IMG-LOGO
La cosa rosa

El actor se niega a abandonar los estudios Warner durante el incendio de California

Clint Eastwood se queda en la línea de fuego

Este sábado el estudio de Warner Bros en Burbank fue evacuado como medida de precaución ante el cercano incendio de Barham. Al ser fin de semana, habían acudido pocos empleados pero todos escucharon las indicaciones del equipo de seguridad, por lo que abandonaron las instalaciones.

"Tuve que irme porque había llamas justo al lado de los edificios", tuiteó Christopher Drake, compositor de títulos como Tusk, que fue uno de los afectados. Pero cuando los vigilantes llegaron a una sala se encontraron trabajando a un anciano de ochenta y nueve años que estaba trabajando con su equipo en el montaje de Richard Jewell, su último trabajo. Se trataba del mismísimo Harry el sucio.

–Gracias, estamos bien. Tenemos trabajo por hacer–, dijo con voz seca el duro Clint Eastwood, protagonista de En la línea de fuego. Después de terminar sus tareas pendientes, organizó un visionado de la cinta para sus colaboradores, al que acudió uno de sus hijos, el también actor Scott Eastwood, que ha contado la anécdota en su cuenta de Instagram.

Hacia las cinco de la tarde, los bomberos consiguieron controlar el incendio, y detener su avance. Continuaron trabajando durante toda la noche para apagarlo. Las autoridades investigan las causas.

Así las cosas, parece que está asegurado que el 1 de enero se estrene en España el film, aunque el propio cineasta tenga que traer las copias personalmente, nadando desde Estados Unidos. Recrea el periplo de un guardia de seguridad que encontró un artefacto explosivo durante los Juegos Olímpicos de Atlanta, de 1996.

Lo último del mundo del cine