Entrevista con Christian Clavier
IMG-LOGO
Entrevistas

Protagoniza "Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho ahora?"

Entrevista con Christian Clavier

Tras el éxito de "Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?", Christian Clavier protagoniza la secuela, donde las hijas de su personaje están a punto de mudarse a otras ciudades.

¿Ha dudado antes de lanzarse de nuevo a la aventura de Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho… ahora?

No, acepté inmediatamente. Le había dicho a Philippe de Chauveron que lo seguiría si la aventura continuaba, pues me lo había pasado en grande en la primera película y vi el éxito que este film se granjeó; me pareció evidente actuar en la continuación. Siempre es un placer cuando el público te acompaña; no se trata de contar las entradas sino de compartir con los espectadores algo y de decirse que tenemos un humor común.

¿Qué le ha complacido de este nuevo guión?

El hecho de reencontrar a los personajes que descubrimos en Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?. Esa familia integrada por matrimonios mixtos entre las hijas y los yernos. Ahora afrontan una nueva problemática, pero son los mismos, con rasgos del carácter que les son bien propios.

¿Se volvió a meter fácilmente en su personaje como Claude Verneuil?

Pues sí, porque desde el principio Philippe lo había escrito para mí, y nos divertimos tanto al crearlo en la primera película que guardaba el recuerdo de una interpretación verdaderamente placentera. Es un hombre que dice todo cuanto no debe decirse: verbaliza lo que piensa, por tanto, encarnarlo resulta regocijante. Ha sido encantador reencontrarse con Claude Verneuil, pues es un auténtico personaje cómico.  

La idea de hacer que a estos jóvenes les gustara Francia ¿le complacía particularmente?

Desde el momento en que todos amamos nuestro país, se hace muy   agradable ponderar sus cualidades, pero lo que aquí es divertido es el lado paradójico de la situación. El suegro al que doy vida se muestra muy crítico con todo, por lo que situarlo en un marco en el que se ve forzado a dar una imagen extremadamente positiva de Francia resulta muy divertido.

dios mio 1¿Cómo fue el reencuentro con su “esposa” Chantal Lauby?

Nos divertimos mucho, incluso más que en el primer rodaje. Adoro a Chantal, es una compañera maravillosa y resulta excepcionalmente divertida y encantadora en esta película. Ya lo fue en Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho? pero me da la impresión que nuestra complicidad ha crecido.

A partir de ahora, ¿le parecen como de su familia los jóvenes actores de la película?

Por supuesto, incluso fuera del plató nos divertimos con esa relación entre yerno y suegro que nos ata como personajes. Lo interpretamos, lo vivimos; es muy divertido. Y luego, lo que se nos reveló en nuestra vivencia del primer rodaje se ha prolongado en el segundo. Nos conocemos mejor, pero hemos intentado recuperar la sensación del primer film.

¿Hubo espacio para la improvisación?

Sí, ya que me gusta tener cosas que poder aportar a mi personaje a lo largo de la interpretación en todas las tomas. Luego, Philippe decide si quedárselas o no, pero así es como procedo: me paso el día actuando. 

Lo último del mundo del cine