Decine21
Entrevistas Asume el reto de sustituir a Angelina Jolie como Lara Croft

Entrevista con Alicia Vikander, protagonista de “Tomb Raider”

Sorprende mucho en persona Alicia Vikander, porque derrocha una enorme naturalidad. Apenas lleva maquillaje, exhibe un cabello informal, y va vestida de calle, pero aún así resulta evidente ese magnetismo que ha convertido a la actriz sueca en una gran estrella del cine. Tras ganar el Oscar por "La chica danesa", ahora encarna a un icono de la cultura popular, Lara Croft, la heroína perfecta para un momento en el que se reivindica más que nunca la igualdad entre hombres y mujeres.

 

En tiempos del Time’s Up, ¿hacen falta más mujeres fuertes en el cine como Lara Croft?

Odio la expresión “mujeres fuertes” (risas). Se usa mucho últimamente, pero, ¿qué mujer no es fuerte?

Por desgracia, todos hemos crecido con películas en los que la mujer era la damisela en apuros. Así las cosas, Angelina Jolie fue pionera al protagonizar Tomb Raider, la versión de 2001. Para mí fue impactante, pues nunca había visto un film similar, con una actriz en un papel de los que han estado eternamente reservados a los hombres.

En los últimos años, todo esto está cambiando. De esta nueva revisión me gustó muchísimo el guión. Por ejemplo, me convenció que mi personaje no necesitase historia de amor, pues durante bastante tiempo las mujeres en el cine eran sólo el llamado ‘love interest’, y poco más. Este film se centra en el viaje personal de la protagonista, no es una superheroína ni mucho menos, tiene que aprender a salir adelante… A través de todo lo que sufre se hace más fuerte. Esto está muy bien porque te puedes identificar con el personaje.

5Se podría criticar que resuelve la situación a porrazos, como los hombres, o sea que apenas se nota que sea una mujer. ¿No teme que su personaje parezca poco femenino?

Creo que las mujeres son así. Desde mi punto de vista Lara Croft es muy femenina, según la retrata el film. He practicado boxeo y tenía compañeras que físicamente estaban bastante en forma, resultaba muy difícil hacer las cosas que ellas llevaban a cabo sin despeinarse. Dentro de la feminidad, lo físico es importante. Hemos visto hacer escenas de acción siempre a hombres, pero si las hace una mujer no significa que sea poco femenina.

Además, tiene que recurrir a la inteligencia y usar herramientas, ya que no tiene un tamaño enorme, lo suyo no son las peleas, evidentemente.

En los últimos años ha habido cambios sociales, creo que hoy en día no resultarían creíbles las princesas necesitadas de ser salvadas del pasado, no creo que los espectadores conozcan a mujeres así en su entorno, sino que las que tienen a su alrededor más bien se las arreglan por sí mismas, por lo que esta película es más realista.

¿Tuvo que prepararse para las secuencias de acción?

Me pusieron en manos de Magnus Lygdback, un compatriota mío. Me hacía mucha ilusión trabajar con él, pues había preparado a Alexander Skarsgård para La leyenda de Tarzán, y a Ben Affleck para ser Batman, como nutricionista y entrenador personal. Me ayudó a conseguir 6 kilos más de masa muscular en cuatro meses, aunque por desgracia después de tanto esfuerzo todo eso se va en dos semanas (risas).

Tenía que parecer en forma, pues aunque soy pequeñita, al principio del film mi personaje trabaja como mensajera, está acostumbrada al ejercicio físico, y de esta forma resulta más creíble que cuando se mete en persecuciones, no acabe agotada. Además, practiqué con Lygdback disciplinas como boxeo, natación y escalada, ya que iban a ser necesarias para determinadas escenas. He sido bailarina, así que estoy acostumbrada a trabajar desde el punto de vista físico. Pero esto era diferente, y quería saber si era capaz.

Me encanta el personaje porque no se parece nada a mí, pero estaba claro que hacía falta un gran esfuerzo para entrenarme y convertirme en Lara Croft. Fue interesante para mí, porque tenía curiosidad por las películas de acción y cómo los actores se preparan para ellas.

2¿Hubo alguna secuencia difícil de rodar?

Traté de rodar todas las secuencias de acción en la medida de lo posible, lo malo es que se tiene mucho miedo a lo que puedan decir las compañías de seguros. Enseguida te sustituyen por un especialista, porque si me pasa algo, la película se va al garete. Fue todo bastante difícil. La primera vez me dio mucho miedo estar suspendida a 20 metros de altura por unos alambres muy finos, pero después de hacerlo una vez, solo quería hacerlo más veces.

Fue un proceso de filmación un poco difícil, en un momento determinado estuvimos filmando varios días en un río. Pasé demasiado tiempo en el agua, así que me puse azul y casi me muero. Parece que éste es el precio que uno paga por su arte.

¿Conocía el videojuego antes de que le ofrecieran el papel de Lara Croft, una de las heroínas más populares de las consolas?

Sí, de hecho aunque no soy una gran seguidora de este tipo de productos, he jugado. Sabía de sobra quién era, así que cuando me llamaron para darme el papel di un bote de alegría. Me invadió una emoción enorme. Por desgracia, enseguida me entró algo de miedo. Pensaba que el personaje tiene una legión de seguidores en todo el mundo, ¡que iban a mirar con lupa todo lo que yo hiciera!

Tras hablar con el director del film, me tranquilizó un poco. Me dijo que tenía en mente recuperar la esencia de Lara Croft, es decir, que teníamos que buscar los elementos que habían provocado que durante veintidós años haya tenido tantísimo éxito, y mantenerlos, pues de esta forma teníamos el triunfo asegurado.

Además, íbamos a ampliar el universo, dándole un trasfondo a la protagonista y humanizándola. Nada podía fallar.

Al principio del film su personaje es una joven buscándose la vida en Europa. ¿Le resulta difícil acercarse a esta realidad tan distinta a la suya, puesto que se ha convertido en una diva de Hollywood?

Pese a que yo soy una estrella, y también mi marido, Michael Fassbender, la realidad es que estamos rodeados de personas bastante normales, no nos relacionamos con otros astros. Creo que estoy viendo continuamente a la gente de la calle, y no estoy alejada

¿Qué busca en un guión?

Cuando los leo puedo imaginar qué es lo que va a sentir el espectador cuando vea la película terminada, así que creo que puedo hacerme una idea de si el resultado final va a tener interés o no. En principio me gusta que se salga de lo habitual, que no caiga en clichés, y por supuesto que los personajes estén bien detallados, que no sean unidimensionales. Huyo de los que están descritos con unas breves frases, del tipo, es una inadaptada, o es una luchadora y ya está.

4De las dos grandes actrices suecas que ha dado Hollywood, se recuerda a Greta Garbo por aportar misterio y a Ingrid Bergman por la naturalidad. ¿Por qué cree que quedará usted en la memoria de los cinéfilos?

No me puedo comparar ni de lejos. Yo soy una persona más normal de lo que parece. Me considero una simple colaboradora a la hora de contar historias. Como mucho, puedo argumentar que intento hacer papeles muy diferentes, ojalá la gente llegue a decir que logro cierta versatilidad. Con eso me conformo.

¿Cree que el camino para que la mujer conquiste la igualdad reside en producir?

Estoy lanzando mi compañía de producción llamada Vikarious. Uno de sus objetivos es hacer películas con protagonistas femeninas y directoras. Hemos rodado un drama sobre dos hermanas llamado Euphoria, que protagonizo con Eva Green; la realizadora y guionista es Lisa Langseth, que me había dirigido en Pure, una película sueca. Mi intención es cambiar la cultura.

Además, me gustaría dirigir. Este año estoy muy ocupada, pero está siendo un proceso natural dentro de mí. Me voy formando, buscando esa historia que sienta que es para mí... Sí, no pasará mucho tiempo.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales