IMG-LOGO
Zona friki

5 razones por las que acabas en el cine viendo un truño que no te interesa nada

5 razones por las que acabas en el cine viendo un truño que no te interesa nada

Qué felicidad cuando te sientas en la butaca de un cine para ver por fin esa película que tanto promete y que te llama la atención desde hace tanto tiempo. Pero, qué horror cuando te descubres a ti mismo en una sala de cine con la perspectiva de que está a punto de empezar un truñaco que no te interesa nada. Las próximas dos horas prometen ser aburridísimas. ¿Cómo has llegado hasta allí? Por desgracia, existen numerosas razones por las que el ser humano puede acabar frente a la pantalla equivocada:

1. El tráiler te ha vendido otra película. Pasa muy a menudo. Por ejemplo, el que vaya a ver Sweeney Todd, el diabólico barbero de la calle Fleet por un tráiler que pasaba por alto el pequeño detalle de que se trata de… ¡un musical! Y cantan todo el rato… Recuérdese que mucha gente sufre espasmos cuando los protagonistas de una peli entonan alguna canción.

House of the Dead2. Por una apuesta. Sólo eso explica que algunas películas de Uwe Boll tengan… ¡algún espectador! ¡No hay narices de meterse a ver House of the Dead! ¿Que no? ¡Yo aguanto ésa en sesión doble con BloodRayne! ¡A por las entradas! El primero que no pueda soportarlo y salga del cine paga la cena. "Es tan malo que sólo puede hacerlo aposta", dijo un crítico sobre este gran genio.

3. Trabajas como crítico de cine y las ves por obligación. En cualquier caso, veas una peli buena o mala, te divierte afilar los dientes pensando en el palo que le vas a dar. De todas formas, ves tantas películas que ya no te gusta ninguna, a no ser que sea una iraní extrañísima.

4. Por amor. La chica/o de tu vida te ha llevado hasta allí. Resulta que compartes tu existencia con la persona ideal, guapa/o, simpática/o, inteligente, pero su único defecto es que tiene un gusto tan pésimo que adora las adaptaciones de novelas de Nicholas Sparks. No, no se ha dado cuenta de que todas son iguales. El amor es ciego, sí, aunque es justo reconocer que en este caso San Valentín te ha hecho una buena faena.

50 sombras de Grey5. La peli está de moda. El hombre es un ser racional, al menos hasta que la sociedad decide, no se sabe muy bien por qué, que no eres nadie si no has visto Cincuenta sombras de Grey (o cualquier peli escandalosa de ésas que luego resultan ser infames, casi siempre dirigidas por Adrian Lyne). Y ahí vas, convencidísimo de que se trata de un horror, pero aún así te rascas el bolsillo, a veces sólo para poder opinar en la cola del supermercado, cuando por mucha crisis de gobierno, casos de corrupción que afecten a varios partidos y elecciones en ciernes, parece que a la gente sólo le preocupa el millonario aficionado al sadomaso de marras. Manda narices.

Así las cosas, no me extraña que la venganza sea un plato que se sirva frío. Por supuesto, en este blog sólo defendemos que se guarden las formas, también a través de las redes sociales. Pero por alguna razón disculpamos a los tuiteros británicos que el otro día la emprendieron contra la autora E.L. James, que saca ahora la historia de Grey desde la perspectiva del magnate, durante un encuentro digital con su público mediante la etiqueta #ASkELJames.

–¿Alguna vez te has sentido culpable por 'romantizar' el abuso sexual?

Una chica subió una captura donde ponía: "sus cejas se ensancharon con sorpresa", y preguntaba: "¿eres consciente de que las cejas no pueden hacer eso?".

–¿Existe alguna palabra de seguridad para que dejes de escribir idioteces?

–¿Qué odias más? ¿A las mujeres o a la lengua inglesa?

–¿Has considerado volver a contar la historia desde la perspectiva de alguien que sepa escribir?

Lo último del mundo del cine