saltar al contenido principal

Michael Cimino (Pilar Carrera, Cátedra, colección Signo e Imagen / Cineastas, 254 págs)

Ya en vida el director Michael Cimino (1939-2016) estuvo siempre rodeado de aura misteriosa, lo cual no ha disminuido después de su muerte. Pilar Carrera desentraña en esta monografía las claves de su cine y apunta algunas características que acompañaron la carrera del director, un tipo algo contradictorio que amaba la ambientación barroca y el aire turbio (literalmente) dentro de una puesta en escena sumamente meticulosa y realista, a la que daba una importancia capital y que a la postre iba inflando peligrosamente los presupuestos previstos.

Conocido mundialmente gracias al impacto que causó El cazador, su segunda película como director tras Un botín de 500.000 dólares, la carrera de Cimino estuvo marcada por un estilo de hacer cine que se granjeó muchos enemigos entre el público y los estudios. Tristemente, Cimino ha pasado a la historia por llevar a la quiebra a uno de los estudios de Hollywood de mayor solera, United Artists, fundado nada más y nada menos que por Charles Chaplin, David W. Griffith, Mary Pickford y Douglas Fairbanks. El estudio se hundió cuando tras gastar en La puerta del cielo más del triple de lo acordado con Cimino (12 millones de dólares en un principio) la taquilla y la crítica le dieron la espalda al film, una monumental obra de difícil digestión.

Como se cuenta con dedicación en la primera parte de este libro, al cine de Cimino se le acusaba de ser desmesurado en muchas de sus escenas, de gran duración sin una aparente explicación que lo justificase, pues el sentido permanecía finalmente igual de velado, implícito, opaco. Un exceso por tanto que no se debía exclusivamente a la duración de sus filmes –¡el metraje de La puerta del cielo sobrepasa las cinco horas!– sino al propio ritmo narrativo y a la concepción de las escenas. Otra de las constantes en Cimino es el halo de presagio de sus filmes, a menudo concretado en un destino fatalista, que provoca en el espectador un estado de ánimo no precisamente reconfortante, algo que parecen vivir también sus personajes, prestos a la melancolía y a los augurios fúnebres. Todos recordamos el leitmotiv de la ruleta rusa de El cazador. Con frecuencia, al decir de la autora, el cine y los argumentos de Cimino son circulares, se acaba llegando al punto de partida, sólo que los personajes ya son distintos aunque parezcan iguales que al principio.

En cuanto a las temáticas, a Cimino se le acusó en su carrera de casi todo. Él mismo explica que fue tachado de homófobo (Un botín de 500.000 dólares), de fascista (El cazador), de marxista (La puerta del cielo), de racista (Manhattan Sur), de revisionista (El siciliano), de glorificador de la violencia doméstica (37 horas desesperadas), de espiritualista New Age (Sunchaser), etc. La autora del libro, Pilar Carrera, habla también de la delectación morosa de los personajes dentro del metraje, así como de sus protagonistas ambiguos, buenos pero a la vez oscuros. Éstos y otros temas son tratados con ecuanimidad por Carrera, a veces con discursos muy llevaderos y otras más obtusos, como cuando habla de la “poiesis”, de la ambigüedad o de la imperfección, cuestiones de fondo que inevitablemente pueden resultar algo rebuscadas y de difícil comprensión. El texto está salpicado con múltiples referencias a escenas de la filmografía de Cimino, lo cual hace las explicaciones más gráficas y accesibles.

La segunda parte del libro se compone de una relación comentada de las siete películas dirigidas por Cimino, así como del episodio “No translation Needed” correspondiente al film coral A cada uno su cine. El comentario de cada película es en realidad una crítica exhaustivo y analítica del trabajo, en donde se incorporan las nociones del cine de Cimino previamente explicadas. Lógicamente se dedica mayor espacio a algunos filmes, como El cazador o La puerta del cielo, cuyos contenidos tienen entidad de pequeños estudios cinematográficos.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE