IMG-LOGO
Reportajes

Leyendas Urbanas de Hollywood

Tom Cruise no permite que se le mire a los ojos durante los rodajes

Circulan numerosas historias en torno a Tom Cruise, muchas de las cuales parecen fruto de la envidia que provoca que lleve cuatro décadas en la cima del estrellato.

La leyenda: Tom Cruise exige bajo contrato que los actores que ruedan con él no le miren a los ojos, salvo por necesidades de la acción. Los extras y técnicos nunca podrían hacerlo.

Hechos empíricos: Existen diversos personajes, como Walt Disney, más proclives a que se creen leyendas urbanas alrededor suyo, a veces sin explicación aparente. En el caso de Tom Cruise nacen muchas, quizás al tratarse de un personaje algo estrambótico, muy volcado en la defensa de la Iglesia de la Cienciología, a la que pertenece. En 2003 varios medios internacionales publicaron que la estrella de Eyes Wide Shut había incluido una cláusula en su contrato para rodar en Nueva Zelanda El último samurái, de Edward Zwick, que los actores, extras y técnicos tuvieran expresamente prohibido mirarle a los ojos.

¿Qué hay de cierto? Se trata de una falsedad bastante curiosa. Resulta imposible determinar por qué se ha generado semejante bulo, y cuáles fueron las fuentes de los periodistas que la divulgaron. Si se pregunta a los compañeros de reparto, o del equipo de diversos filmes del astro, todos responden que desconocen el tema, y que al tratar con él podían mirarle a los ojos perfectamente.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers y vídeos