Decine21
In memoriam Brody Stevens tenía 48 años

Se suicida un actor cómico de “Resacón en Las Vegas”

No se le conoce demasiado en España, salvo porque apareció brevemente como policía en "Resacón en Las Vegas", pero en Estados Unidos era una celebridad por sus shows cómicos. Brody Stevens se ha suicidado en su residencia de Los Ángeles, donde le encontraron el viernes. Tenía 48 años.

Nacido el 22 de mayo de 1970, en Los Ángeles, Steven Brody (su verdadero nombre) era hijo de un investigador privado de origen judío. En el instituto destacó en el equipo de béisbol, pero una lesión en la mano le impidió dedicarse profesionalmente a este deporte.

En Seattle se convirtió en presentador de "Brody and Teina", un programa televisivo. Tras un tiempo actuando en locales de Nueva York, se mudó de nuevo a su ciudad natal, donde pronto se convirtió en uno de los habituales del circuito de monologuistas. Pronto se convirtió en un rostro habitual de los shows con majores índices de audiencia, como "Late Night with Conan O'Brien" y "Jimmy Kimmel Live!". Debutó en la gran pantalla como secundario muy episodico de Blind Ambition, una olvidada comedia. Tras su papel de agente de la ley de Resacón en Las Vegas, repitió en la secuela, Resacón 2: ¡Ahora en Tailandia!, encarnando a otro personaje, sicario del gánster que interpretaba Paul Giamatti. Con uno de los protagonistas de la saga de la despedida de soltero loca, Zach Galifianakis, también intervino en Salidos de cuentas, como conductor de una limusina, y en el show de HBO Enjoy It.

Desgraciadamente Brody Stevens padecía trastorno bipolar. Pocos días antes de su muerte actuó en el teatro Sunset Strip, de West Hollywood, sin que nada hiciera presagiar su triste final.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales