Decine21
SonyLeaks

¿Y si hubiera sido al revés? El ciberataque a Sony de Corea del Norte por denigrar a su principal mandatario

¿Y si hubiera sido al revés? El ciberataque a Sony de Corea del Norte por denigrar a su principal mandatario

¿Alguien puede simpatizar con un país como Corea del Norte, donde se desprecian los derechos humanos más elementales? No es fácil, y desde luego no es mi caso. Lo cierto es que Kim Jong-un es algo así como el villano perfecto, de quien además no hay dependencia económica por el petróleo u otras cuestiones, no extraña que Hollywood, siempre necesitado de ellos, lo haya querido usar para una película. Lo que no podía imaginar Sony es que le caería la que le está cayendo. Imagino que si sus ejecutivos pudieran dar marcha atrás en el tiempo, The Interview habría sido uno más de los cientos de proyectos nunca convertidos en película, que suelen almacenar los estudios en sus archivos. “En mala hora se nos ocurrió paradiar a Kim Jong-un e incluso matarle en la pantalla”, deberán estar pensando. “Y encima Obama nos llama poco menos que irresponsables por no consultar con él la cancelación del estreno”, lo que faltaba.

De todos modos yo quería ir a una cuestión que a nadie le parece digna de ser puesta en solfa, y es la de, no sólo parodiar al jefe de estado de un país, sino la de imaginar y mostrar en tono jocoso su muerte en la pantalla, “que le corten la cabeza”, que diría la Reina de “Alicia en el País de las Maravillas”. “Es una sátira, viva la sacrosanta libertad de expresión, que no nos censuren”, claman algunos, pero pienso que la reacción sería muy diferente si viéramos estallar en la pantalla al presidente de los Estados Unidos, seguramente nos parecería una vileza, con razón, Incluso de líderes más dudosos –al menos para los baremos políticamente correctos que se estilan– pienso que se diría que se ha traspasado un límite si viéramos el asesinato peliculero en tono de chanza de Vladimir Putin, Raúl Castro o Nicolás Maduro.

Cierto que de un país sin tradición fílmica del que un servidor nunca he visto una película –así como Corea del Sur es pródigo en cine y tiene una industria pujante, del norte no he tenido ocasión de visionar ni medio cortometraje–, resulta improbable la realización de una película que tuviera la repercusión de un film hollywoodiense con Seth Rogen y James Franco, aunque con la “afición” de las redes sociales nunca se sabe.

No sé cómo va a terminar la crisis con Corea del Norte. Por las palabras de Obama da la impresión de que darán alguna respuesta tecnológica, pero ya veremos. Lo que si parece es que Hollywood va a tener un villano menos para sus películas, adiós a un asalto de los coreanos a la actual “casita” de Obama como ocurría en Objetivo: La Casa Blanca. De momento Fox ha cancelado la adaptación al cine de una novela gráfica de Guy Delisle, "Pyongyang". Y es que coraje en Hollywood, el justo, y sólo en la ficción peliculera.

Lo último del mundo del cine