saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Eyes Wide Shut

Eyes Wide Shut

Eyes Wide Shut

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
¿Matrimonio feliz?
¿Matrimonio feliz?

William y Alice. Dr. Harford y señora. Lo tienen todo (belleza, riquezas, trabajo, posición, una hija encantadora…) y no tienen nada (la rutina preside sus vidas, no hay confianza mutua…). En un momento de “lucidez” (propiciada por un porro), Alice confiesa a su esposo una fantasía erótica con otro hombre, que le dominó meses atrás. Esa inesperada revelación provoca en William una mezcla de celos, despecho y sentimientos reprimidos, que le empuja a una espiral de juegos eróticos cada vez más peligrosos.

Stanley Kubrick realizador resulta siempre deslumbrante. Su detallismo, rayano en lo obsesivo, da sus frutos en la perfecta puesta en escena. La elección del reparto es acertada: además de un esforzado Tom Cruise, están bien Nicole Kidman y un estupendo Sydney Pollack, el personaje más detestable de la historia. En cuanto a estructura, quizá el perfeccionista director habría pulido más su film si la muerte no le hubiera sorprendido. Sea como fuere el film arranca con lentitud, y no acaba de encontrar del todo su senda hasta que se adentra en el terreno del thriller. Ahí seguimos a Cruise en su fascinación por una orgía muy exclusiva, a la que acuden enmascarados personajes poderosos. Kidman ha asegurado que “no necesité leer el guión. No me importaba en qué consistía la historia. Lo que deseaba era trabajar con Kubrick.” Mientras que su esposo, Cruise, dice que “Stanley no era lo que nadie se esperaba. Era una persona muy abierta.”

Curiosidades de un perfeccionista

* Tom Cruise llegó a hacer 95 tomas de un mismo plano, que no acababa de convencer al director

* Han transcurrido más de 30 años desde que Kubrick pensó en llevar al cine la novela Relato soñado de Arthur Schnitzler

* Se dijo que Harvey Keitel abandonó el rodaje tras 4 meses con los brazos cruzados, en que no llegó a rodar ni un solo plano. Le sustituyó en su papel Sydney Pollack

* Después de rodada su parte, y ya inmersa en otro rodaje, la actriz Jennifer Jason Leigh fue requerida por Kubrick para rodar nuevas escenas. Ella se negó, y hubo que hacer de nuevo toda su parte con la actriz Marie Richardson.

* El rodaje se prolongó durante 52 semanas repartidas a lo largo de 15 meses, algo absolutamente inusual y caro, más tratándose de una película que en teoría no era demasiado complicada

* Dentro de su tradicional secretismo, Kubrick exige, en el primer visionado para Cruise, Kidman y los directivos de Warner, que el proyeccionista abandone la sala.

El enigma Kubrick
El enigma Kubrick

Existía una enorme expectación por el último trabajo del fallecido Stanley Kubrick. Como ha ocurrido con casi toda su obra, en la que ha tocado casi todos los géneros, rompe el saque a las especulaciones. Lejos del festival de sexo en que, se rumoreaba, consistía la película (hay escenas fuertes, pero no son la esencia del film), Eyes Wide Shut ofrece, como casi toda la filmografía de Kubrick, una perspectiva moral. Discutible sin duda (como ocurría al tratar la violencia en La naranja mecánica), pero moral. Y desde tal perspectiva aborda la sexualidad conyugal, junto a los múltiples obstáculos que puede encontrar en su camino. Así lo cree Pollack, que asegura que “a su manera, siempre he creído que Kubrick era un moralista; buscaba la posibilidad de la redención en medio de la neurosis”.


La película adapta libremente Relato soñado de Arthur Schnitzler; el hecho de que Kubrick haya escogido para ello a Frederic Raphael (guionista de Dos en la carretera de Stanley Donen, agudo retrato de un matrimonio en crisis) no parece casual. Al limitar el enfoque de la vida matrimonial a la sexualidad, se dejan de lado la amistad, los hijos, tantas pequeñas y grandes cosas que la embellecen y la hacen viable. Así, un análisis necesario (el del hastío y el retorcimiento a que pueden llegar las obsesiones sexuales) resulta un tanto parcial. Además Kubrick apuesta aquí por la exageración. Como si estuviera inmerso en un loco sueño, el protagonista encuentra en su camino a un sinfín de personajes, ocasión continua de infidelidad; ya sea mediante unos borrachos o una prostituta, una paciente o un homosexual, una orgía para gente bien o el padre capaz de vender como mercancía a su propia hija retrasada, el director aprovecha estos tipos para incidir en los despropósitos de una sociedad que parece incapaz de vivir sin sexo. La solución ideal, la unión estrecha con la propia pareja, no tiene garantía de éxito, nos dice Kubrick, pero esto es lo que hay.

Controlando el aspecto visual

* Debido a que Kubrick nunca se desplazaba lejos de Londres, hubo que recrear las calles de Manhattan en que transcurre el film en los Pinewood Studios. Además se escogió una mansión (la de la fiesta) en Norfolk, en lo que debía parecer Long Island.

* El director rodó con luz disponible y fuentes luminosas reales siempre que fue posible.

* Kubrick diseñó una precisa estructura cromática. En muchas de las escenas que comparte Cruise y Kidman están presentes, simultáneamente, el color naranja (que indica amor, cariño, pasión) y el azul (símbolo de la frialdad y rutina que presiden sus vidas).

DVD
Distribuye: Warner
Extras: Español e inglés 5.1. Entrevistas.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE