Decine21
SonyLeaks Actuaron desde un hotel de lujo ubicado en Bangkok.

Los hackers pudieron exigir a Sony una compensación monetaria antes del ataque informático

Hace unos días, un ataque informático dejaba paralizado a los estudios Sony, y provocaba filtraciones de películas a estrenar próximamente por la compañía, y datos como los sueldos de empleados.

Los hackers pudieron exigir a Sony una compensación monetaria antes del ataque informático

Hasta el momento, se barajaba que los culpables pudieran estar dirigidos por el gobierno dictatorial de Corea del Norte, como protesta por el film The Interview, que caricaturiza al gobierno de Kim Jong-il. Un representante del mandatario ha afirmado que no están implicados, si bien sugiere que pudiera tratarse de algún simpatizante.

Por su parte Mandiant, la empresa de seguridad privada reclutada por Sony para investigar lo ocurrido ha señalado que por la naturaleza del ataque, lo más probable es que estuviera implicado alguien que conocía la red del estudio desde dentro. "Lo ocurrido ha sido tan extraordinario que ninguna corporación estaría preparada para algo así", explica un comunicado de Mandiant.

Ahora, ha salido a la luz que los hackers enviaron días antes de su acción delictiva una amenaza a través de un e-mail en el que exigían una compensación monetaria, a cambio de no dañar a la empresa.

"Podemos hacerle un gran daño a Sony Pictures", escribe alguien que se identifica como God'sApstls. "Queremos una compensación económica. Si no se nos paga, Sony Pictures sufrirá un bombardeo global. Ustedes nos conocen muy bien. No deben esperar mucho tiempo, y tendrán que comportarse con prudencia", explica el comunicado.

El inquietante correo fue recibido por Doug Beldrad, presidente de Sony Pictures, Steven Bersch, presidente de adquisiciones, y Michael de Luca, presidente de producción.

Mientras sigue sin estar claro quién está detrás del hecho, pues los responsables pusieron un enorme cuidado en ocultar sus huellas, el FBI ha averiguado que los piratas actuaron desde el St. Regis, un hotel de lujo ubicado en Bangkok.

Tras filtrarse datos del personal de Sony, algunos de ellos han recibido estos días mensajes amenazantes. Estos días también ha sido atacada Playstation Store, plataforma de descargas de videojuegos, que quedó temporalmente inoperativa.

Lo último del mundo del cine