saltar al contenido principal

Helen Mirren ejerció como anfitriona del evento

Además de presentar sus nuevas películas, Quentin Tarantino y Robert Pattinson tienen tiempo para ser solidarios en el Festival de Cannes.

Ambos asistieron, junto a otros famosos del cine, como Alejandro González Iñárritu, Andie MacDowell y Eva Longoria, a la Fiesta Nikki Beach en la playa, durante la noche del domingo, organizada por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, organismo que entrega los Globos de Oro, junto a Participant Media, en beneficio de los Refugiados. "Aquí tenéis comida gratis, bebida gratis, estáis calientes, estáis a salvo y no llueve", comentó la actriz Helen Mirren, anfitriona del evento. "Todo lo que os pido es que penséis un momento en las personas que no tienen eso. Solo un momento de silencio. Pensad en las personas que están mucho peor que vosotros y os sentiréis muy, muy, muy agradecidos de estar donde estáis". 

"Ésta es una organización increíble cuya misión es proporcionar ayuda humanitaria", siguió diciendo la actriz de La reina. "Desde 2015, han respondido a necesidades urgentes y han ido donde las grandes ONG no pueden o no quieren ir. Han apoyado más de 80 proyectos diferentes, muchas entre las rutas de migración que ayudan a casi un millón de personas a escapar de la guerra". A continuación, junto al citado Pattinson presentó un cheque de gran tamaño por valor de quinientos mil dólares, para ayudar a los refugiados. Josie Naughton, cofundadora y CEO de Help Refugees, se unió al escenario para recogerlo. "Es un honor estar aquí", declaró. "Esta donación literalmente va a salvar vidas".

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE