Decine21
Entrevistas Las claves de la película que quiere competir con la versión de David Lynch

Denis Villeneuve, en las arenas de "Dune"

Denis Villeneuve vuelve a la ciencia ficción tras “La llegada” y “Blade Runner 2049”. El desafío es de proporciones monumentales, pues se enfrenta a “Dune”, una novela icónica, que ya afrontó otro importante director, David Lynch. El canadiense nos devela los secretos de una película de lienzo espectacular.

¿Cuándo leyó por primera vez Denis Villeneuve “Dune”, la mítica novela de ciencia ficción de Frank Herbert?

Descubrí el libro en mi adolescencia y recuerdo que me fascinó su poesía, por lo que decía sobre la naturaleza y por el auténtico protagonista de Dune. En ese momento estaba estudiando ciencias y pensé en convertirme en realizador o en biólogo por la forma en que Frank Herbert abordaba la ecología en el libro, de manera tan innovadora, tan rica, tan poética, tan poderosa. Su visión de la naturaleza era absolutamente fascinante, con todos esos hermosos ecosistemas que creó. Su exploración del impacto y el caos causado por el colonialismo era un retrato del siglo XX que sigue siendo relevante en la actualidad. Y también había un joven luchando con su identidad, tratando de encontrar su lugar en el mundo, como yo mismo estaba haciendo. La forma en que Paul descubre su identidad a través de otra cultura me pareció asombrosa.

dune lienzoAunque Dune es ciencia ficción, se diría que escapa al encasillamiento en un género...

Para mí, Dune es un thriller psicológico, una aventura, una película de guerra, una película sobre la mayoría de edad. Y también es una historia de amor. Existe una razón por la que el libro se quedó en el estante de mi librería y al lado de mi cama, todos esos años.

Hay muchas formas de abordar la historia de Dune, pero una de ellas, uno de los ángulos principales, es la historia muy humana de la familia Atreides que cae en la trampa que le tiende el Emperador, que está cada vez más celoso de su creciente popularidad. Es entonces cuando el Emperador envía a los Atreides a un nuevo planeta de la galaxia, Arrakis, donde se puede encontrar la Especia, la sustancia más preciada del universo.

timothee chalamet paul atreides¿Cómo escogió a Timothée Chalamet para dar vida a Paul Atreides? ¡Es el personaje clave de la película!

El proceso de elección de Timothée Chalamet fue muy sencillo: no hubo proceso. Solo estaba Timothée. No tenía un plan B. Iba a hacer Dune con Timothée Chalamet, punto. Y afortunadamente no fue difícil convencerlo porque le encantó el guión y ambos queríamos trabajar juntos. Es un actor inmenso, asombroso, increíble. Para llevar sobre los hombros una película como esta, necesitas un actor muy fuerte, y Timothée tiene las cualidades necesarias para este papel.

Lo primero es que Timothée es muy reflexivo y eso es algo que se refleja en los ojos. Es algo que sientes. Paul es un intelectual, y debemos comprender a lo largo de la película que es alguien que tiene dudas, que reimaginará el mundo que lo rodea, aceptará una realidad diferente y se adaptará a una nueva realidad. Eso requiere mucha inteligencia, capacidad de adaptación, y es algo que quería ver en Paul Atreides.

Paul también debe ser inmensamente carismático. Tenemos que creer que podría convertirse, en el futuro, en un líder religioso capaz de dirigir un ejército. Así que necesitaba ese carisma, y Timothée tiene el estatus de estrella de rock. Y también parece muy joven. Paul es un alma vieja, pero en el libro tiene 15 o 16 años. Timothée tenía 22 o 23 años cuando rodamos la película, así que es un poco mayor, pero delante de la cámara parece un adolescente. Así que era la combinación perfecta para encarnar a Paul Atreides.

Estamos ante una película que parece tener el reparto perfecto...

Era crucial intentar reunir el mejor reparto posible. Hace mucho tiempo que soñaba con hacer Dune, y tenía a muchos actores en mi cabeza, como es el caso de Stellan Skarsgård, que era mi única opción. Y después fui encontrando a todos lo que quería. Así fue como hice el casting de la película y fue extraordinario que todos dijeran 'sí.’ Me sentía como un niño en una tienda de chuches. En realidad, ¡el ejemplo de una tienda de chuches no es lo suficientemente fuerte!

¿Puede hablarnos de cómo abordó el aspecto visual de la película, su fotografía?

Cuando decidí hacer Dune, una de las primeras personas con las que contacté fue Greig Fraser. Soy un gran admirador de su trabajo, lo que hizo en La noche más oscura (Zero Dark Thirty) y en María Magdalena, por ejemplo. Tiene una forma segura y potente de utilizar a la naturaleza como aliada. Fundirme con la naturaleza y construir cine a través de la estructura de la naturaleza es algo que fue muy importante para mí en esta película. Sensibilidad naturalista, realismo. Quería que la luz tuviera esa cualidad y sabía que Greig era el más indicado para conseguirlo.

dune nave espacialUna de las primeras cosas que decidimos fue que usaríamos el formato IMAX para secciones enteras de la película, como las visiones de Paul, los sueños y las secuencias del desierto. El resto lo filmaríamos en formato 2:35. Para mantener el impacto visual que tiene IMAX en el público, también fue beneficioso alejarse de él de vez en cuando. También decidimos que las escenas del desierto se filmarían con una cámara de mano, pero el resto del mundo sería más como cuadros, así que esa es la forma en que lo abordamos.

¿Y qué nos puede decir en relación a la dirección artística?

Mi objetivo era abordar el diseño con humildad para que los fans más acérrimos de Dune reconozcan las descripciones de Frank Herbert, la forma en que representa o describe todo: objetos, muebles, habitaciones, edificios, la arquitectura, la luz. Quería que todo se ajustara lo más posible al espíritu del libro y que se inspirara en la naturaleza: la luz, el viento, la sensación del polvo. Dune es un mundo monumental que no se parece a nada de lo que conocemos y, por supuesto, confié en Patrice [Vermette] para que me ayudara a hacerlo realidad.

Ya antes había rodado en Jordania, ¿qué le atrae de ese país para localizar ahí?

Recuerdo que me enamoré de la gente de Jordania y del paisaje, que es absolutamente impresionante. Es impresionante porque cada 40 kilómetros el paisaje cambia. Aquí hay todos los tipos de desiertos que puedas desear. Recuerdo que cuando fui por primera vez pensé que si alguna vez hacía una película como Dune, rodaría allí. La luz es especial y también el alma del país y espero que lo hayamos sabido capturar con la cámara. No he encontrado ese tipo de sensación en ningún otro lugar. Esos paisajes encierran cierto dramatismo y son perfectos para Dune.

dune gusano

Ahí hay gente muy experimentada en la exploración y gestión de localizaciones, que fueron fantásticas: mapearon todas las carreteras del desierto, todo con tecnología de última generación. Los jordanos se mostraron muy generosos. Éramos unos 800, así que no era una película pequeña, pero volví a tener la sensación de que estaba haciendo una película con amigos. Retroceder diez años después de hacer Incendies y trabajar con algunos miembros del mismo equipo que se han vuelto aún más experimentados me produjo una enorme satisfacción.

El diseño de vestuario es asombroso, innovador pero enraizado en la tradición oriental...

Elegí trabajar con Jacqueline West y Bob Morgan porque son conocidos por sus películas de época y quería que el diseño del vestuario se asemejara al de una película histórica. Cuando lees el libro, tienes la impresión de que se escribió en el futuro y que algún tipo de extraño historiador lo recuperó usando una máquina del tiempo. Quería que el diseño del vestuario diera esa sensación.

dune vestuarioQuería que el vestuario pareciera auténtico, que se alejara de la fantasía para ser más realista y que reflejara lo que los personajes experimentan en el entorno o por su posición social. Quería algo que fuera tan realista y tan sucio como fuera posible, y sabía que ellos lo harían maravillosamente bien. Soy un gran admirador de su trabajo.

Y para la música ha vuelto a contar con Hans Zimmer, con quien hizo Blade Runner 2049...

Hans se inspiró en el sonido del viento y la arena, porque en Dune el ritmo lo es todo. El ritmo es vida y, lo más importante, también puede ser la muerte, porque el ritmo atrae a los gusanos de arena. Así que debíamos pensar en una música con un ritmo totalmente original.

Hans hizo toneladas de experimentos mientras estábamos rodando la película; intentaba definir un nuevo lenguaje musical. Me decía que la música no debía ser de nuestro mundo sino de otro tiempo, de otro planeta. Quería crear un paisaje sonoro que no habíamos escuchado nunca y se pasó meses creando nuevos instrumentos, definiendo, creando y buscando nuevos sonidos, superando los límites. En la película hay ritmos espasmódicos y rotos que Hans incluyó y que me parecen absolutamente icónicos.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales