recurso a la acidez pone sobre el tapete algunos de los males de la modernidad.

3/10
Intacto

2001 | Intacto

Por el mundo pululan una serie de personas con un peculiar don: la suerte. Una de ellas es Sam, que regenta un extraño casino. Otra, Federico, que sobrevivió a un terrible terremoto. Éste, por algún misterioso motivo, tiene un interés especial en reclutar a la gente que comparte su mismo don. Pronto detecta la existencia de Tomás (Leonardo Sbaraglia), único superviviente de un terrible accidente aéreo. El canario Juan Carlos Fresnadillo llamó la atención hace unos años al lograr ser nominado al Oscar por su cortometraje Esposados. Aunque se ha hecho esperar, aquí llega su primera película larga. Siguiendo la estela de Alejandro Amenábar, nos ofrece un thriller que nos lleva por donde no esperamos. Con escenas angustiosas, como la que transcurre en medio de una autopista plagada de vehículos, o la de la carrera en el bosque, Fresnadillo logra con creces su intención de sorprender. Además se rodea de un reparto la mar de simpático: desde el argentino en boga Leonardo Sbaraglia, pasando por el “exorcista” Max Von Sydow, o el zambraniano Antonio Dechent.

6/10
El otro barrio

2000 | El otro barrio

Un adolescente algo tímido. Debido a un estúpido accidente doméstico, dos amigos resultan heridos graves y un vecino muerto. Ello le lleva al reformatorio. La separación de su familia, y la relación con un abogado que logró salir del barrio, le dan alas para crecer por dentro. Al igual que la relación con su compañero de cuarto en el reformatorio, y la gente que trabaja allí. Salvador García Ruiz, que ya sorprendió con Mensaka, adapta la obra de Elvira Lindo, y logra un film humano, con personajes complejos. Puede reprochársele el arranque, o la fotografía un tanto artificiosa, pero le salva con creces el entremado de relaciones que plantea, perfectamente creíbles.

6/10
7 vidas (3ª Temporada)

2000 | 7 Vidas | Serie TV

En la vida de Paco entra Álex, hermanastro que no conocía y que es el hijo de su padre con un antiguo ligue. A Álex empieza a gustarle Esther, una compañera de Carlota. Por otro lado, Gonzalo y Carlota continúan con su relación de novios y tienen planes de boda, y como Álex no se decide a conquistar a Esther, empieza a salir con la joven sobrina de Sole, Lucía. Por su parte, Diana descubre que es lesbiana. Y por otro lado, Aída, la asistenta de Sole, se unirá al grupo cuando comienza a trabajar en el Kasi ke no. Tercera entrega de una de las series con más éxito de la televisión española. En esta temporada Toni Cantó y Paz Vega ya no se encuentran entre el reparto pero en su lugar entran Pau Durá (Krámpack) y Marian Álvarez (Hospital Central, Lo mejor de mí).

5/10
7 vidas (2ª temporada)

1999 | 7 vidas | Serie TV

Nuevas desventuras de Gonzalo, Paco, Carlota, David, Sole y Laura. En esta temporada se une Anabel Alonso en el papel de Diana, una joven actriz que lucha por conseguir buenos papeles que le vayan dando poco a poco celebridad nacional. Paco, por su parte, encontrará un trabajo como guardia de seguridad.

5/10
Zapping

1999 | Zapping

Un matrimonio está en crisis. La nueva novia del marido es aficionada a los astrólogos. El ex novio de ésta es un delincuente huido de la justicia. Entre medias, televisión, mucha televisión. Nueva muestra del joven cine español, con personajes inmersos en la perplejidad sentimental, a los que dan vida prometedores actores.

3/10
7 vidas

1999 | 7 vidas | Serie TV

Gonzalo Montero es dueño de un bar llamado 'Kasi ke no'. A él acude su amigo David, que acaba de salir de un coma larguísimo, su vecina Laura y su amiga Carlota, hermana de David. Con ellos estará también Sole, una viuda con ideas comunistas y un carácter bastante fuerte, que se caracteriza además por ser en el fondo encantadora y por las collejas que le da a su hijo Paco, un muchacho que de bueno que es, es tonto. Sitcom española que alcanzó enorme éxito de audiencia. Llegó a estar 10 temporadas en antena y por ella pasaron un número señalado de actores españoles. Está protagonizada por Javier Cámara, Amparo Baró, Blanca Portillo y Gonzalo de Castro, entre otros

5/10
La lengua de las mariposas

1999 | La lengua de las mariposas

Invierno de 1935. Un pueblecito gallego. Moncho, un niño de ocho años, se incorpora a la escuela regentada por don Gregorio, un maestro republicano que procura inculcar en sus alumnos el amor por la libertad y los valores cívicos. José Luis Cuerda, con guión de Rafael Azcona, adapta y entrelaza tres relatos de Manuel Rivas, incluidos en el libro "¿Qué me quieres, amor?". Resulta muy emotiva la relación profesor-alumno, y la historia de amor platónico entre el hermano de Moncho y una chica filipina. La ambientación, fotografía y música están cuidadísimas. Fernando Fernán Gómez está perfecto. Si algún reproche cabe a la realización del film, es por su excesivo parecido con Secretos del corazón, y por su final, algo deprimente, y que no cuadra con la personalidad del simpático Moncho. ¿Afán de revanchismo por épocas pasadas, quizá?

6/10
Se buscan fulmontis

1999 | Se buscan fulmontis

Tres amigos en paro acuden a una empresa que anuncia que "buscan fulmontis". A pesar de que sus aspectos físicos son deplorables, están dispuestos a todo por dinero. Tonta película española, versión lamentable del film británico Full Monty, rodada dos años antes.

2/10
La mujer más fea del mundo

1999 | La mujer más fea del mundo

El futuro. España es una república federal. Lola Otero, la mujer más fea del mundo, fue criada por una monja ciega. Conocedora de lo que es el desprecio, la humillación y los fracasos amorosos, se somete a una complicada operación para convertirse en una hermosísima chica. El film, curiosa mezcolanza de esperpento, romanticismo y gore, sacude sin piedad al mundo de las top model y las pasarelas. Los efectos especiales y ambientación están cuidadísimos, aunque la pretendida reflexión de Miguel Bardem sobre la belleza interior se queda un pelín en la superficie. La peli supone el descubrimiento de una nueva actriz, Elia Galera.

4/10
Mensaka

1998 | Mensaka

Realismo sociológico español de altos vuelos, en la línea de Barrio o Solas. En este caso, Mensaka sigue la pista a un grupo de jóvenes amigos, de distinta extracción social. Uno ejerce de "mensaka" para ganarse la vida, dos piensan en casarse, una es una pija rota por la infidelidad del novio... A partir de la novela de José Ángel Mañas (autor de Historias del Kronen), el guionista Luis Marías y el director debutante Salvador García Ruiz articulan muy bien historias cotidianas sobre el desconcierto de los jóvenes "urbanitas" de nuestros días. Los actores están realmente estupendos.

7/10

Últimos tráilers y vídeos