Decine21
Entrevistas Estrena "Con quién viajas"

Salva Reina: "Confío bastante en la gente, en que las personas son buenas"

Protagoniza la película Con quien viajas, con un personaje muy inquietante pero a la vez divertido, que realiza un viaje en coche con tres desconocidos. Con motivo del estreno, estuvimos con el actor en Madrid para charlar de la película.

¿Cómo te implicaste en Con quién viajas?

Martín Cuervo me envió el guión. Ya le conocía de otros proyectos y me comentó el personaje que me ofrecía. Y la historia me gustó, me parecía divertida, con un personaje complicado pero a la vez fascinante de abordar. Y, bueno, nos tiramos al barro.

¿Podrías definir a tu personaje?

Es alguien con muchos problemas para establecer habilidades sociales y a priori eso le hace parecer raro, pero realmente todo es causado por esa falta de habilidades sociales. Hace cosas extrañas e incluso inquietantes, pero en el fondo pienso que es alguien con buen corazón, una buena persona. El problema es que no sabe ser normal (entre comillas, porque ¿quién es normal hoy en día?).

Con quien viajas¿Has estado alguna vez en la situación que se describe en la película? Después de este film ¿os gustaría pasar por esta experiencia?

He hecho muchas veces viajes con desconocidos. Quizá a priori no debería hacerlo, pero confío bastante en la gente, en que las personas son buenas. De vez en cuando me llevo algunos palos, pero prefiero llevarme chascos y seguir confiando en la gente que caer en la desconfianza y perderme a gente maravillosa que se esconde entre los desconocidos. Creo que una de las claves de la película es que la comedia se genera de modo natural en esas situaciones incómodas, casi de vergüenza ajena en algunos momentos. Yo he vivido personalmente situaciones de este tipo. Pero no hace falta haber viajado, porque todos hemos vivido momentos similares en una sala de espera, por ejemplo, o en una cola de muchos minutos.

¿Os reisteis mucho durante el rodaje?

Sí. Fue divertido. Esas situaciones incómodas también se generaban en el rodaje. Tampoco conocía mucho a los actores. Martín me pedía que el personaje fuera creíble, no podía ser una caricatura, sino un personaje real. Nos dio pie a jugar mucho con el personaje. Además al repetir tanto las secuencias cada vez eran más naturales.

¿Cómo fue trabajar con Martín Cuervo? ¿Os daba libertad o por el contrario era meticuloso? ¿Improvisabas?

A mí especialmente me daba mayor libertad. Me incitaba y me pocaba para que les dijera a los actores algo distinto del texto para generarle otra reacción. También algunas características del personaje lo creamos específicamente, como la extraña risa que tiene. También me dejé el pelo largo, la barba, las patillas, las uñas… Estuve dos meses con unas uñas que parecía Rosalía, jajaja. La verdad es que creamos un personaje con muchas estrías, con muchos secretos y timideces. Pero todo estuvo muy consensuado.

¿Y cómo trabajaste la ambigüedad del personaje?

Como he comentado, todo se basaba en pequeños detalles que resultarn raros pero versímiles. Como la risa que tiene, que produce algo de inquietud. O que al personaje le gustaran Los brincos, que no le pega nada, la ropa que lleva, etc. O la coletilla “¡tú sabes lo que yo te quiero decir?”, un detalle que introdujo muy bien Martin Cuervo.

¿Puedes háblame del director Martín Cuervo?

Como guionista y como director, Martín va a dar mucho que hablar en el futuro. Es un tipo que hace el rodaje muy fácil, dentro de que tiene muy claro lo que quiere hacer, te marca unas pautas claras pero nunca en un tono desgradable. Te deja fluir en el rodaje pero está encima. Tanto con los actores como a nivel puramente técnico, porque tiene bastantes claros los planos, la estructura, los movimientos de cámara, todo para lograr que dentro de un habitáculo la historia enganchara y no aburriera al espectador.

 

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales