Decine21

Blog de Hildy

El poder real de "The Crown"

¿Corre peligro la monarquía británica por una serie de Netflix?

Ayer estrenó Netflix la quinta temporada de una de sus series más emblemáticas y alabadas por la crítica, “The Crown”. Llega envuelta de polémica, sobre todo porque se considera que podría perjudicar al reinado recién iniciado de Carlos III de Inglaterra.

¿Corre peligro la monarquía británica por una serie de Netflix?

He de reconocer que cuando escucho que fuentes sin identificar próximas a Buckingham, o políticos de renombre, claman al cielo por el daño que está haciendo The Crown a uno de los pilares institucionales de Reino Unido, no puedo por menos de pensar que exageran un poco. Me recuerda al pánico que entra a algunos directores de cine cuando unos pobres y modestos críticos se permiten decir que su última película les parece mala, o incluso un bodrio. Nos conceden un poder bastante mayor al que realmente tenemos, y más bien parecen novicias ofendiditas por un reproche de la madre superiora, que no saben encajar que alguien pueda tener de ellas una idea de que no son absolutamente perfectas, ni mucho menos.

Es evidente que a la hora de ficcionar hechos reales, de los que no se ha sido testigo directo ni se cuenta con toda la información, se corre el riesgo de ser injusto, de traspasar ciertos límites, de caer en el mal gusto o en la frivolidad. Pero considero que no es el caso de Peter Morgan, que en su serie, y más específicamente en esta quinta temporada, se esfuerza, y mucho, en ser equilibrado, en dotar de humanidad a todos los personajes, en no juzgarlos. Y donde la admiración no exenta de críticas puntuales a Isabel II resulta indudable. En el caso del matrimonio hecho añicos de Carlos y Diana, creo que en uno y otro sabe mostrar sus flaquezas, pero también sus puntos fuertes. Él con sus anhelos de ir al paso de los nuevos tiempos, sin quedarse atrás, y en sus acciones de apoyo a la juventud, pero también en el modo en que estalla con su mujer, o en la frustración por no ejercer poder real; ella con su terrible soledad, su despecho, sus obras de caridad, su deseo de ser entendida, su sed de amor.

Puedo entender que recién iniciado su reinado, a Carlos III y su entorno, y a los monárquicos en general, pueda no hacerles gracia que se pongan en primer plano sus vergüenzas, pero en cualquier caso son vergüenzas bien conocidas por la opinión pública y que además se humanizan, y que no deberían por tanto preocupar, simplemente hay que tragar, o desconectar un poco. La misma serie nos muestra que lo que ocurre actualmente no difiere mucho a las reacciones por la entrevista de Diana de Gales a la BBC, que no hizo gracia ninguna, pero bueno, qué le vamos a hacer, sigamos trabajando en bien de los súbditos, dignificando la corona y huyendo de frivolidades y distracciones, esa es la actitud.

Quizá lo que más me ha sorprendido es la carta que el antiguo primer ministro John Major envió al Daily Telegraph el pasado 5 de noviembre, sobre todo porque creo que su personaje es tratado con una increíble finura y tacto, nada que ver con la triste figura de Margaret Thatcher en la pasada temporada. Major admite no haber visto la serie cuando escribe su carta, lo que ya en sí considero un paso en falso. Pero en fin, en lo que insiste, como tantos otros, es que los capítulos deberían ir precedidos por un “disclaimer”, o sea, una frase que explicara que estamos ante hechos ficcionados de personajes auténticos, pues hay espectadores que toman lo que ven por la realidad completa y absoluta de lo que ha ocurrido en el reinado de Isabel II. No dudo de que alguno habrá, pero ese juicio sumario a la totalidad de los espectadores o a la mayoría, no deja de ser una ofensa a los mismos y a su espíritu crítico, entiendo que cualquier personas con un mínimo de sentido común sabe que ahí hay actores representando unos hechos, y que nadie, o casi nadie, ha estado en los dormitorios de las estancias reales para conocer las frases exactas que pronunciaron unas y otras personas.

Por cierto, que no he oído muchas protestas por This England, donde se ofrece una versión algo caricaturesca del gobierno del “premier” británico Boris Johnson, y no hay “disclaimers”, hasta donde yo sé.

  • Netflix
  • The Crown
  • Isabel II
  • Diana de Gales
  • Carlos III
  • John Major

Lo último del mundo del cine

Boletín de Estrenos de cine y novedades

 

Aquí puedes suscribirte para recibir gratuitamente nuestro boletín de novedades.

Recibirás periódicamente en tu correo electrónico información sobre los Estrenos de cine y la actualidad cinematográfica, como noticas, listas de películas o galardones cinematográficos. 

boletin semanal