saltar al contenido principal

"Batman, el héroe. La trilogía de Christopher Nolan" (Raúl Álvarez, Rialp, Libros de Cine, 206 págs)

Interesante y sugerente libro centrado en la trilogía de películas que Christopher Nolan dedicó a Batman, compuesta por los títulos Batman Begins, El caballero oscuro y El caballero oscuro. La leyenda renace, estrenados en 2005, 2008 y 2012.

Raúl Álvarez recuerda cómo Nolan es uno de los cineastas más fascinantes en la actualidad, por su capacidad de llegar a un público amplio planteando historias conectadas a temas muy vigentes socialmente, y ello con estructuras narrativas audaces, que aluden a una asincronía existencial.

El autor explica cómo Batman es un superhéroe que surge del dolor, cuando Bob Kane crea el cómic Estados Unidos está esforzándose por remontar la depresión de 1929. Lo que da pie a sugerentes paralelismos con la crisis de los atentados del World Trade Center, el caldo de cultivo perfecto para la nueva mirada al caballero oscuro de Nolan. De este modo contemplar la muerte de sus padres siendo niño sería para Bruce Wayne su particular 11-S, algo equivalente a lo que le tocó pasar a Estados Unidos cuando se vio atacado de un modo brutal e inesperado, algo que parecía imposible. Y un Joker sería el equivalente a un Bin Laden, también en lo referente a lo irracional de sus crímenes. El tercer film, con su carácter apocalíptico, no estaría lejos de visiones muy vigentes en los tiempos que corren sobre un mundo que se estaría yendo al garete.

Con menciones a la sociología del conocimiento del húngaro Karl Mannheim y al carácter dialéctico de sus relatos, del cine de Nolan, Álvarez no duda en referirse a la trilogía de Batman como un “festival de ideas hegelianas trasladadas a un universo dinámico de héroes y villanos”. Y así aborda el modo en que influyen en el desarrollo personal las tragedias de la infancia, el origen social de las ideas y el carácter definitorio de los traumas.

Se destaca la dualidad típica del mundo de los superhéroes, que Nolan sabe tratar con enorme talento, hay una clara diferencia entre lo que se ve y lo que subyace, no sólo en el playboy que es Wayne y su atormentado “alter ego” intentando hacer justicia, sino en lo que serían escenarios bipolares, como la mansión y la torre propiedad del protagonista, y la cueva y sótanos donde desarrolla su clandestina actividad.

El autor habla del carácter social de los héroes, lo que incluye la ambigüedad moral de la respuesta de los garantes de la legalidad y la democracia a los ataques irracionales del terrorismo. Las tres películas merecen estudios individuales detallados, en que se comparan con los cómics de que se parte, se comprueba su estructura ajustada al cine de aventuras y al viaje del héroe, y se estudian influencias como la de Charles Dickens y su “Historia de dos ciudades”.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE