saltar al contenido principal

El cine (Antonin Artaud, Alianza Editorial, 166 págs)

Breve colección de textos relacionados con un personaje ciertamente singular, cuya vida podría dar para una película, el francés Antonin Artaud (1896-1948), partidario del arte total, lo que incluye la poesía, la novela, el ensayo, el arte escénico y la interpretación. De salud frágil, las enfermedades y su espíritu en continua ebullición configuran una personalidad acusada y diferente, de modo que Artaud presenta intuiciones creativas cercanas al surrealismo, del que se consideraba un adelantado. Entre sus contribuciones más destacada, está el llamado "teatro de la crueldad".

El libro que nos ocupa, editado por primera vez en 1973 –han pasado 45 años para que viera la luz una segunda edición–, a través de artículos, entrevistas y ensayos breves con el nexo común del cinematógrafo, nos descubre intuiciones geniales de Artaud, como la de señalar que el cine posee “la virtud de un veneno inofensivo y directo”, tan fácil y pasivamente suele recibirlo el espectador. Y propone su teoría de cómo debería usarse el cinematógrafo, para él de ningún modo debería reducirse a ser teatro filmado, piensa que una de sus cualidades que debe ser descubierta a fondo es la de “reconstruir el mecanismo puro del pensamiento”, acercarnos al mundo de la abstracción de los sueños, por eso considera que “utilizar el cine para contar historias, una acción externa, es privarse del mejor de sus recursos” y que la incorporación del sonido puede ser un inconveniente, más que una ventaja. También ofrece reflexiones sobre el actor, que “hace lo que nadie podría hacer, lo que él mismo en estado normal no hace”. Además, se nos recuerda la presencia de Arntud en dos obras geniales del cine mudo, Napoleón de Abel Gance y La pasión de Juana de Arco de Carl Theodor Dreyer.

Se incluyen varios desarrollos de guión, de los que sólo uno, La concha y el reverendo, se convirtió en película. También es interesante leer la correspondencia que Artaud mantuvo con diversos personajes, sobre todo con Ivonne Allendy, dama italiana que creía en él y le facilitó contactos y acceso a recursos para su desarrollo artístico.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE