Decine21
Entrevistas La emblemática novela de ciencia ficción de Isaac Asimov

Cómo Davis S. Goyer afrontó el desafío de adaptar "Fundación"

Aseguraba Robyn, la hija de Isaac Asimov, que este admitía no tener "el ojo" para pasar sus historias escritas en papel a la pantalla. Por lo que si alguien distinto de él se lanzaba a intentarlo, no tenía por qué ser "fiel" a los libros. De todos modos, David S. Goyer no explica en estas entrevistas cómo ha afrontado el desafío de convertir "Fundación" en serie, atrapando los múltiples conceptos en idas que manejó Asimov en su celebérrima saga.

goyer¿Cuál ha sido el camino que ha convertido a David S. Goyer en el “showrunner” de la serie Fundación?

Durante mi carrera he tenido la suerte de haber adaptado muchos personajes importantes, de haber trabajado en el universo de 'Star Wars', con Batman y Superman... Pero no hay duda, Fundación es la adaptación más difícil e intimidante que he tenido que acometer. No creo que hubiera podido hacerlo antes. Me lo ofrecieron una vez a los 30 años y otra vez a los 40, y lo rechacé las dos veces. Ahora tengo más de 50 años y creo que necesitaba recorrer antes algunos kilómetros, personal y profesionalmente, para entender realmente cómo hacer esto.

El proyecto volvió a mí un poco por casualidad. Estaba trabajando en Skydance en la sala de escritura de Terminator: Destino oscuro con James Cameron cuando entró David Ellison diciendo que había escuchado que los derechos de “Fundación” estaban disponibles y me preguntó si estaría interesado en involucrarme. Recuerdo que James Cameron simplemente me miró y dijo: "Difícil cuestión". Necesitaban una respuesta pronto, así que me tomé la noche para pensarlo. Después de hablar con mi esposa, llamé a Josh Friedman y le sorprendí preguntándole si quería escribir el piloto conmigo, porque creo en rodearme de gente que no piense exactamente como yo. Josh es un escritor exquisito, pero tenemos sensibilidades muy diferentes. Hay un poco de Lennon y McCartney con nosotros, y creo que la combinación de nuestras voces proporcionó algo de magia al show.

¿Cuándo leyó la novela de Isaac Asimov por primera vez?

Mi padre estaba entrando y saliendo de mi vida cuando era niño. Por mi cumpleaños número 13, me dio una copia de “Fundación” y me dijo que era el libro de ciencia ficción más grande jamás escrito. Lo tiré al armario y no lo leí durante otros 15 años porque estaba enojado con mi padre. Finalmente lo saqué cuando tenía veintitantos años y pensé que estaba bien, pero no entendía completamente por qué todos pensaban que era tan asombrosa. Luego, lo volví a leer cuando tenía 40 años, después de convertirme en padre, y fue entonces cuando comencé a comprender lo brillante que era.

Hace unos ocho años, mi padre se estaba muriendo de una enfermedad terminal. No le había visto durante más de una década y me preguntó si podía ir a verlo. Fui y hablamos de mi infancia. Se disculpó por no ser el mejor padre y preguntó si había hecho algo bien. Le dije: "Sí... me introdujiste en la ciencia ficción. Me presentaste a Tolkien, a Edgar Rice Burroughs, a Isaac Asimov. Me inculcaste el amor por la ciencia ficción y la fantasía, y he seguido construyendo una carrera en torno a eso”.

Una de las últimas cosas que mi padre me dijo fue: “Fundación”... ¿Crees que alguna vez la harás?” Le dije que no tenía los derechos en ese momento, pero que si alguna vez se cruzaban en mi camino, lo consideraría seriamente. Aproximadamente cuatro años después, volvieron a aparecer en mi camino, por tercera vez. Y pensé: “Bueno, supongo que esta vez tendré que hacerlo”.

¿Cree que Fundación trasciende el ámbito de la ciencia ficción o interesará sobre todo a un público nicho?

Estamos empezando a ver que las series adoptan un enfoque más novelístico y creo que a medida que el panorama ha evolucionado hacia una dirección en que podemos contar esta historia, la comunidad de espectadores también ha evolucionado para recibirla más fácilmente. Estamos dando un gran giro al enfoque, tratando de atraer no solo a los admiradores de los libros y de la ciencia ficción, sino también a aquellos que no suelen sentirse atraídos por este género de entretenimiento. Espero que la gente se sorprenda de lo estimulante y emotivo que es el show. Quiero usar la ciencia ficción como una herramienta para hablar sobre lo que está sucediendo en nuestro mundo hoy.

No tienes que ser un fan de la obra de Asimov para disfrutar de este espectáculo. No es necesario que seas un fan de la ciencia ficción. Todo lo que necesitas es ser un fan de los grandes relatos. Solo necesitas ser fan de las personas que se enfrentan a desafíos imposibles, que son lo suficientemente valientes como para enfrentarse a esos desafíos para salvar a sus familias, salvar sus mundos, salvar la galaxia.

¿Piensa que la novela de Asimov ha envejecido bien? Los inicios de la saga se remontan a 1942...

Muchos de los temas sobre los que escribió Asimov siguen siendo tan ciertos hoy como lo eran cuando se publicó el primer libro hace más de 70 años. Asimov basó “Fundación” en “Decadencia y caída del Imperio Romano” de Gibbons, pero la verdad es que los imperios están cayendo todo el tiempo. Justo ahora, en este momento, en medio de una pandemia global, el mundo está atravesando estos trastornos absolutamente de masas. En todo caso, creo que “Fundación” es incluso más relevante para el público actual.

Hay dos temas clave en “Fundación” que la hacen eternamente relevante. El primero es que los cambios son una constante y dan miedo. Continuamente atravesamos ciclos revolucionarios. El segundo es muy ambicioso, y tiene que ver con quiénes somos como seres humanos. Si nos fijamos en la historia de la evolución, los humanos han salido adelante no porque fueran los más rápidos o los más fuertes, sino porque eran los más inteligentes. Fue por nuestra capacidad para inventar y utilizar herramientas, y para idear cómo salir de los problemas. Tuvimos éxito como especie porque fuimos inteligentes, y si esperamos seguir teniendo éxito, debemos seguir siendo inteligentes. Esa es la advertencia y la invitación de “Fundación”.

goy3Asimov era un genio, pero también hijo de su tiempo. Cuando adaptas algo como esto, tienes que reexaminarlo constantemente. En la ciencia ficción primitiva, las mujeres tendían a ser personajes secundarios. Apenas había mujeres en la primera novela de “Fundación”. Entonces, cambiar el género de algunos de los personajes principales parecía un movimiento obvio.

Otra desviación de las novelas es una visión más inclusiva de la raza humana que puebla la multitud de planetas de la galaxia bajo el dominio del Imperio. Durante miles de años, la Tierra ha sido gobernada casi exclusivamente por hombres. Sabía cuando estaba adaptando “Fundación” que muchos de los que se oponían al Imperio serían racialmente diversos. Estamos contando una historia sobre toda una galaxia, así que queríamos representar muchas razas diferentes, lo cual era parte de la diversión del reparto.

¿Puede explicarnos con un par de pinceladas el futuro que se nos presenta en Fundación?

En nuestra serie, la galaxia está gobernada por los Cleon, una dinastía genética donde todos sus componentes han sido clonados del mismo hombre durante 400 años. En un momento dado, hay tres clones vivos en diferentes etapas de la vida de Cleon1, que forman el Triple Trono. El mayor es el hermano Noche, que abarca entre 60 y 90 años; seguido por el hermano Día, el emperador reinante entre 30 y 60 años; y luego el hermano Amanecer es el más joven, desde un bebé hasta los 30 años. A medida que envejecen, cada uno reemplaza al que directamente le precede. Entonces, esencialmente, el mismo hombre gobierna siempre la galaxia, como pretendía Cleon1.

goy5

Sabía que teníamos que dar una cara al Imperio, y descubrí que la forma de hacerlo funcionar es dándole siempre la misma cara. La Dinastía Genética es un artificio que no existía en los libros, pero en nuestra versión todos los emperadores son clones del mismo hombre, así que literalmente, en el transcurso de mil años, van a tener las mismas caras. En el transcurso de la serie, vamos a entender a los emperadores individuales como personas y todas las presiones que pesan sobre ellos, y que quizás también puedan ser prisioneros de las circunstancias.

Luego está Hari Seldon, el profeta. Es el matemático que inventó algo llamado “psicohistoria”, que le permite predecir los amplios movimientos de la civilización humana. Yo diría que fundó una fuerza opuesta a los Cleon, llevando a sus seguidores lejos del Imperio en un éxodo a un planeta inhóspito llamado Terminus en el borde de la galaxia, donde están trabajando para preservar la civilización, esperando eventualmente derrotar el Imperio para construir algo mejor.

¿Cuál sería su definición de la psicohistoria?

Una serie de fórmulas capaces de predecir los movimientos masivos de poblaciones . La psicohistoria no puede predecir lo que usted o yo podríamos hacer individualmente, pero puede predecir lo que harán poblaciones enteras. Al comienzo de la historia, Hari Seldon ha predicho que el Imperio Galáctico está cayendo inevitablemente, estimando que se necesitarán aproximadamente 35.000 años de barbarie después de la caída para que la galaxia se reconstruya.

Lo único que pueden hacer es acortar la oscuridad después de la caída. Hari dice que si se sigue su plan, pueden acortarlo miles de años. Las matemáticas son puras. No toma partido, no juzga. Siempre que alguien predice un cambio, son las personas que están en el poder las que se asustan más, porque tienen más que perder. Los emperadores temen las matemáticas de Hari. Temen que si la gente comienza a creer en Hari, la caída y, a su vez, su pérdida de poder, suceda aún más rápido.

A menudo he descrito Fundación como partida de ajedrez que dura mil años entre Hari Seldon y la Dinastía Genética. Todos los demás personajes son utilizados como peones por un lado o por el otro. Pero en el ajedrez, si un peón llega a la última fila, se convierte en reina, y esas dinámicas de poder cambiantes pueden suceder en nuestra historia.

rodajefundacion

Estamos ante una historia muy compleja, y donde las categorías de buenos y malos no sirven. ¿Cómo logran hacer con tanto material algo coherente y atractivo para el espectador?

Casi todos los personajes principales tienen la oportunidad de convertirse en héroes a lo largo de la historia, pero la mayoría de ellos también tienen la oportunidad de convertirse en villanos. Esta es una verdadera saga. Se ve a gente buena cambiar y hacer cosas malas, y a gente mala evolucionar y hacer cosas buenas.

No he seguido el enfoque de una adaptación directa. Si uno lee las obras de Asimov, se da cuenta de que son principalmente novelas de ideas. No hay mucha acción en los libros. Hay grandes eventos que ocurren fuera de las páginas, entre capítulos. Y obviamente, para el entretenimiento, necesitamos algo de acción. La mejor forma de pensar en esta adaptación es como un remix. Estamos empleando todos los temas y conceptos básicos de “Fundación”, con muchos de sus personajes, pero los estamos mezclando. Para la primera temporada, me baso principalmente en el primer libro, pero también incorporo elementos y personajes de las precuelas y secuelas. Y luego los agito a todos para presentar la historia a través del prisma de hoy, en lugar del de la década de 1950.

Cuando coescribí Batman Begins, las películas de cómics no se tomaban tan en serio. Sabía que quería contar una historia seria de Batman que abriera brecha y atrajera a personas que no eran fans de los cómics. Y lo mismo me ha pasado con Fundación. La genialidad de Asimov fue que asumió un género, la ciencia ficción, que no se tomaba muy en serio, y se propuso escribir una alegoría social disfrazada de entretenimiento. Eso es lo que me gusta hacer con la narración de género. Primero me gusta entretener a la gente, pero después de que termina la historia, me gusta que realmente piensen en los temas que prevalecen en la historia.

Cuenta con un estupendo reparto, pero si alguien parece una elección perfecta para su papel, ese es sin duda Jared Harris. ¿Cómo llegó a él?

Nadie había intentado nunca con la ciencia ficción lo que Asimov hizo con “Fundación”. Y uno de los más, si no el más, personaje famoso de toda la ciencia ficción es Hari Seldon. Durante décadas, la gente se ha estado preguntando cómo sería Hari Seldon y cómo podría sonar. Jared Harris es, y no lo digo a la ligera, uno de nuestros actores más brillantes. Cuando escribía el show por primera vez, comencé a pensar en él, y es muy raro que la persona que tenías originalmente en mente sea a quien terminas eligiendo. Y la única persona que podía imaginar interpretando a Hari era Jared Harris.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales