saltar al contenido principal

Estrenan la serie “Criminal” en Netflix

Trabajó con Saoirse Ronan en Hanna, aunque a Álvaro Cervantes se le conoce más como protagonista de “Carlos, Rey Emperador”. Comparte cartel con Inma Cuesta, consagrada con títulos como La novia o la reciente Vivir dos veces, en Criminal, peculiar serie centrada en interrogatorios policiales, producida entre Francia, Reino Unido, Alemania y España. Cada país se ha ocupado de cuatro capítulos. A Cervantes le ha tocado el poli, y a Inma Cuesta una ‘presunta’ delincuente.

¿Por qué aceptaron un proyecto tan arriesgado?

Álvaro Cervantes: Lo primero que me dijeron es que Mariano Barroso era el director, y que Manuel Martín Cuenca estaba como guionista. Después me llegó el guion, que me hizo sentir una enorme emoción, por participar en un proyecto internacional de estas características que arrancaba.

Inma Cuesta: Yo más o menos por las mismas razones. No se podía decir que no a una oferta así.

¿Se han cruzado con los actores del extranjero?

I.C.: Primero se rodaron los capítulos de Reino Unido. Nos los pusieron para que pudiéramos ver cómo era el tono. Ellos son muy minuciosos y concretos, y nosotros tendemos a ser más pasionales, pero aún así creo que al final tienen una unidad.

A.C.: Arrancar una serie y que el primer día ya sepamos cómo tiene que quedar la factura, y el look, es sentirse arropado. Los capítulos ingleses son muy potentes. Nosotros utilizábamos el mismo decorado y la misma iluminación.

Cuando estaban rodando los británicos, nosotros estábamos de pruebas de vestuario. Me presentaron a David Tennant y a los demás. Entre una secuencia y otra nos alertaban de que nos preparáramos porque era una serie muy ‘especial’, ya que acababan de filmar del tirón una escena de doce minutos.

criminal inma cuesta¿Cómo ha sido el trabajo con Mariano Barroso, actual presidente de la Academia?

I.C.: Maravilloso. Hasta ahora no había estado a sus órdenes, pero crea un ambiente muy creativo e inspirador. Lo he disfrutado mucho, porque no siempre los realizadores tienen espacio para compartir impresiones, pero él está muy abierto a comunicarse. Nos dio la oportunidad de poder rodar en continuidad una secuencia de trece páginas, que dura unos cuarenta minutos. Para mí como actriz fue un reto, pero también un regalo, porque me daba la oportunidad de reflejar los giros de los personajes

A.C.: Recordé lo que he contado que me comentaron los ingleses. Se quejaban de hacer una de doce minutos, ¡y nosotros habíamos interpretado una de cuarenta! Los españoles arrasamos.

Se trata de una serie muy teatral. ¿Es difícil para un actor filmar en el mismo escenario con pocos personajes?

A.C.: Es un cara a cara, en una sala de interrogatorios, donde se juega al gato y al ratón. El conflicto está claro en cada capítulo desde el primer momento: el policía quiere sacarle su confesión al criminal. Esto ordena mucho a nivel dramático. Con textos buenos que le sacan tajada a eso, y con un director como Mariano Barroso, se trata de un desafío, pero que finalmente resulta muy fácil.

I.C.: Cada capítulo concluye. Mi personaje transitaba por muchos lugares. Lo más complejo de ella, Carmen, era entrar en su cabeza, para entender sus motivaciones. Y tenía que sembrar la duda sobre si era culpable o no. Por suerte, me sentí muy bien acompañada.

¿Qué nos puede contar Álvaro Cervantes del suyo?

A.C.: Ray es el policía que lleva menos tiempo en la unidad. Es joven, intuitivo y apasionado de su trabajo. Aparte de estar aprendiendo muchísimo, vive una historia de amor con su jefa, María, encarnada por Emma Suárez. La parte policíaca no se podía comer la historia personal, pese a que ésta aparece circunstancialmente en pocos diálogos.

¿Cómo fue el trabajo con una gran veterana como es Emma Suárez?

I.C.: La labor de un actor crece gracias a sus compañeros, y si tienes enfrente a Emma, los resultados son excelentes. Me llevaba de la mano en las partes más complicadas. Era muy generosa conmigo, y lleva el interrogatorio, por lo que hace plantea las cuestiones que los criminales, como mi personaje, tienen que responder.

A.C.: Iba marcando el ritmo, era como nuestra capitana. Ha demostrado estar en forma, porque tiene más presencia que nosotros, ya que está presente en tres historias. Yo estaba en la primera, y ella colaboraba. En el segundo y en el tercero yo estoy más en la retaguardia, pero ella sigue estando ahí, con un enorme volumen de texto.

¿Se ha tratado de conseguir el máximo realismo en la serie?

A.C.: No sólo ha habido una labor de documentación importante, sino que se ha trabajado construyendo hasta los más mínimos detalles. En un capítulo habíamos ido a cenar en un restaurante, y a mí me llegaron a dar la factura del sitio a donde se supone que habíamos estado, como parte del atrezzo. O sea, que se ha trabajado incluso en lo que no se ve.

Al contarse historias que acaban, ¿habíais leído el resto de capítulos en los que no intervenís?

I.C.: Sólo me dieron el mío, pero ha sido por mi culpa. Como ando metida en varios proyectos, no he tenido tiempo de pedirlos y echarles un vistazo. Pero sí que conozco qué ocurría en los demás, y qué actores iban a aparecer.

Criminal está creada por dos británicos, Jim Field Smith y George Kay. ¿Les han controlado de cerca o dejaban vía libre al equipo español?

A.C.: Nos han acompañado todo el tiempo. Pero no ofrecían la sensación de estar vigilando, sino que más bien parecían disfrutar del trabajo de Mariano Barroso y del resto de personas.

I.C.: Cuando pones en marcha un proyecto, es bonito estar presente y ver cómo toma forma y se hace realidad. Por eso creo que venían siempre. Pero nos han dado aliento, y nos han dado una enorme libertad.

¿Cuáles son sus siguientes proyectos?

I.C.: Yo acabo de estrenar Vivir dos veces, de María Ripoll. En octubre empiezo otro proyecto, pero que no se puede desvelar. Es una serie para televisión.

A.C.: Por mi parte, he terminado una película que se llama Un mundo prohibido, de Salvador Calvo. Y también Malnacidos, una comedia de zombies en la Guerra Civil con Javier Ruiz Caldera. No me puedo quejar, porque no he parado.

¿Qué supone estrenar una serie en Netflix?

I.C.: Lo que ocurre con las nuevas plataformas es muy positivo, porque ya no hay fronteras. Antes rodabas una serie, que se veía en un único país, y había que esperar a que la distribuyeran fuera, pero ahora estrenas para el mundo entero. Después del éxito de varias series españolas, creo que el mundo está pendiente de lo que rodamos.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto