saltar al contenido principal

Dejó huella en el cine con su escena en "Granujas a todo ritmo", pero prohibió un documental de Sydney Pollack

El fallecimiento de la gran Aretha Franklin en Detroit a los 76 años, por cáncer de páncreas, ha conmocionado a los apasionados de la música, sobre todo del soul y del gospel. "Es difícil concebir el mundo sin ella", apunta Barbra Streisand, resumiendo muy bien el sentir general.

Nacida el 25 de marzo de 1942 en Memphis (Tennessee), aunque creció en Detroit, Aretha Louise Franklin era hija del predicador Clarence LeVaughn Franklin y la cantante de góspel Barbara Franklin. Su madre abandonó a la familia tras descubrir que su marido le había sido infiel cuando Aretha aún era una niña, y falleció poco tiempo después. En aquella época la futura estrella estaba rodeada de artistas de góspel amigos de su padre, como Clara Ward, James Cleveland y Mahalia Jackson. Aprendió a cantar y a tocar el piano sin recibir clases, escuchando grabaciones, e integrándose con sus hermanas en el coro de la iglesia de su progenitor.

Su infancia duró bastante poco, pues con doce años se quedó embarazada de un compañera de la escuela, y dos años después tuvo su segundo hijo con otro hombre. A los 19 contrajo matrimonio con Ted White, maltratador del que se divorció ocho años después. Su unión en 1978 con el actor Glynn Turman (profe de biología de los protas de Super 8) tampoco salió bien, pues se separaron en 1984.

Aretha Franklin empezó grabando discos con la pequeña compañía JVB/Battle, y Columbia Records, pero sus grandes éxitos llegaron cuando fichó por Atlantic, gracias al tesón del productor Jerry Wexler. Junto a "Spanish Harlem" o "(You make me feel like) A Natural woman", destaca "Respect", su gran clásico, todo un himno del movimiento por los derechos civiles y el feminismo. Logró grandes hitos, como convertirse en la primera mujer negra que apareció en la portada de la revista Time en 1968 y en la primera mujer en ingresar en el Rock and Roll Hall of Fame en 1987. En 2008 fue elegida por la revista Rolling Stone como la mejor cantante de todos los tiempos. A lo largo de su carrera profesional logró un récord histórico de 20 premios Grammy.

Los apasionados del cine recuerdan su memorable aparición en Granujas a todo ritmo, de 1980. Interpretaba a Mrs. Murphy, una mujer que reclamaba libertad a su esposo, y entonaba la canción "Think", en una cafetería en la que entraban los Blues Brothers, el dúo compuesto por Dan Aykroyd y John Belushi. Se trataba de una de las mejores secuencias del film de culto.

Además, el realizador ya fallecido Sydney Pollack compuso un documental, Amazing Grace, para el que filmó más de veinte horas de la grabación del disco en directo homónimo, el más vendido de la cantante. Por un error, el realizador olvidó utilizar una claqueta que sincronizara la imagen con el sonido recogido, por lo que se supone que rodó el primer documental musical… ¡mudo! William Steinkamp, editor, logró componer algunos minutos, pese a que se trataba de "un auténtico rompecabezas", según sus propias palabras. Sin embargo, la propia Aretha Franklin se opuso a la exhibición del film, por razones que se desconocen (todo apunta a que exigió un pago de una cantidad desorbitada por utilización de su imagen), así que nunca se estrenó.

40 años después, cuando el autor de Memorias de África padecía cáncer terminal, el productor Alan Elliott le pidió los negativos, y logró comprar los derechos de los mismos a Warner Bros. Con ayuda de tecnología digital, logró sincronizar todas las imágenes, y se anunció el estreno en los festivales de Toronto y Telluride. Por desgracia, los abogados de la diva le demandaron por uso indebido de su imagen, y la cinta quedó relegada de nuevo al olvido.

En la actualidad, MGM prepara un biopic de Aretha Franklin. Tendrá como protagonista a Jennifer Hudson (Dreamgirls).

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE