Decine21
Crisis del Coronavirus Recomienda meditación trascendental para afrontar el Covid-19

David Lynch no cree que vuelva a rodar hasta que haya una vacuna

Como el resto de la población, David Lynch está confinado durante la pandemia del COVID-19, pero no ha perdido el tiempo.

El director de Terciopelo azul ha participado en una serie de entrevistas de The Hollywood Reporter a cineastas que desvelan cómo viven la cuarentena del coronavirus. Asegura que anda enfrascado en proyectos de pintura, música y cine. Además, explica que se encuentra bien a nivel mental gracias a que practica meditación trascendental desde hace tiempo. Contribuye a ayudar a los sanitarios con la Fundación David Lynch, que ha puesto en marcha una iniciativa denominada Heal the Healers Now.

 

Sin embargo, piensa que no volverá a rodar hasta dentro de algún tiempo. "Puedo ir al estudio de pintura y pintar", desvela David Lynch. "No puedes trabajar en una película en este momento y creo que durante mucho tiempo, no podremos trabajar con un gran equipo en una forma normal de filmar. Es demasiado peligroso ahora. Realmente no creo que pueda hacer una película hasta que haya una vacuna".

Al realizador le preguntan si ha visto las primeras imágenes de Dune, con la que Denis Villeneuve adapta la novela de Frank Herbert que él fue el primero en llevar al cine. "No tengo ningún interés", avisa. "Fue un fracaso en su momento. No tuve el control en el corte final, y aunque algunas partes me gustan, no estoy contento con el conjunto. He contado esa historia muchas veces".

  • David Lynch
  • Coronavirus

Lo último del mundo del cine