IMG-LOGO

Biografía

Emma Suárez

Emma Suárez

56 años

Emma Suárez

Nació el 25 de Junio de 1964 en Madrid, España

Premios: 3 Goya

Talento discreto

17 Febrero 2009

Cuando a los 15 años debutó en la película Memorias de Leticia Valle de Miguel Ángel Rivas, a Emma Suárez le quedó claro lo que quería ser de mayor. Inició una carrera con paso firme, donde ha sabido combinar teatro, cine y televisión, y a pesar de no ser una megaestrella que ocupa las portadas de las revistas, su talento siempre brilla en cada uno de sus proyectos.

Emma Suárez Bodelón nació en Madrid, el 25 de junio de 1964 y empezó en el mundo del cine participando en cortometrajes y en pequeños papelitos en películas como Crónica de un instante (1981) o Sesión continua (1984), esta última de José Luis Garci, la cual estuvo nominada al Oscar. En 1986 la ficharon para cuatro episodios de la serie Tristeza de amor, y aunque su aparición fue fugaz, tuvo la oportunidad de trabajar al lado de actores como Concha Cuetos, Alfredo Landa o Carlos Larrañaga.

En Tata Mía, de José Luis Borau, compartía pantalla con Imperio Argentina, Carmen Maura o Marisa Paredes, pero en 1989, con La blanca paloma de Juan Miñón, obtuvo por fin un papel protagonista junto a Antonio Banderas y Francisco Rabal, haciendo de la hija del dueño de un tablao que es acosada por su propio padre. Por este trabajo fue candidata como mejor actriz en los Fotogramas de Plata. Tras este drama, se la vio en un thriller, A solas contigo, en otro drama, Contra el viento, donde volvió a coincidir con Banderas, y en 1992, en la comedia La vida láctea, de Juan Estelrich Jr., una producción española, francesa y alemana. Emma Suárez hacía de Bianca y tenía como compañero de reparto a Mickey Rooney, ni más ni menos. Además, el director se convirtió en su marido en 1992, y fruto de esa unión nació su hijo.

Emma ha sabido compaginar el cine con el teatro y así participó en 1982 en "El cementerio de los pájaros", de Antonio Gala; o en 1985 en "Bajarse al moro", de José Luis Alonso de Santos.

Hacía tiempo que su nombre sonaba como una firme propuesta del cine español, y Julio Medem la llamó para su primer largometraje, Vacas, junto a Carmelo Gómez. Tan contento quedó el director con el trabajo de la actriz que volvió a contar con ella para sus siguientes filmes, La ardilla roja y Tierra (1996), donde también coincidió nuevamente con Carmelo Gómez. Con Una casa en las afueras, de Pedro Costa, volvió al terreno del thriller haciendo de la esposa de un perturbado Juan Echanove.

La periodista y directora Pilar Miró quiso que ella y Carmelo Gómez fueran los protagonistas de Tu nombre envenena mis sueños, film basado en una novela de Joaquín Leguina y por la que Emma Suárez recibió un Premio Onda en 1996 y ambos protagonistas, sendos Fotogramas de Plata.

El éxito de la película hizo que Carmelo y Emma volvieran a reunirse, de nuevo a las órdenes de Pilar Miró, en la producción El perro del hortelano, firme apuesta española en 1996 y gran triunfadora en los Goya; la pareja interpretaba a los enamorados protagonistas, Teodoro y Diana. El film, basado en una obra teatral del madrileño Lope de Vega, ganó el Goya a la mejor dirección y a la mejor actriz, Suárez.

Tras el triunfo de la película y su consolidación como actriz, Suárez aceptó su participación en la serie Querido Maestro, la cual duró tres temporadas. Compartía pantalla con Imanol Arias, con el que más tarde coincidió en la exitosa Cuéntame como pasó, en 2004. La ciudad de los prodigios de Mario Camus, el drama Sobreviviré y la comedieta Besos para todos, fueron otros títulos en los que Emma Suárez seguía confirmando su talento.

Algo desapercibidas pasaron las películas Dama de Porto Pim y la francesa Sansa, pero en 2003, su nombre volvió a sonar fuerte con el estreno en televisión de la serie El pantano, donde se apostaba por una historia innovadora en el momento, llena de intriga y misterio. Pero el argumento de los capítulos no cuajó entre el público y pronto se suspendió la serie. Emma siguió con su carrera en el cine con filmes como Horas de luz, Lluvia de otoño, Óscar. Una pasión surrealista o Bajo las estrellas, de Félix Viscarret, película por la que fue nominada al Goya en 2008. Del mismo año fue su estreno en teatro de "Tío Vania", la tragicomedia de Chéjov.

Cazadores de hombres ha sido su vuelta a la televisión, donde interpreta a Ana, una valiente madre coraje que hace lo que sea para encontrar al asesino de su hija. Con La casa de mi padre, cinta de Gorka Merchán sobre ETA, se ha reencontrado con Carmelo Gómez, y comparte pantalla con las nuevas promesas Verónica Echegui y Juan José Ballesta.

En definitiva, su capacidad innata para hacer de cada interpretación un sobrio trabajo le ha llevado a recibir contados galardones. Su trabajo destaca por encima de la media y su talento, nada desdeñable, es una garantía de éxito.

Goya
2017

Ganador de 2 premios

Goya
1997

Ganador de 1 premio

Filmografía
Invisibles

2020 | Invisibles

Cine de mujeres. La directora Gracia Querejeta ya ha entregado en otras ocasiones trabajos que se centran en cuitas femeninas, como la aclamada Siete mesas de billar francés, pero nunca de modo tan directo como en Invisibles, un título que ya hace referencia al estado en que muchas mujeres sienten su existencia al frisar los 50 años: parece que nadie las ve, se perciben como accesorias y sus perspectivas de futuro están cada vez más desdibujadas. La directora madrileña aporta su personal visión a la crisis que sobreviene, las inseguridades, la insatisfacción. La película está rodada prácticamente en el único escenario de un parque, en donde tres amigas quedan cada jueves para caminar y charlar. Invisibles se estructura así de un modo extraordinariamente sencillo: largos parlamentos y diálogos repartidos en secuencias que corresponden a un día de la semana, a lo largo de dos o tres meses. Hay un trabajo meritorio en el guión de Querejeta y su colaborador Santos Mercero a la hora de definir a cada una de las mujeres: la hermética Julia, profesora de matemáticas que vive un matrimonio sin amor y está aburrida de los hombres; la ejecutiva Elsa, en sus tiempos una triunfadora comehombres y ahora obsesionada con ser objeto de deseo, una seducción cada vez más difícil; y la quejica Amelia, que se deja humillar por su hijastra por miedo a no perder el favor de su pareja, tras dos anteriores relaciones frustradas. El film se ve con gusto, porque las conversaciones están bien escritas y la naturalidad de las actrices es considerable, aunque esto incluya en ocasiones un lenguaje soez bastante directo. El tono tragicómico está muy logrado por momentos, sobre todo con la actriz Nathalie Poza (qué gracia tiene lo de llamar a la amiga deprimida para sentirse mejor), mientras que Emma Suárez aporta magníficamente el toque de la mujer liberal que en el fondo se siente superior a sus amigas y Adriana Ozores cumple a la perfección con su rol de mujer dura, cabal pero cínica, que está de vuelta de todo. Y funcionan las esporádicas apariciones masculinas de Pedro Casablanc y Fernando Cayo. Pero hay en la visión femenina que da la directora un poso bastante insatisfecho y triste de la vida, incluido un hondo cansancio por los hombres, muchas veces vistos aquí como un simple enemigo, mera fuente de problemas. Desde luego no hay en estas mujeres nada que se parezca al amor, a la confianza, a la esperanza de una entrega o a la ilusión por sentirse amada, más bien lo contrario: una especie de desaliento vital inunda a las protagonistas, incapaces de escapar de sus frustraciones, sus tristezas y desengaños. El contrapunto sería el tramposillo personaje de la amiga huida (Blanca Portillo), aunque también su decisión de vida resulte un tanto disparatada en su “modélico” giro de perspectiva de género.

5/10
7 razones para huir

2019 | 7 raons per fugir

Curiosa película con tres directores –Esteve Soler, Gerard Quinto y David Torras– y siete historias encadenadas –adaptación de breves piezas para la escena de Soler–, que funcionan independientemente, pero que comparten mirada de humorada negra y desazón vital ante el modo en que la sociedad entiende sus valores, lo que queda ejemplificado en el terrible plano final, que cohesiona el conjunto. Se articula pues alrededor de la familia –un matrimonio explica a su hijo adulto cómo nunca desearon tenerle–, la solidaridad –un negrito que pide ayuda desde la pantalla de un televisor, se cuela en la sala de estar de un matrimonio mayor poco sensible–, el orden –en medio de la noche, un tipo despierta a su vecina porque no recuerda qué número va después del 6–, la propiedad –una mujer que busca piso, se encuentra con que el que le enseñan incluye un tipo ahorcado colgando de la lámpara–, el trabajo –un matrimonio de sastres esconde bajo la tarima de madera del suelo a 700 chinos que confeccionan sus pedidos–, el progreso –un tipo ha sido atropellado por el tranvía y una vecina se demora en llamar a la ambulancia– y el compromiso –en la boda que se celebra en una iglesia, el concepto de "hasta que la muerte os separe" toma asombrosos derroteros–. El conjunto es un claro homenaje al cine de Luis Buñuel, citado al inicio a propósito de la simetría, que luego se guarda y rompe en la composición de algunos planos, una opción estética complementada por el uso de grandes angulares y el rodaje en su totalidad en interiores. El sentido del humor y las situaciones surrealistas son claramente buñuelescos. Hay un buen y variado elenco actoral, y se combina el uso del catalán y el castellano.

6/10
La influencia

2019 | La influencia

Alicia regresa a la casa de su madre, la posesiva Victoria, en coma profundo, que sobrevive porque está conectada a una máquina. Hasta ahora estaba bajo los cuidados de Sara, su otra hija, y de una enfermera que acude por las noches. La recién llegada está acompañada por su familia, compuesta por Mikel, su marido, y por la pequeña hija, Nora, que comienza a sentir una fascinación insana por la anciana enferma. Puesta de largo del catalán Denis Rovira van Boekholt, cuyos tres cortos anteriores, Ángel, Lazarus Taxon y El grifo han tenido una buena acogida en el circuito de festivales especializados. Él mismo ha coescrito el guión, con Daniel Rissech y Michel Gaztambide, ganador del Goya por No habrá paz para los malvados, que adapta una novela del británico Ramsey Campbell, al que curiosamente sólo se adapta en España, pues sus obras habían dado lugar hasta ahora únicamente a dos largometrajes patrios, Los sin nombre, de Jaume Balagueró, y El segundo nombre, de Paco Plaza. No le falta talento al emergente realizador, que aprovecha la iluminación natural grisácea de las localizaciones asturianas en las que ha rodado para componer una atmósfera sugerente. Consigue también un arranque prometedor, al centrarse en describir las relaciones familiares de los personajes, todo indica que pretende construir un film cocinado a fuego lento al estilo de Hereditary, con imágenes turbias que recuerdan al cine de Guillermo del Toro. Por desgracia, no consigue dar entidad a los personajes, pese a los esfuerzos del reparto, principalmente de la siempre admirable Manuela Vellés (Alicia), y Maggie Civantos (Sara), mientras que la niña, Claudia Placer, da la talla. Por el contrario, poco pueden hacer Emma Suárez (la madre) bajo una espesa capa de maquillaje, y el insulso Alain Hernández, en la piel de un marido que no tiene ninguna hondura. El desastre absoluto sobreviene cuando arranca el tercer acto, una sucesión de gritos, sustos para impresionar a adolescentes, y cuchilladas incoherentes que llegan a provocar carcajadas involuntarias; el film resulta únicamente recomendable para incondicionales del género.

4/10
Criminal

2019 | Criminal | Serie TV

Una joven está acusada del asesinato de su hermana autista, un veterano narcotraficante se resiste a confesarse culpable; a una mujer acomodada le interrogan sobre el paradero de su hermano fugado y la de una joven acusada del asesinato de su hermana autista. Original serie policiaca, con doce episodios autoconclusivos que se desarrollan en la misma sala de interrogatorios, donde los policías tratan de hacer confesar a presuntos delincuentes. Ha sido rodada por profesionales de cuatro países diferentes, encargándose Mariano Barroso, presidente de la Academia del Cine de los tres que correspondían a España, mientras que el resto están elaborados por franceses, británicos y alemanes. De cariz bastante teatral, al desarrollarse en un escenario único, a tiempo real, cada capítulo logra captar al espectador, por la tensión del duelo entre los agentes y los interrogados, aunque por otro lado, pocos son los elementos que dan continuidad entre unos y otros, por lo que no crea la necesidad de visionar el conjunto en su totalidad, salvo en el caso de las tres entregas españolas, que sí dejan con ganas de saber más. Resulta llamativo comprobar la diferencia de procedimientos entre los distintos países europeos. Se trata de una serie de planos muy largos, donde se deja mucho espacio para el lucimiento de los actores. Eduard Fernández, David Tennant, Carmen Machi e Inma Cuesta brillan entre los interrogados, y Emma Suárez entre los representantes de la ley. 

6/10
Una ventana al mar

2019 | Una ventana al mar

Ante una noticia que le cambia la vida, María, una bilbaína de cincuenta y cinco años, decide hacer un viaje a Grecia con sus amigas más cercanas en contra de los consejos de su hijo y de los médicos. Una decisión espontánea la conduce a la isla de Nisyros, un pequeño reducto de paz y calma en el que inmediatamente se siente como en casa. Mientras explora la hermosa isla y se sumerge en sus tesoros ocultos, conoce a Stefanos y, contra todo pronóstico, se enamora. Lo que parecía una breve escapada de la realidad pronto se convierte en una inesperada oportunidad de alcanzar la felicidad.

70 Binladens

2018 | 70 Binladens

Una película de atracos que juega a la intriga, porque se guarda argumentalmente varias cartas en la manga. Seguimos a Raquel, que escoge cuidadosamente una sucursal bancaria de Bilbao para solicitar un crédito. Necesita 35.000 euros –o sea, 70 binladens, en el argot delictivo así se conocen los billetes de 500 euros–, para el tratamiento de una enfermedad de su hijita, o eso asegura al director de la entidad. Pero justo cuando se está tramitando loa operación, una pareja de ladrones asalta el lugar. Las cosas se complican y el atraco se convierte en una situación con rehenes, en toca negociar con dos especialistas de la ertzaintza, la policía autonómica vasca. Curiosamente Raquel va a convertirse en una especie de intermediaria, por la torpeza de los atracadores. Koldo Serra tiene a sus espaldas una larga década de experiencia como cineasta desde su debut en el largo de Bosque de sombras, un thriller que prometía más de lo que daba, ahí está la ambiciosa Gernika, sobre el bombardeo a esta población durante la guerra civil, que también dejaba parcialmente insatisfecho al espectador. El caso es que 70 binladens, sin ser una película perfecta, resulta mucho más redonda. El director maneja bien los recursos del género, con escenas típicas en torno al nerviosismo de los atracadores, la negociación con la policía y la actitud de los rehenes. Sin duda que lo más novedoso es el comportamiento singular de la protagonista, muy bien interpretada por Emma Suárez, su manejo de la situación, conversando con asaltantes y policía, despierta el interés acerca de por qué es alguien tan especial. Los toques humorísticos y de crítica social con la crisis económica y de valores como telón de fondo, pueden hacer pensar en El mundo es nuestro, pero los giros y sorpresas, y las conversaciones telefónicas, también remiten a la exitosa serie La casa de papel.

6/10
Las hijas de Abril

2017 | Las hijas de Abril

Nueva incursión del mexicano Michel Franco en el mundo de las familias desestructuradas y con grandes carencias afectivas, que ganó el Premio Especial de Jurado en la sección Un Certain Regard en el Festival de Cannes. Con su característico estilo lánguido, en que deja que muchas cosas las adivine el espectador a medida que avanza la narración, Franco sigue a Valeria, una chica de 17 años, embarazada, que quiere mucho a su novio Mateo. Vive con su hermanastra Clara en Puerto Vallarta, que en cierto momento avisa a la madre de ambas, Abril, para explicarle la situación. Ella, en torno a los cincuenta, llega dispuesta a ayudar, aunque se la ve claramente inmadura, con ensoñaciones de clases de yoga. Sabemos que está divorciada, y que por algún motivo Valeria no está muy contenta con su aparición. Las cosas se complican porque los padres de Mateo no ayudan, y Abril toma una radical decisión en torno al bebé, una vez nace. Toda la narración tiene un curioso tono de irreal realismo, quizá lo más valioso del film, por esa especie de presencia fantasmagórica de Abril, que no tiene los pies en el suelo. Pero la narración es árida y cansina, muy desesperanzada en su visión de la condición humana y su incapacidad para la entrega y el compromiso, y aunque el estilo resulta eficaz en los giros argumentales, deja una sensación de puro efectismo un tanto vacío. Los actores resultan naturales, incluida Emma Suárez con el buscado artificio de su personaje.

5/10
La zona

2017 | La zona | Serie TV

"La zona" es una zona de exclusión con altos niveles de radiactividad, situada en el norte de España, el acceso está restringido tras el accidente ocurrido años atrás en una central nuclear. Aunque se trabaja en la reconstrucción, y sería deseable que los antiguos vecinos pudieran regresar a sus casas, la posible vuelta a la normalidad es lenta, muy lenta, y las víctimas se sienten desatendidas... Todo ello propicia que haya saqueadores que trafican con los objetos que quedaron abandonados en las casas, tiendas y almacenes. Para colmo, empiezan a producirse terribles asesinatos, tipos descuartizados cruelmente en algo que convierte a los salvajes torturadores de los cárteles de las drogas en poco menos que hermanitas de la caridad. Héctor, avezado policía que tuvo un comportamiento heroico cuando ocurrió la tragedia, pero que ha estado apartado del servicio, comienza a investigar los terribles crímenes. Ambiciosa serie televisiva de Movistar+, creada por los hermanos Sánchez-Cabezudo, Jorge y Alberto. El primero debutó con gran fuerza en el cine con la lograda La noche de los girasoles, también un thriller policial, pero luego se ha decantado por el mundo de las series, donde destacó su trabajo con Alberto en Crematorio, una mirada al mundo de la corrupción política, pues su intervención en Gran Hotel y Víctor Ros es menos personal. Aunque la valoración tras ver sólo el primer episodio puede ser prematura, se puede señalar que la apuesta es grande, y que la idea de presentar una especie de escenario apocalíptico realista y desencantado a partir de un accidente nuclear es ingeniosa, y conecta con la sensibilidad actual de las personas corrientes tristes que se sienten desatendidas por sus gobernantes, e inmersas en el pozo sin fondo del desconcierto vital. Acorde con este planteamiento, se ha creado una atmósfera desasosegante, con una paleta de colores grises, y una partitura que imita el ruido de los contadores geiser medidores de la radioactividad, bastante efectiva. Donde al menos de momento no está claro si habrá acierto es en la creación de personajes y conflictos. El policía que ha perdido a su familia y ha tocado fondo, los trapicheos y los crímenes tremebundos, el trabajo de los científicos, tienen un aire de "déjà vu", y no permiten a los actores un excesivo lucimiento. Y la pareja de ancianos que vuelve a su casa y el tipo al que acogen, hace pensar en películas de zombis demasiado al uso. De todos modos el diseño de producción, los trajes y máscaras de protección, dan al conjunto un aire sofisticado que sería de desear que se plasmara en los siguientes episodios en un desarrollo mejor y más ocurrente.

5/10
Julieta

2016 | Julieta

Julieta. Una mujer en la cincuentena. Independiente y resuelta, se dispone a dejar Madrid e irse a vivir con su pareja, Lorenzo, a Portugal. Pero un encuentro casual con Bea, amiga de la infancia de su hija Antía, supone un mazazo, los recuerdos de un pasado que ha querido olvidar, sepultándolos en el silencio, regresan con fuerza, y a modo de exorcismo, emprende la escritura de un diario, donde recuerda su época de profesora de literatura clásica, y cómo conoció al padre de Antía, un pescador llamado Xoan, en un viaje nocturno en tren. La mejor película de Pedro Almodóvar desde Volver, de 2006. Se basa, con cierta libertad, como suele cuando maneja materiales ajenos, en tres relatos de la canadiense Nobel de Literatura Alice Munro, “Silencio”, “Destino” y “Pronto”. Y se trata de una obra de madurez, donde deja atrás algunos de sus habituales excesos folletinescos, y en que temas que se prestaban al barroquismo –la secta, la relación entre Julieta y Bea, o del padre de Julieta con su asistente extranjera–, se dejan simplemente apuntados; lo mismo cabe decir del ejemplar final, e incluso en las bromas, pocas, se muestra especialmente sobrio. Está presente esa carnalidad que no puede evitar, es su carácter, en las escenas de sexo, pero también aletea cierta espiritualidad en el drama, se palpa la vida interior y el sufrimiento reconocibles de los personajes, y especialmente de la protagonista, Julieta. El formato es quizá a ratos de cuento, pero se ancla mucho en la realidad. Y para ello nada mejor que subrayar la maternidad, las madres siempre nos ayudan a mantener los pies en la tierra. La angustia existencial, donde tiene especial peso el sentido de culpa, y la incomunicación que tanto daño hace, pueden emparentar el film al cine de Ingmar Bergman. Pero el misterio acerca de lo que ha ocurrido y su tratamiento tonal, con el viaje de noche y ensueño sobre raíles, la convivencia de Eros y Tánatos, la desconexión que se produjo entre madre e hija, la asistenta chismosa de Rossy De Palma, el mar y la noche de tormenta, las despedidas y sus premoniciones, asistidos por la música de Alberto Iglesias y el dinámico montaje de José Salcedo, emparenta el film con Alfred Hitchcock, de algún modo da Vértigo, y se obedece a un mandato, Recuerda. En cualquier caso, esta combinación de elementos funciona para mostrar al cineasta manchego en estado de perplejidad, desnudando como siempre en sus películas su propia alma, y descubriendo a alguien que ve que el tiempo pasa y que no ha encontrado las respuestas a las grandes preguntas existenciales, tal vez porque no sabe cómo plantearse dichas preguntas. Los actores hacen un buen trabajo, pero sobresalen las mujeres, y sobre todo Emma Suárez, aunque también Adriana Ugarte, que componen a las Julietas mayor y joven; aunque el momento en que se intercambian sorprende un poco; la voz en off de Suárez, su relato, está bien utilizada, no cansa. La paleta cromática está cuidada con esmero, aunque en la dirección artística se detecta la decisión de incluir algunos elementos, por el hecho de que apetece que estén, la decoración del piso de Julieta, las esculturas de la amiga Ava... Es igual que algunos guiños, como los libros que la protagonista quiere llevarse a Portugal, o la mención a las obras de Patricia Highsmith, Almodóvar no puede resistirse a la tentación de tales referencias, que se nota, le encantan.

7/10
La próxima piel

2016 | La propera pell

Nadie puede negar la capacidad de riesgo de Isaki Lacuesta, el suyo es cine de autor, de estudiadísimos tempo y atmósfera, que puede tomar forma de singular drama documental (La leyenda del tiempo), investigación antropológica experimental (Los pasos dobles), sátira mordaz a la crisis económica (Murieron por encima de sus posibilidades)... Aquí coescribe y codirige con su guionista Isa Campo la que podría describirse como su película más comercial, lo que no quita para que sea un drama con aristas y nada cómodo sobre la filiación y la maternidad, y los traumas de infancia que persisten en la adolescencia y la juventud. En un centro de huérfanos y chavales problemáticos en Francia, Leo ha sido identificado como Gabriel, que se perdió siendo niño en los Pirineos catalanes, y padeció una amnesia. Su madre Ana, viuda, y su tío Enric, acuden al lugar para recogerle y llevarle a casa, en un pueblecito de alta montaña, y les acompaña durante unos días su tutor Michel. Acostumbrarse a la nueva situación, ir recordando el pasado, va a llevar tiempo: Leo/Gabriel es un chico inestable, que no ha tenido una vida sencilla, y poco a poco descubrimos que la vida familiar antes de su desaparición no era exactamente idílica. Además, todo el tiempo persiste la duda de si Leo es realmente Gabriel, o simplemente un impostor que busca una vida mejor. Ana sólo desea creer que ha recuperado a su hijo, pero Enric albergas sospechas que podrían ser también celos. Lacuesta demuestra ser un gran narrador cinematográfico, ya con los primeros compases del film, planos de la naturaleza, el deshielo y los árboles combados por el viento, o los de Leo/Gabriel encaramándose temerariamente por una tubería del centro de acogida donde vive. O manejando viejas filmaciones y cintas de vídeo. Y sabe crear la atmósfera algo opresiva y atávida de una población rural, de personajes taciturnos que se sienten en parte prisioneros de sus propias existencias, la visión de la naturaleza humana de la película es decididamente pesimista. Paulatinamente teje las relaciones de los personajes, sembrando dudas acerca de sus intenciones, demostrando que más de uno tiene algo que ocultar. Aunque ese afán de misterio y de desconfianza en sus personajes, y hasta de desconocimiento propio, lo retuerce finalmente de un modo excesivo, el ménâge à trois, de Leo con su presunto primo y la novia de éste, que no viene demasiado a cuento, o ciertas truculentas sorpresas en el último tramo, que por otro lado se ven venir. Los actores están muy bien, Emma Suárez, Sergi López y un Àlex Monner que se ha especializado en chicos problemáticos.

6/10
Las furias

2016 | Las furias

Sólido debut en la dirección de Miguel del Arco, autor también del guión. Sigue la complicada relación entre los miembros de una familia, los Ponte Alegre, que se diría son víctimas de las célebres Furias, hijas de Urano, de la mitología griega, tantas vicisitudes envenenan el trato entre unos y otros. Ahí están Leo, el abuelo, célebre actor de teatro que conoció una etapa de decadencia, y ahora padece una demencia senil; su esposa Marga, psiquiatra, que mantiene una relación amorosa lésbica que nadie conoce con su ayudante Julia; sus tres hijos, Casandra –directora de un programa de radio nocturno, casada con Gus, músico en paro, y con una hija adolescente psicótica, María–, Héctor –el triunfador, que acaba de anunciar su boda al fin con Ana, su pareja desde hace 20 años– y Aquiles –el más perdido de los tres, soltero y que está escribiendo un libro sobre su padre–. El inesperado anuncio de Marga de la venta de la casa de campo familiar propicia una última reunión en la finca, donde se celebrará la boda de Héctor y Ana, y que será el escenario donde se desaten aún más las Furias que atenazan a la familia. A modo de intensa tragedia griega, conviven en Las furias las libres decisiones de los personajes con cierto fatalismo, no escogemos a los miembros de nuestra familia, ni las enfermedades que padecemos, y podemos aconsejar a otro pero no sustituirle en lo que hace. El modo en que Miguel del Arco plasma las vicisitudes de una familia que, casualidades irónicas de la vida, al unir padre y madre apellidos se convirtieron en los Ponte Alegre, hace pensar en una familia auténtica también sacudida por verdaderas turbulencias, la del poeta Leopoldo Panero, y cuya vivencia fue recogida en dos películas de corte documental, El desencanto y Después de tantos años. Uno de los grandes méritos de Del Arco es dar consistencia a todo el tejido narrativo y a los numerosos personajes, ninguno es de poca entidad, y todos los actores lo hacen muy bien, casi resultaría injusto destacar a uno por encima de los demás, aunque podamos hablar de una Carmen Machi sorprendentemente seria, de la jovencita Macarena Sanz, de José Sacristán senil, de Bárbara Lennie con acento argentino... Además, una película coral de este estilo corría el riesgo de caer en la teatralidad, pero no, Las furias es muy cinematográfica, y aúna además lo clásico con elementos de la modernidad, una soledad y un desconcierto muy actuales, también en las relaciones afectivas de corte homosexual, en la infidelidad, en la unión padres-hijos, en el cuidado de los mayores, en la inclusión no casual de una mujer que va a ser madre por inseminación artificial, y que concejala, va a oficiar una boda civil.

6/10
Falling

2016 | Falling

Alma visita en la República Dominicana a Aslan, su marido, al que dejó siete meses atrás. Éste le ha prometido que a cambio de que pase 24 horas con él, le regalará las llaves de la casa que compartieron durante años. La realizadora Ana Rodríguez Rosell recupera a Emma Suárez, ya presente en su film Buscando a Eimish, en lo que parece una continuación a nivel temático, pues si en aquél se hablaba de la necesidad del amor, ahora se expone el final del mismo y sus consecuencias. Pero sobre todo cobra importancia el arrepentimiento por aquellos errores que lo han erosionado, pues a veces se el ser humano se preocupa de que las cosas no han salido bien cuando ya es demasiado tarde. La actriz principal demuestra que merecía el renacimiento de su carrera vivido tras su reclutamiento para Julieta, de Pedro Almodóvar, en un impresionante mano a mano que ocupa la mayor parte del metraje con el turco-alemán Birol Ünel, recordado por Contra la pared. De nuevo la realizadora madrileña compone una factura que recuerda al cine independiente americano, algunos diálogos podrían estar sacados de una versión crepuscular de Antes del amanecer. Todo está aderezado con mucho simbolismo, y referencias como el nombre narniano del protagonista masculino.

6/10
Novatos

2015 | Novatos

Álex es un chaval de dieciocho años que viaja desde Zaragoza a Madrid para comenzar la carrera de periodismo en la Universidad Complutense. Pero su ilusión por comenzar una nueva vida en la capital pronto sufrirá un revés cuando al ocupar plaza en su Colegio Mayor tenga que afrontar las novatadas impuestas por los veteranos. Especialmente agotadora será la presión que ejerce sobre él un tal Estévez, colegial que se regodea en humillar a los recién llegados. En su tercer lagometraje, el zaragozano Pablo Aragüés ofrece sus propias vivencias personales al entrar en la universidad y lo hace alejándose del tono de comedia habitual en este tipo de temáticas, para adoptar un aire decididamente dramático. Hace así una clara denuncia de una tradición universitaria que aún perdura en España y que lamentablemente se sigue tolerando por las autoridades académicas. Porque está claro que las novatadas no siempre son simples bromas pesadas, sino que las acciones rozan muchas veces lo puramente criminal. Dicho esto, Novatos adolece de falta de un guión atractivo, pues prácticamente es una pura repetición de situaciones tensas creadas por el enfrentamiento veterano-novato, con muy pocos matices. Y hasta la inclusión de la trama romántica parece un simple recurso, poco convincente (y plagado de diálogos nada realistas), para enriquecer forzadamente una historia lineal que parece más apropiada para un cortometraje. La puesta en escena es tristona, poco original, y tampoco ayuda a dar empaque a la película, cuya producción técnica adquiere a veces un tinte demasiado amateur, con planos anodinos y una fotografía demasiado desvaída, carente de vida. Así las cosas sólo se salvan algo las interpretaciones esforzadas de Javier Butler en el papel de Álex y de la expresiva Lucía Ramos en el de Carla. No ocurre lo mismo con Nicolás Coronado, cuya composición de chulo malote es muy poco creíble, casi comiquera.

3/10
Murieron por encima de sus posibilidades

2014 | Murieron por encima de sus posibilidades

Isaki Lacuesta, un director con vitola de autor, ha demostrado ya su oficio cambiando de género y estilo con gran facilidad, pero esto tiene sus riesgos, este film trae a la memoria el nombre de Juanma Bajo Ulloa, cuya carrera entró en declive, paradójicamente, con su película más alocada y comercial, Airbag. Murieron por encima de sus posibilidades aborda de modo transgresor y salvaje los efectos de la crisis económica y de valores en una serie de tipos, que han acabado asesinando a personas cercanas en un momento de profundo hartazgo. Recluidos en un centro psiquiátrico, deciden fugarse para secuestrar al director del Banco Central, que tiene una guarida secreta para sus juergas en el mar, debajo de lo que parece una simple chalupa. Lacuesta reúne un reparto coral de actores muy conocidos, sin querer hacer un recuento exhaustivo desfilan por ahí Raúl Arévalo, Luis Tosar, Carmen Machi, José Coronado, Imanol Arias, Ariadna Gil, Emma Suárez... Y orquesta un montón de situaciones surrealistas, delirantes, brutales, y hasta tarantinescas, que no falte “de ná”, incluido el gore. Pretende ser divertido mostrando una sociedad egoísta, compuesta por individuos tarados, que han creado un monstruo de muchas cabezas que difícilmente puede ser sanado, si cortas una saldrán cuatro nuevas. En realidad, resulta irritante y cansino, e incluso se diría que algunos de los intérpretes no acaban de encontrarse demasiado cómodos enredados en el disparate en que consiste el film.

3/10
La señora Brackets, la niñera, el nieto bastardo y Emma Suárez

2014 | La señora Brackets, la niñera, el nieto bastardo y Emma Suárez

Resulta imposible resumir la trama de esta película sin caer en el ridículo. De hecho, el título lo dice todo. ¿Cómo compaginar esos elementos? Entre un melodrama cómico de Almodóvar y un tributo a un muy particular cine del absurdo que podría ir desde Douglas Sirk hasta Fassbinder pasando por Luis Buñuel, la buena noticia es que este trabajo de Sergio Candel no tiene nada que ver con todo eso. O sí. O qué más da. Lo único cierto es que esta es una película de mujeres, de intrigas familiares, de hijos no deseados, de amigas que más valdría que no lo fueran y de escenas que se sabe dónde empiezan pero no dónde terminan. Y sale Emma Suárez haciendo de Emma Suárez, por si fuera poco.

Buscando a Eimish

2012 | Buscando a Eimish

Lucas está muy enamorado de su novia Eimish, con la que lleva viviendo dos años. Pero quizá no acaba de tener claro lo que supone el amor, y tal vez ella tampoco. Un día él vuelve a su apartamento madrileño y encuentra una nota de despedida. Intuye que ha podido irse a Berlín a reencontrarse con un antiguo novio, de modo que sin dudar se lanza a su búsqueda, lo que supone el inicio de un viaje no sólo físico sino al fondo de sí mismo, en el que los seres más allegados a Eimish, a los que no conocía, jugarán un importante papel. Sorprendente película de Ana Rodríguez Rosell, guionista y directora, que entrega algo muy parecido al famoso cine "indie" estadounidense, que tanto gusta a otra mujer cineasta española, Isabel Coixet. Rodríguez Rosell, con ritmo pausado y logrado equilibrio, se las arregla para crear en Buscando a Eimish una atmósfera perfecta de búsqueda de la felicidad, a la que empuja el deseo de amar y ser amados, propio de cualquier persona con los pies en el suelo. Con buen montaje paralelo de las escenas de Lucas y Eimish, incluidos los saltos temporales, todo fluye con gran naturalidad, bien respaldado por un reparto perfecto, brillan Óscar Jaenada y Manuela Vellés, pero también Emma Suárez, Jan Cornet, Carlos Leal, Clara Wurnell y Birol Ünel. Inteligente coproducción hispanoalemana, nada en la trama de Buscando a Eimish suena a artificial o a impostado lo que, obligado es reconocerlo, tiene mucho mérito, pues ideas como el accidente o las numerosas llamadas al móvil, por poner dos ejemplos, podía haber lastrado la narración, cosa que afortunadamente no sucede.

6/10
¿Para qué sirve un oso?

2011 | ¿Para qué sirve un oso?

A Alejandro y Guillermo les fascina la naturaleza desde que eran unos tiernos infantes. Hermanos, el primero es un excéntrico naturalista conocido como “El señor de los osos”; vive en un bosque asturiano, empeñado en salvaguardar la belleza del paraje con la excusa de que hay que proteger a unos osos que no se ven por ahí desde hace años. El otro es un prestigioso científico, eterno candidato al Nobel, preocupado por el imparable cambio climático. Tras muchos años van a convivir juntos en plena naturaleza. Comedia amable con ribetes ecologistas de Tom Fernández (La torre de Suso), director y guionista, con uno de los actores españoles más dotados para el género, Javier Cámara. Aunque el arranque en la Antártida es poderoso –Guillermo descubriendo un brote verde en medio del hielo, sintomático de que algo está cambiando en el planeta–, lo cierto es que la trama discurre torpemente, no goza el film del timing que está pidiendo a gritos. Se acumulan personajes y subtramas de escaso interés –la mujer que crió a los hermanos, el ayudante de Alejandro y la maestra de que está enamorado, la propia veterinaria y su niña...–, y algunos elementos ingeniosos –la película muda que inspiró la dedicación profesional de los hermanos– están metidos con calzador. De modo que se salva algún gag aislado –es muy divertida la secuencia de la clase que el célebre Guillermo da a los niños del pueblo–, pero no basta para que el film levante el vuelo. Incluso un momento como el del hacha incrustado en la cabeza de Alejandro, que debería ser tronchante, resulta, simplemente, desconcertante. Así que no sabemos para qué sirve un oso, pero todavía menos sabemos para qué sirve una película como ésta, que se pregunta para qué sirve un oso.

3/10
La mosquitera

2010 | La mosquitera

Mirada terrible a una familia y alrededores donde domina el egoísmo y el hastío. Está el matrimonio con su hijo adolescente, al que consienten tener en casa un montón de perros y gatos. Él tira los tejos a la guapa empleada doméstica. Ella se acuesta con un amigo del hijo, evidentemente menor de edad. Por otro lado están los padres del marido, que intentan suicidarse, entre otros "planes". Y está la hermana de ella, que utiliza una "pedagogía" muy peculiar con su hijita. Aunque seguramente el propósito de Agustí Vila es criticar el egocentrismo de una buena parte de la sociedad actual, un narcisismo que no conduce a ninguna parte, lo cierto es que su película es aburrida y reiterativa, excesiva en los defectos que acumula en los patéticos personajes, sin ningún elemento argumental que despierte el interés a no ser que identifiquemos esta palabra con el morbo. Parece exagerado que haya cosechado dos premios en la Seminci de Valladolid, aunque la dirección y las actuaciones sean correctas.

4/10
Vuelo IL8714

2010 | Vuelo IL8714 | Serie TV

Miniserie televisiva inspirada en el fatal accidente del vuelo 5022 de Spanair, ocurrido el 20 de agosto de 2008 en el madrileño aeropuerto de Barajas, donde perdieron la vida 154 personas. La película arranca con la colisión del avión nada más despegar, y funciona en dos tiempos: por un lado la investigación para determinar las causas del siniestro, que ocupa la mayor parte del metraje, por el otro, en flash-back, las últimas horas de tripulación y pasajeros antes de la tragedia.Tratando de evitar las abundantes críticas que ha recibido el telefilm por haberse rodado con apenas dos años de distancia de los hechos, sus responsables han cambiado el nombre del vuelo, evitan mencionar nombres de compañías y fabricantes que pudieran sentirse molestas, y se evitan cualquier tipo de escenas morbosas, ya sea de cadáveres carbonizados o de familiares destrozados. De modo que “la parte del león” de la miniserie dirigida por Norberto López Amado consiste en mostrar el rigor con que los investigadores del accidente realizan su trabajo, mientras soportan presiones de los políticos y la prensa: búsqueda de las cajas negras, recopilación de hipótesis, conversaciones con testigos y supervivientes, etc. Eso sí, para evitar que el resultado final resulte algo frío se ha querido jugar la carta del contraste entre los personajes de los investigadores encarnados por Carmelo Gómez y Emma Suárez –que han trabajado ya juntos en más de diez ocasiones–, un poco a lo Sculler y Mulder en Expediente X, el primero es racional, la otra muestra más sensibilidad. La trama se sigue con interés, y es notable el esfuerzo de producción, aunque, obviamente, no “se inventa la pólvora”.

5/10
Héroes (2010)

2010 | Héroes

Esforzadísimo intento de rodar en catalán un drama nostálgico en el más puro estilo Verano del 42, pero en España, y evocando los mágicos años 80. ¡Con dos narices! El director es no por casualidad un treintañero, Pau Freixas, realizador de la prometedora Cámara oscura, que ha escrito el guión junto al siempre interesante Albert Espinosa, guionista, director y sobre todo autor teatral, responsable de la obra en la que se basó Planta 4ª. Espinosa es un gran especialista en niños con dificultades, por lo que posiblemente sea idea suya que uno de los protagonistas sea un chaval con síndrome de Down, al que se retrata con mucho realismo, por cierto. La acción se desarrolla en dos tiempos. En la actualidad, un automovilista treintañero con prisa por llegar a una importante reunión de negocios, pero que ha perdido entre otras cosas la cartera, se ve obligado a recoger a una viajera estrafalaria a la que ofrece transporte si le presta dinero para la gasolina. Muchos años atrás, en los 80, una pandilla de niños de veraneo en la costa se dispone a participar en una competición cuyos ganadores se quedarán por un año con una cabaña del lugar, con poderes mágicos según la leyenda. Como sólo son cuatro y la tradición marca que deben ser cinco para participar, deben encontrar otro amigo. Así que ponen un anuncio. A Espinosa le falta la fuerza visual de otros jóvenes realizadores españoles, como Juan Antonio Bayona o Rodrigo Cortés –que han dejado desfasados al resto–, y su película está llena de evidentes defectos. Algunos homenajes cinéfilos funcionan a las mil maravillas, pero otros juegan un poco en contra del film. No se debe meter un niño con una bicicleta pasando a contraluz junto a la luna llena porque se le recordará a los espectadores que la película está a años luz de E.T., el extraterrestre, y que por mucho que los modelos sean Spielberg, el Richard Donner de Los Goonies, el Rob Reiner de Cuenta conmigo, y también el Antonio Mercero de Verano azul, las comparaciones son odiosas. Aunque las pocas canciones de la época cuyos derechos se han podido adquirir (Forever Young, Ti amo) cumplen muy bien su función de retrotraer al espectador a los 80, se echan mucho de menos unas cuantas más. Se ve que no había presupuesto para hacerse con un recopilatorio ochentero estilo B.S.O. de Los amigos de Peter. Porca miseria. La puesta en escena podría tener más calidad, y al guión le sobran escenas –la trama de la actualidad se alarga demasiado y tarda en arrancar cuando la importante es la otra– y le faltan otras –no puedes prometer una carrera de coches y luego dejarla en un paseo–. Algunos conflictos son demasiado ‘de manual’, sobre todo la difícil relación del protagonista con su nuevo padrastro, que suena a mil veces vista. Por su parte, el reparto es desigual, pues mientras a pesar de la brevedad de su papel Emma Suárez vuelve a demostrar que cada vez es mejor actriz, no es buena idea escoger para un papel modelo Katharine Hepburn en La fiera de mi niña a la inexpresiva Eva Santolaria. Quizás lo más importante es lo naturales que resultan los niños, que llevan el peso de la trama. Destaca Nerea Camacho (Camino), que tiene ante sí un brillante futuro. En cualquier caso, lo cierto es que el film funciona. Muchas secuencias de humor logran que el respetable esboce una sonrisa, y en un contraste absoluto, el clímax final resulta lo suficientemente emotivo. Es una película blanca, quizás para subrayar la ingenuidad de los años que retrata. En cualquier caso, no necesita recurrir al morbo, ni a las palabras malsonantes para mantener el interés, pues lo consigue abordando temas como la iniciación a la vida, la transición a la edad adulta, el primer amor, la desestructuración familiar y sobre todo, la importancia de la amistad. Los que estén cerca de los 40 se dejarán seducir por sus radio-cassettes, posters de Loca academia de policía, los helados Drácula, los pastelitos Tigretón y otros impagables detalles de entonces.

5/10
La casa de mi padre

2008 | La casa de mi padre

Aproximación al grave problema del terrorismo etarra en el País Vasco. Describe la vuelta a su pueblo del empresario Txomin Garay, que se fue con su familia a Argentina por las amenazas de muerte de la banda, ya que se negaba a pagar el llamado “impuesto revolucionario”. La razón del regreso es la enfermedad terminal de su hermano, concejal abertzale, que se ha convertido en un apestado entre los suyos porque se le ocurrió condenar a título personal el asesinato de un compañero del ayuntamiento, del partido popular. Aunque les separan razones ideológicas, y el hermano enfermo cree que el otro se comportó con cobardía, le pide que cuide de su hijo, prometedor jugador de pelota vasca, pero que anda mezclado con los jóvenes radicales que se dedican a quemar autobuses y otras lindezas. Quien mucho abarca, poco aprieta. Gorka Merchán maneja un guión de Iñaki Mendiguren maneja muchos temas, demasiados, y querría no molestar a nadie. Misión imposible, claro está. Por supuesto, condena la violencia asesina de ETA, mostrando dos terribles muertes de dos personajes que hemos aprendido a querer a lo largo del film. Pero quiere dar voz a todos, y cuando decimos todos, nos referimos al brazo político de la banda, con homenajes a etarras muertos y denuncias de torturas de las fuerzas policiales. En cualquier caso, la narración es demasiado primaria, los diálogos demasiado impostados y poco naturales, los personajes predecibles. La película se ve bien, porque no arriesga, pero la mirada de Verónica Echegui, la hija “argentina”, que debería ser la mirada objetiva y perpleja ante la situación que condujera al espectador, no acaba de funcionar, carece de fuerza. Algún pasaje funciona -los partidos de pelota vasca-, pero domina la mano temblorosa del principiante, al que este film le viene demasiado grande. La película supone el reencuentro de Carmelo Gómez y Emma Suárez, pareja cinematográfica en filmes como El perro del hortelano, Tu nombre envenena mis sueños, Tierra y La ardilla roja.

4/10
Óscar. Una pasión surrealista

2008 | Óscar. Una pasión surrealista

Fallido biopic del pintor surrealista canario Óscar Domínguez. Para dar mayor emoción a la cosa, se alterna la narración de su trayectoria artística y vital con la de Ana, la nieta de un tipo que fue propietario de un cuadro inédito del artista, a la que queda poco tiempo de vida, pues le han diagnosticado una grave enfermedad. Tal recurso se revela poco eficaz, a pesar del intento de trazar paralelismos entre las dolencias de Ana y la supuesta locura del artista. Pues la historia contemporánea acumula elementos de folletín, como el triángulo amoroso de Ana, su amigo cubano Román, y su amiga lesbiana Eva, o la de dos supuestos organizadores de una exposición de Domingo, que resultan ser unos mangantes sin escrúpulos. Así las cosas, y gastado el cartucho morboso de un beso lésbico entre Victoria Abril y Emma Suárez, la parte de mayor interés, se supone, es la que trata directamente de Domínguez. Y aquí la composición de Joaquim de Almeida y el dibujo de su entorno no logra elevar el vuelo. Se nos muestran los excesos "de artista", las relaciones amorosas, y las conversaciones y disputas en París con compañeros como André Breton, pero todo de un modo cansino... Se diría que el debutante Lucas Fernández todo lo supedita a la secuencia surrealista del psiquiátrico, a modo de "tableau vivant", que a pesar de ser impactante no justifica el resto del metraje, o el final interminable que nunca llega, pues varias escenas parece que van a llevar a continuación el cartelito de "Fin", pero no, aún hay más...

3/10
Bajo las estrellas

2007 | Bajo las estrellas

Con esta adaptación de la novela ‘El trompetista del Utopía’, de Fernando Aramburu, el debutante director y guionista Félix Viscarret triunfó en el Festival de Málaga, donde acaparó los premios relativos a mejor película, director, actor y guión novel. Sigue el periplo de Benito Lacunza, el típico vividor de treinta y muchos años, que tiene una existencia desastrosa, y que trata de sobrevivir como trompetista de jazz. A la muerte de su padre, regresa por unos días a su pueblo natal en Navarra, donde se reencuentra con su hermano, Lalo, apodado ‘el Hierros’, porque se dedica a construir estrambóticas esculturas metálicas. Lalo está a punto de casarse con Nines, una madre soltera sin muchos horizontes vitales. Ciertamente, no se puede decir que el punto de partida sea muy original, pero Viscarret imprime frescura, gracias a su tono desenfadado, a una factura técnica impecable y a un competente reparto del que cabe resaltar la espontaneidad de Alberto San Juan. El actor sabe sacar jugo a un personaje que, fiel a la tradición de la picaresca española, a pesar de ser un impresentable, cae simpático.  El film incluye pinceladas de costumbrismo rural, y logra momentos emotivos, sobre todo en las secuencias que muestran al protagonista con Ainara, una niña introvertida, hija de la citada Nines. Con ella establece una relación casi paternofilial, que le hace evolucionar en cierta medida. A ratos le falta fuerza, desentona algún detalle soez, y el giro final no acaba de resultar convincente, pero esta comedia dramática producida por Fernando Trueba se sitúa sobre la media de un cine español que se resiste a dar alegrías.

5/10
Horas de luz

2004 | Horas de luz

Película basada en hechos reales, al menos en teoría. Un tipo mata a tres personas, casi sin saber por qué. Recluso peligroso y alborotador nato, es internado en celdas de máxima seguridad, donde recibe un trato vejatorio de las autoridades penitenciarias. Algo que no puede soportar Marimar, una sensible enfermera que deja su trabajo y remueve Roma con Santiago para mejorar la posición del recluso. A partir de aquí se inicia una relación, primero epistolar y luego amorosa. El film apuesta por la capacidad del criminal para regenerarse, si cuenta con la ayuda necesaria. Aunque al tiempo muestra a muchos reclusos que son sanguinarios y casi incorregibles. Esta mezcla de luz y oscuridad se observa también en el personal de la cárcel. Contrasta en esta línea el tono de la primera parte del film, siniestro, casi al estilo de El silencio de los corderos, con un segundo tiempo más luminoso, de la lucha legal de Marimar para mejorar las condiciones de los presos, con la gradual historia de amor. El film está alfombrada de buenas intenciones, pero no se logra que entendamos por qué el protagonista se convirtió en un asesino, y cómo se ha producido su redención.

3/10
El pantano

2003 | El pantano | Serie TV

Inés es la protagonista de la serie. Es una joven que harta de vivir en la gran ciudad, decide cambiar radicalmente de vida y se muda al pequeño pueblo donde vive su hermana. Allí comenzará a ejercer como médico y pronto descubre que varios de los habitantes del lugar tienen una extraña enfermedad. Antena 3 emitió esta serie que no tuvo la acogida esperada. Así que tan sólo cuenta con nueve episodios y una temporada, cuando inicialmente estaba previsto rodar más.

4/10
El caballero Don Quijote

2002 | El caballero Don Quijote

En un lugar de la pequeña pantalla, no hace mucho tiempo que Manuel Gutiérrez Aragón consiguió magníficas críticas con su miniserie El Quijote, su adaptación de la primera parte de las aventuras del ingenioso hidalgo más universal de nuestra literatura. En aquella ocasión, los protagonistas eran Fernando Rey y Alfredo Landa. Una década después, el cineasta continúa la trama, y versiona fielmente en este largometraje la segunda parte de la obra de Cervantes, en la que Don Quijote y Sancho se han hecho famosos al publicarse una novela que detalla sus aventuras. Tras una temporada de retiro, y a pesar de la oposición de la sobrina y el ama de Don Quijote, éste vuelve a salir a caballo, con su fiel escudero, para desfacer entuertos. Interpretan a los inmortales personajes un sorprendente Juan Luis Galiardo, y Carlos Iglesias, popular por la serie televisiva Manos a la obra, y que cambia por completo de registro. Ganó el Goya a la mejor fotografía.

5/10
Visionarios

2001 | Visionarios

Film basado en unas supuestas apariciones de la Virgen durante la Segunda República Española, que predecían la fraticida guerra civil. Manuel Gutiérrez Aragón adopta una cierta distancia con respecto a los hechos. No cuestiona la veracidad de las visiones, sino que muestra la reacciones que producen en unos y otros, que tratan de arrimar el ascua a su sardina. No falta una historia de amor para animar el cotarro, protagonizada por Eduardo Noriega, un escéptico maestro, e Ingrid Rubio, una de los visionarios.

3/10
Dama de Porto Pim

2001 | Dama de Porto Pim

Los años de la II Guerra mundial. Una isla perdida, cuya principal riqueza es la caza de ballenas, acoge a refugiados de todos los pelajes. La llegada de Lucía, una elegante mujer española, despierta la pasión de Lucas, un tosco pescador; su noviazgo y el afecto de sus paisanos peligra. José Antonio Salgot adapta una novela breve de Antonio Tabucchi. Aunque algo irregular, el film es de hermosísima fotografía. Del reparto destaca Emma Suárez, la dama del título.

4/10
Besos para todos

2000 | Besos para todos

Tres estudiantes de medicina pasan el verano de 1965 en Cádiz. En principio están estudiando las asignaturas que les han quedado para septiembre. Pero cuando conocen a tres bailarinas en un garito nocturno las hormonas se disparan, y comienzan a pensar en una “asignatura” diferente. Peli del veterano Jaime Chávarri. Aparte de confirmar el talento de Emma Suárez, sirvió para descubrir el de Pilar López de Ayala.

3/10
Sobreviviré

1999 | Sobreviviré

Marga es una mujer joven e independiente, a la que un día se le acumulan desgracias y problemas: su novio muere en accidente de automóvil; se entera de que está esperando un niño de él; y se queda sin trabajo. Pero ella no se arredra: consigue trabajo en un videoclub, y pone todos los medios para sacar a su crío adelante. Cuando todo parece encauzado, el amor la visita de nuevo. Se siente irremediablemente atraída por Iñaki, un homosexual. Alfonso Albacete y David Menkes demuestran ser capaces de algo más que las moderneces delirantes Más que amor, frenesí y Atómica. ¿Se estarán acercando a la madurez? Sea como fuere, en este su último film hay personajes mejor construidos (Emma Suárez y Juan Diego Botto atinan bien en su composición), y una historia de mayor entidad. Fue una de las sorpresas del cine español del pasado año.

4/10
La ciudad de los prodigios

1999 | La ciudad de los prodigios

Un joven campesino (Olivier Martinez) viaja a la ciudad. Enseguida queda prendado de una joven anarquista (Emma Suárez), que trabaja en la posada donde se hospeda. Adaptación de la magnífica novela de Eduardo Mendoza. Con gran despliegue de medios, se reproduce la Barcelona de principios de siglo, donde el protagonista se convierte en mafioso.

4/10
Querido maestro

1997 | Querido maestro | Serie TV

Serie española, de ambiente familiar, que se mantuvo en antena tres temporadas, entre 1997 y 1998. Cuenta la historia de Mario, un maestro que vive en Madrid trabajando de jardinero. la vida le cambia cuando recibe una carta y marcha entonces a su pueblo de Zamora, para trabajar de maestro en un colegio. Allí vivirá con su tía y con la familia de su hermana. Además, la directora del colegio es un antiguo amor. Destaca el formidable elenco de actores españoles, todos ellos muy convincentes, con Imanol Arias y Emma Suárez a la cabeza. Entre el reparto hizo su debut un jovencísimo Juan José Ballesta, quien poco después daría el campanazo en El bola.

5/10
Tierra (1996)

1996 | Tierra

Ángel (Carmelo Gómez) tiene un desdoblamiento de la personalidad, producido por la angustia que le produce la vida y el saber que, tarde o temprano, tiene que morir. Es un hombre curioso y atractivo, con una poderosa imaginación. Se dedica a exterminar plagas, y con ese fin llega a unas colinas donde la tierra es roja, y la cochinilla produce en el vino un sabor a tierra. Allí, el otro yo de Ángel se enamora de Ángela (Emma Suárez), una mujer casada, sencilla y muy tímida. Pero el verdadero Ángel se siente atraído por Mari (Silke), una exuberante joven de 19 años que está enamorada por primera vez. El conflicto se produce de esta manera entre el amor y el sexo, y entre la locura y la cordura. Se trata de una inquietante película de uno de los mejores directores del cine español. Desde que debutó con Vacas (1992), Julio Medem se ha convertido en uno de los artífices de la renovación del cine español. Aquí muestra su visión particular de la vida y de la condición humana, con un seductor tono lírico. Carmelo Gómez, interpretando un papel que rechazó Antonio Banderas, está soberbio. Emma Suárez y Silke se complementan a la perfección con sus antagónicos personajes.

5/10
Tu nombre envenena mis sueños

1996 | Tu nombre envenena mis sueños

Un detective se reencuentra con un conocido en el día del entierro de un ingeniero. Ambos esperan reecontrase con la bella hija del fallecido, pues ella puede tener la clave de un misterioso asesinato que tuvo lugar en 1942. Mezcla de cine negro y thriller de amores complicados, con referencias a la atmósfera de la guerra civil española, es lo que ofrece Tu nombre envenena mis sueños, film dirigido por la prestigiosa Pilar Miró (Teresa de Jesús) a partir de la novela homónima de Joaquín Leguina. El reparto principal es notable.

4/10
Una casa en las afueras

1995 | Una casa en las afueras

Basada en un suceso real, el film nos presenta a Daniel, un ejecutivo del mundo de la informática, que un día conoce a Yolanda, una atractiva joven con una hija. Ambos se enamoran y deciden ir a vivir juntos. Todo parece ir sobre ruedas, Yolanda y su hija aportan ternura y cariño, Daniel seguridad. No obstante, las cosas cambian cuando se trasladan a vivir a una casa aislada situada en las afueras. Daniel comienza a dar muestras de tener un carácter posesivo, celoso y enfermizo. Pronto Yolanda comprende que en realidad es prisionera de su compañero sentimental. Excelente film español de intriga y suspense, que mantiene en vilo al espectador en todo momento, debido en gran parte a una elaborada puesta escena y a unas soberbias interpretaciones. Juan Echanove borda el papel, y hace perfectamente creíble la transformación del que en principio parece un gordinflón simpático y sentimental, en el peligroso psicópata que es en realidad. Le acompañan en el reparto Emma Suárez y la niña Tania Henche. También aparece, como invitada especial, Lydia Bosch.

6/10
El perro del hortelano

1995 | El perro del hortelano

Brillantísima adaptación de la obra teatral de Lope de Vega, que conserva sus diálogos en verso. La puesta en escena de Pilar Miró (Beltenebros) de esta comedia amorosa de enredo es muy ágil, las interpretaciones son excelentes, y los decorados y el vestuario se han cuidado al máximo. Este film en la línea de Mucho ruido y pocas nueces de Kenneth Branagh ganó siete Premios Goya.

6/10
Souvenir

1994 | Souvenir

Un joven japonés que viaja a Barcelona queda amnésico tras sufrir un accidente de tráfico. Antes había quedado prendado en su avión de una bella azafata. La nueva comedia de la catalana Rosa Vergés (Boom, boom) resulta algo reiterativa, pero se agradece su intento de construir una trama medianamente inteligente, y su huida del humor facilón.

4/10
Lazos

1993 | Lazos

Mediometraje producido por TVE que forma parte de un proyecto internacional sobre la concienciación y lucha contra el sida. Su carácter comprometido facilitó un reparto de nombres tan reconocibles a la vez que variopinto, pues en él aparecen artistas de distintos gremios como el cantante Lafredo Kraus.

4/10
La ardilla roja

1993 | La ardilla roja

Jota (Nancho Novo) es un joven que está dispuesto a suicidarse desde un puente. Justo cuando va a hacerlo, una moto se estrella contra la barandilla, y la conductora sale disparada. Jota acude a ayudarla. La bella motorista, que se llama Lisa (Emma Suárez), ha perdido totalmente la memoria. Jota queda enseguida prendado de Lisa, y aprovechando su amnesia se hace pasar por su novio. Juntos acudirán a un camping a pasar sus vacaciones. Pero la mentira de Jota será aprovechada por Lisa, que es más lista de lo que parece, y acabará volviéndose contra él. Una película ingeniosa y con un fino sentido del humor, con dos protagonistas que pugnan por dominar el juego de la mentira en el que están inmersos. Llena de imágenes sugerentes y situaciones desenfadadas, narradas con un ritmo ágil. Segundo trabajo de uno de los directores más peculiares del cine español de los 90, que cuenta con un estupendo reparto. Para que la película no defraude, hay que entrar de lleno en el simbólico universo de Julio Medem.

6/10
Orquesta Club Virginia

1992 | Orquesta Club Virginia

Tony, jovenzano de 17 años al que le gusta llevar pelo largo y los Rolling Stones, se apunta en una orquesta para cumplir sus sueños musicales y ver mundo. Pero lo que tocan, boleros, no coincide con sus gustos. Simpática comedia española de iniciación a la vida.

5/10
Vacas

1992 | Vacas

Vacas y vacas. Así se definen los protagonistas del primer trabajo de Julio Medem. A través de los ojos de estos simpáticos animales domésticos, contemplan las vivencias de dos generaciones a lo largo de una etapa muy dura en la historia de España. Desde la Segunda Guerra Carlista hasta la Guerra Civil.

4/10
Tramontana

1991 | Tramontana

España, finales del siglo XIII. El rey cristiano Jaime I de Aragón necesita hombres para liberar Valencia de las manos de los musulmanes. Don Gerau se encargará de llevar a unos cuantos colonos cristianos desde un pueblo del Pirineo hasta Burriana, recién conquistado. Desde allí comenzará la lucha. Discreta producción española cuyo guión no acaba de enganchar del todo y que en conjunto resulta un poco aburrida, tanto en las relaciones entre personajes como en las pobres escenas de acción. De todas maneras se hace un retrato más o menos amable de la época y el reparto, con varias caras muy conocidas –Jorge Sanz, Emma Suárez, etc.–, ayuda a que la cosa no sea demasiado desdeñable.

4/10
A solas contigo

1990 | A solas contigo

Los más importantes secretos del Proyecto Albatros están siendo filtrados a una potencia extranjera. El responsable es un alto jefe de la Armada que al verse descubierto opta por el suicidio, no obstante, su cómplice decide asesinar al agente del servicio de inteligencia que les ha descubierto. El asesinato es presenciado por una chica, a la que el asesino tratará de eliminar a toda costa., lo que ignora es que la muchacha es ciega. Eduardo Campoy dirige esta historia de espías y asesinatos, obteniendo momentos de intriga y suspense. Imanol Arias y Victoria Abril encabezan el reparto, siendo secundados en el pápel de villano por el cada vez más versatil Juan Echanove. El film cuenta además con la colaboración especial de Emma Suárez y Esperanza Campuzano.

5/10
Demasiado viejo para morir joven

1989 | Demasiado viejo para morir joven

Equis es un joven desorientado, que acompaña a su amigo ex rockero Taxi, que se gana la vida... con su taxi, como es de imaginar, y que entre el estrés de la urbe y los quebraderos de cabeza que le da su novia, anda un poco agobiado. Además anda por ahí Evax, mensajera que le echa cara a la vida soñando con grandes negocios. Isabel Coixet debutó en el largo con esta historia juvenil urbana, y logró ser nominada al Goya a la mejor dirección novel.

4/10
La blanca paloma

1989 | La blanca paloma

En la margen izquierda de la ría que divide la ciudad de Bilbao, tres individuos, Mario, Rocío y Domingo, intentan salir adelante en un marco conflictivo. Drama costumbrista que retrata la realidad social de la zona más desfavorecida de Bilbao, con grandes interpretaciones.

5/10
En penumbra

1987 | En penumbra

Daniel es un joven universitario que está completamente desorientado en la vida. Enamorado perdidamente de la esposa de su entrenador de hockey, va dando tumbos sin saber qué hacer. Sus amigotes son un desastre y él se acaba dejando seducir por los vicios nocturnos y una espiral sin sentido que está cerca de llevarle a la locura. Genuina película ochentera española, con su carga de carnalidad y puesta en escena cutre, y cuya trama camina por derroteros muy poco claros para mostrar el mundo interior de un protagonista sin asideros (bien Toni Cantó). Los demás personajes son marginales, indeseables e incomprensibles. Uno de ellos, Miguel Bosé, interpreta a un tipo de esos, ambiguos y alucinados, que le dieron fama.

2/10
Tata mía

1986 | Tata mía

Elvira abandona el convento en el que ingresó siendo muy joven y se instala en Madrid, en busca de ayuda para superar su crisis existencial. Convertida en una cuarenton, descubre que el mundo se ha transformado por completo desde su infancia. Una de las mejores películas de José Luis Borau, que describe a variopintos personajes. Recuperó a la legendaria actriz Imperio Argentina, que encabeza un excelente reparto.

5/10
Tristeza de amor

1986 | Tristeza de amor | Serie TV

Una cadena radiofónica va a estrenar un nuevo programa nocturno con dos locutores de amplia y famosa trayectoria. Ellos son dos viejos conocidos: él tuvo que exiliarse y ella fue la razón por la que lo hizo. Serie melodramática española, de gran calidad, que constaba de 13 capítulos de una hora de duración, y que narraba las vicisitudes de los componentes de este programa de radio. Entre el sólido reparto de caras conocidas, destaca la presencia de Alfredo Landa y Concha Cuetos, en los papeles protagonistas. Se trata de la primera serie española rodada completamente en vídeo.

4/10
Sesión continua

1984 | Sesión continua

José Manuel es un director de cine divorciado y con dos hijos que apenas ve. Y así decide, junto a su amigo Federico –que está pasando una situación similar–, dirigir una próxima película titulada "Me deprimo despacio". A través de su cine, ambos intentarán dar la espalda a los problemas. Una de las mejores películas de José Luis Garci, nominada para el Oscar, que trata de manera nostálgica el cine clásico y homenajea a los grandes como Hitchcock, Ford o Wilder. Destaca el protagonismo de Jesús Puente y Adolfo Marsillach.

6/10
El jardín secreto (1984)

1984 | El jardín secreto

Lucía perdió a su marido en un accidente, o quizá a un novio o a un antiguo amor. Lo raro es que recibe unas extrañas cartas anónimas que la obligan a hacer una serie de cosas extrañas bajo amenazas. Ese hombre podría entonces estar vivo... Esas "cosas" que se le ordenan tienen relación con prácticas sexuales sadomasoquistas, en las cuales Lucía tiene que tomarse fotografías, desnudarse ante otros, grabarse cintas de audio, etc. Aburrida película española que explora territorios morbosos pero con un guión desastroso, sin un ápice de interés. El título, El jardín secreto, hace referencia a ese mundo oculto y prohibido en donde cada uno hace realidad sus perversiones. Protagoniza Assumpta Serna, que está rodeada de secundarios de prestigio. La factura visual es pobre, de tan penumbrosa, pese a ser obra de Javier Aguirresarobe.

2/10
1919, crónica del alba

1983 | 1919, crónica del alba

5/10

Últimos tráilers y vídeos