saltar al contenido principal

Sean Young robó dos portátiles de una oficina

Acosar a James Woods (al que envió muñecas de vudú decapitadas), y a Tim Burton (al que persiguió vestida de Catwoman) dio al traste con la carrera de Sean Young.

La inolvidable Rachel, de Blade Runner, reapareció hace poco en varios capítulos de The Alienist. Pero no ha tardado en volver a escandalizar, pues ahora los medios publican que la policía de Nueva York está buscando a la actriz, pues todo indica que se apropió de dos portátiles en una oficina de una compañía de producción, situada en el barrio neoyorquino de Queens, para trabajaba hasta hace dos semanas en Charley Boy, una cinta de serie B, cuando fue despedida. Al parecer, había mantenido una sonora disputa con el equipo, lo que motivó que hubiera que prescindir de sus servicios.

Sean Young aparece en una grabación de las cámaras de seguridad de la empresa, acompañada por un desconocido, mucho más joven que ella, que según todos los datos podría ser Quinn, su hijo. "Rompieron la cerradura para entrar", afirma Timothy Hines, productor. "Tras llevarse algunos objetos personales que había dejado, también robó dos computadoras de producción, nuestras computadoras de edición, valoradas en miles de dólares y con información sobre nuestra producción". Se queja de que el incidente retrasará su trabajo varias semanas, por la información que le ha sido sustraída. 

Por su parte, Greg Kritikos, actor y coguionista del film, no le guarda rencor, ya que envió a la actriz un mensaje de texto en tono amable, rogándole que devuelva lo robado. "Estás cerca de mi corazón y en mis oraciones", explica.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE