saltar al contenido principal

Planeta Hollywood. Sueño americano y cine espacial (Antonio Sánchez-Escalonilla, Ediciones Encuentro, 386 págs)

 

Cuando se cumplen 50 años de la llegada del hombre a la Luna, y renace el lamento por la renuncia durante demasiado tiempo al envío de misiones tripuladas al espacio, más allá de la Estación Espacial Internacional, resulta muy oportuno un libro que asume las palabras melancólicas de Jonathan Nolan, coguionista de Interstellar, quien señalaba que “mientras crecíamos nos prometieron mochilas-cohete, y a cambio tenemos Instagram”.

Parafraseando al presidente Kennedy, a quien cita expresamente, podríamos asegurar que Antonio Sánchez-Escalonilla ha escogido escribir este libro, no porque fuera fácil sino porque es arduo. Lejos de limitarse a entregar una simple recopilación de películas que hayan descrito la carrera espacial americana con un mínimo de verosimilitud, y ofrecer el correspondiente análisis, se ha aplicado en componer un texto muy bien documentado. Así, combina la descripción histórica del empeño por la conquista de nuevas fronteras, incluyendo el contexto social, y que se plasmó en los programas espaciales, con el reflejo obtenido en el espejo de las pantallas cinematográficas, y el subsiguiente influjo en los espectadores. El autor sale airoso del desafío de no renunciar a la amenidad mientras aporta erudición y ciencia, y es que el rigor no tiene por qué estar reñido con el entretenimiento, como siempre han demostrado las buenas películas, o los mejores libros de historia.

Con buen sentido, el análisis se divide en cinco grandes bloques, correspondientes a períodos históricos, los correspondientes a la forja del sueño espacial, la época de plenitud –que incluye, por supuesto, la llegada a la Luna– y declive, el nuevo orgullo patriótico, el renacimiento del sueño, y las nuevas perspectivas post 11-S, que incluyen nostalgia, temor al apocalipsis y apertura a la iniciativa privada. Y se establecen las necesarias conexiones con el espíritu pionero y el “american dream”, que tanto han contribuido al patriotismo tan arraigado en Estados Unidos. A diferencia de lo que ocurre con otros libros, las ilustraciones y fotografías con sus pies son un valor añadido y complementario al texto.

La apuesta del autor es tratar con más detenimiento algunas películas que ofrecen credibilidad en su relato, cierta autenticidad, frente a otras ante las que pasa más deprisa, y las directamente descartadas, por demasiado fantasiosas, de modo que así se estrecha el cerco del objeto de estudio. Hay pues espacio –nunca mejor dicho– para la película que mejor imaginó la futura llegada a la Luna –Con destino a la Luna (1950), que tanto debe a Chesley Bonestell, ilustrador de la revista Collier–, el hito de Stanley Kubrick 2001, una odisea del espacio (1968), la cinta Capricornio 1 (1977), que con su falso viaje a Marte atrapaba la decadencia del programa espacial, o las reconstrucciones históricas Elegidos para la gloria (1983), Apolo 13 (1995), Figuras ocultas (2016) y First Man (El primer hombre) (2018). También se recogen, aunque con menos atención, populares series televisivas como Perdidos en el espacio y Star Trek, en la medida en que contribuyen a mantener la esperanza en la exploración del espacio. Como la mayoría de los títulos abordados son tremendamente populares, podemos decir que estamos ante una obra que disfrutará no sólo el lector cinéfilo, sino cualquier aficionado.

De todos modos, no falta un contexto de producciones muy interesantes y menos conocidas, de las que Escalonilla no deja de mencionar su influencia. Aquí merece la pena destacar sus alusiones a Disneylandia y a tres programas emitidos entre 1955 y 1957, con la intervención de Walt Disney, y que respondía a los títulos de Man in Space, Man and the Moon y Mars and Beyond.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE