Decine21
Libros

"Cine coreano. Cine se escribe con K", de Beatriz Vera Poseck

Cine coreano. Cine se escribe con K (Beatriz Vera Poseck, Dolmen Editorial, 232 págs)

La experta en cultura coreana Beatriz Vera Poseck entrega una obra que no tengo empacho en calificar de titánica, en sus intenciones y en sus logros, porque ofrece una foto completísima de lo que ha dado de sí el cine coreano a lo largo de sus poco más de cien años de existencia, logrando colmar una importante laguna en lo que a libros referidos a las películas de ese país se refiere. Su tarea es comparable a la que hizo antaño el estudioso Donald Richie con el cine japonés.

Es evidente, como señala la autora en la introducción, que el Oscar a la mejor película para Parásitos de Bong Joon-Ho ha venido a marcar un antes y un después. El cine de Corea hace años que descollaba en los festivales, gracias a directores como Kim Ki-Duk, Park Chan-wook o el citado Bong, y desde luego en el mercado doméstico funcionaba a las mil maravillas con películas de todos los géneros, pero el reconocimiento internacional de Hollywood ha supuesto un espaldarazo que invita a preguntarse: ¿es esto flor de un día, o hay detrás una larga tradición de títulos a descubrir? El libro que nos ocupa puede ayudar a dar respuesta al interrogante.

Dolmen Editorial nos tiene acostumbrados a libros muy bien editados, con una presentación gráfica que los hace muy atractivos, y tampoco en esta ocasión nos defrauda. Pero quizá lo que sorprende es la enorme sistematización lograda por la autora para hacernos un auténtico tour por el pasado, presente y futuro del cine hecho en Corea. Pocas veces he visto una obra mejor estructurada, y en la que se tocan muchos palos.

En efecto, Vera Poseck se remonta a los orígenes del cinematógrafo, con las primeras obras mudas, y repasa lo que se ha hecho en distintos momentos históricos de Corea, ya sea la ocupación Japonesa, la guerra de Corea, o lo que vino después, y que obliga a poner el foco en Corea del Sur, con distintos momentos en que eclosiona el talento artístico de los creadores. Creadores de los que se selecciona un completo elenco de directores, desde los años 50 a nuestros días, para luego ofrecer nombres de actores y actrices, de los que han logrado desarrollar carreras indiscutibles, o de los que resultan muy prometedores en el cine actual, y a los que conviene seguir la pista. La autora navega bien en la tarea de señalarlos, toda una ayuda para el lector poco familiarizado con ellos, o al que cuesta recordar sus rasgos o sus nombres.

Pero en fin, el esfuerzo para dar ópticas distintas le lleva además a una selección de títulos por género, donde quizá suenen títulos como Memories of Murder en el apartado de thriller o Train to Busan en el de acción, pero otros muchos pueden suponer un grato descubrimiento. En esa mirada poliédrica, donde a veces se remacha lo ya dicho, cabe proponer una mirada a la historia de Corea a través de las películas dedicadas a distintos momentos históricos, o al cine que tiene a una mujer.

Y en fin, a los que disponen de poco tiempo, se les propone un listado de títulos indispensables para hacerse una idea cabal del cine coreano a lo largo del tiempo, o para lo que está pegando ahora mismo.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales