Decine21
Entrevistas Director de "Hijos del sol"

Majid Majidi: "Como artista siento la necesidad de acudir en ayuda de los niños más vulnerables, convertirme en su tribuna, en su voz"

Es uno de los grandes nombres del cine iraní. Sus películas rezuman sensibilidad y su trabajo detrás de la cámara es reconocido internacionalmente. Le entrevistamos con motivo del estreno en España de su última película, Hijos del sol.

¿Cómo se le ocurrió el tema de Hijos del sol? Mezcla una durísima infancia con una aventura…

La idea habla de una realidad. Visité una escuela que una ONG había puesto en marcha en el sur de Irán. Allí daban una oportunidad para estudiar a niños que por su situación familiar estaban obligados a trabajar. En la película quería mosrrar esa realidad y ayudar de alguna manera a que haya más colegios para estos niños, mayor atención a su situación. Y respecto al enfoque de la aventura no es que yo haya querido darle esa visión, sino que la propia vida de esos niños esta llena de retos, de emoción, de altibajos, de aventuras. Son niños con muchos contactos, muy activos, y la aventura es algo inseparable de sus vidas.

Majid Majidi¿Usted tiene algunas de las películas más emotivas sobre la infancia ¿Por qué elige historias de niños?

Es una pregunta a la que siempre me enfrento. Yo pienso que los niños son algo muy importante de la sociedad. Son el futuro de cada nación, de cada país. Si no existe la atención necesaria sobre la infancia, la sociedad se convierte en algo frío, sin identidad. Creo que los niños son el principal recurso de un país, mucho más importante que los recursos naturales, el petróleo, etc. Si no afrontamos la situación de los niños vulnerables, nos encontraremos con una generación destruida. Según datos oficiales hoy en día hay 150 millones de niños trabajando. Si no ponemos remedio, en diez o veinte años nos vamos a encontrar una crisis, una catástrofe mundial. Esos niños pueden acabar convirtiéndose en delincuentes y no sólo en delincuentes, sino que pueden ser atraídos por grupos terroristas, de hecho los grupos terroristas buscan a sus miembros entre esas clases sociales más desfavorecidas.

Como artista siento la necesidad de acudir en ayuda de esos niños más vulnerables, convertirme en su tribuna, en su voz, para ayudar en lo que pueda a resolver sus problemas. Lo que no significa que no me importe el mundo de los adultos. Me importa, pero mi prioridad es el mundo infantil.

¿Qué hacían antes de la película los pequeños actores y cómo les ha cambiado la vida?

Los actores de Hijos del sol son niños de la calle, niños que han estado trabajando en el metro, vendiendo en la calle. Decidí escoger los actores de entre ellos para transmitir fidedignamente sus necesidades. Lo primeros días ni siquiera creían lo que les estaba ocurriendo, lo veían como un sueño. Habían sido muy humillados, usados de manera ilegal, se les había quitado la dignidad hasta el punto de que no tenían confianza en nada. Fue un reto para mí devolverles la confianza. Les habían mentido tanto que los primeros días pensaban que no era verdad lo que íbamos a hacer. Pero a los pocos días descubrimos su talento. De hecho han ganado varios premios. Lógicamente la película ha cambiado sus vidas, se hicieron famosos y, por ejemplo, el protagonista Roohollah Zamani ganó un gran premio en el Festival de Venecia y ya está trabajando en una serie de televisión. Los demás también han recibido propuestas. Pero lo más importante es, de todas formas, devolverles la confianza. Esos niños son importantes, no sobran en la sociedad y pueden ser en el futuro ingenieros, médicos, actores, personas de éxito como cualquier otra. Y espero de verdad que el estreno de esta película ayude a concienciar a la gente para que todos en el mundo entero descubramos ese tesoro que son los niños y sus importancia para el futuro de los países.

¿Qué parte de los niños iraníes está escolarizado? ¿Cómos e podría políticamente solventar ese problema?

No es un porcentaje grande el de niños no escolarizados, pero a mi parecer si un solo niño no tiene esa oportunidad ya es demasiado. Uno de los problemas es que no existen escuelas especiales que les den la posibilidad de estudiar a la vez que están trabajando. Como necesitan trabajar pierden la motivación, incluso físicamente no están preparados para estudiar después de trabajar. A no ser que haya escuelas como la que hemos mostrado en la película. Una escuela que les atiende de mil maneras, con tres comidas al día y luego les ayuda en cuestiones sanitarias o sociales. Es decir, es una escuela no sólo para estudiar, sino incluso para que les asesoren en cuestiones familiares. En su mayoría son niños que han perdido a sus padres o son adictos o están en la cárcel. Pienso que si podemos ayudar a que haya más escuelas de ese tipo sería fenomenal.

Majid MijidiEn Irán hay cineastas fabulosos, de gran prestigio, como Kiarostami, usted, Panahi, Farhadi, Makhmalbaf... ¿Cómo ve la salud del cine actual en su país?

A grandes rasgos el cine iraní no se encuentra mal de salud. Producimos entre 130 y 140 películas al año, lo cual está bien. Si bien es cierto, que películas como las de los cineastas que usted ha citado no son muchas, aunque eso no es problema únicamente de Irán, sino que es una epidemia en el mundo entero, en Europa, en Asia. La generación joven necesita un poco de tiempo para demostrar de lo que son capaces. En Irán tenemos en Asghar Farhadi alguien de esa calidad, pero es cierto que la edad de oro de nuestro cine ha pasado. No tenemos el mismo cine que en los años 90, pero seguro que con el tiempo llegará buen cine. Es con los buenos estrenos con los que podemos llegar a los corazones, hacernos visibles y espero que nuestro cineastas jóvenes tengan la oportunidad de hacerlo.

¿Cuáles son sus cineastas favoritos? ¿Hay alguien que le haya influido especialmente en su modo de ver el cine?

Me ha interesado siempre el neorrealismo italiano, con Fellini a la cabeza. También el cine del sur de Francia me ha influido. Y a nivel nacional el que más me ha influido es Abbas Kiarostami. Ha sido un ejemplo para mí y para muchos en el mundo entero. Lamentablemente le perdimos, pero su obra y su influencia siguen activas.

En la película muestra a inmigrantes afganos que viven también en malas condiciones. ¿Cuál es la situación actual de los refugiados afganos en Irán?

La situación cada día es peor, de mayor vulnerabilidad. Cada vez hay más y tienen más problemas. El problema es que en su país crece la inseguridad. La llegada de las tropas de Estados Unidos a Afganistán tras el 11-S y la posterior represalia contra ellos de grupos terroristas ha llevado allí una enorme inseguridad, todo lo contrario de lo que prometió Estados Unidos. Esto ha generado una mayor inmigración de afganos en Irán. Huyen de la pobreza, de los problemas sociales, de la guerra. Lo malo es que llegan de modo ilegal y eso es un problema tanto para ellos como para los iraníes. Hay entre 6 y 7 millones de afganos en Irán, la mayoría refugiados que han entrado de forma ilegal. Lógicamente esto ha sido un problema añadido a los propios problemas de Irán , que ahora se encuentra con un gran peso migratorio. Es más un sesenta por ciento de los niños que trabajan provienen de esos refugiados que no han podido estudiar. Hace falta una implicación mayor de los organismos internacionales de Derechos Humanos para ayudar a esos niños, que al menos tengan la posibilidad de decidir sobre su futuro y el de sus familias.

 

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales