IMG-LOGO

Biografía

Bob Kane

Bob Kane

83 años ()

Bob Kane

Nació el 24 de Octubre de 1915 en Nueva York, EE.UU.
Falleció el 03 de Noviembre de 1998 en Los Angeles, California, EE.UU.

El padre de Batman

12 Enero 1998

El 3 de noviembre de 1998 falleció, a los 82 años de edad, Bob Kane, el creador de Batman. 

La pluma de Kane se inspiró, en 1939, en dibujos de Leonardo Da Vinci; aún así, calificó modestamente a su personaje de "simple garabato". Su pervivencia en la fantasía popular durante seis décadas la explicaba así: "se adapta a cada era. Lucha contra todas las injusticias del mundo. Planta batalla por las causas del hombre pequeño". 

Aunque lucha por el bien y la justicia, Batman tiene un lado oscuro, reflejado en Batman y Batman vuelve (de Tim Burton) y Batman Forever y Batman y Robin (de Joel Schumacher). Bruce Wayne, cuando era niño, vio el asesinato de sus padres. Desde entonces combate el crimen, pero se condena a una vida solitaria y esquizofrénica. Se han hecho célebres en cine los compañeros de Batman en Gotham City: Robin es Chris O`Donnell; Pingüino, Danny De Vito; Ridley, Jim Carrey; Batgirl, Alicia Silverstone; Joker, Jack Nicholson; Poison Ivy, Uma Thurman; Catwoman, Michelle Pfeiffer; Dos caras, Tomee Lee Jones; y Mr. Freeze, Arnold Schwarzenegger. Para Batman ha habido tres actores: Michael Keaton, Val Kilmer y George Clooney.

Filmografía
Pennyworth

2019 | Pennyworth | Serie TV

Alfred Pennyworth, un ex militar del Fuerzas Especiales del Aire del Ejército Británico (SAS) de veintitantos años que forma una compañía de seguridad en la década de 1960 en Londres, y se va a trabajar con un joven multimillonario, Thomas Wayne, quien todavía no se habría convertido en el padre de Bruce Wayne (Batman).

Teen Titans Go! La película

2018 | Teen Titans Go! To the Movies

Las andanzas de cinco superhéroes adolescentes de DC Comics, Robin, Cyborg, Raven, Starfire y Chico Bestia, que del papel pasaron a tener una primera seria animada, y luego otra con dibujos más desenfadados. Adopta un tono gamberrillo y bromista, a costa de los superhéroes tradicionales, con alguna broma escatológica y escenas concebidas a ritmo de canciones ad hoc. En esta ocasión, los cinco amigos están un poco cansados de no ser tomados en serio, motivo por el cual, nunca se ha hecho una película sobre ellos, a diferencia de lo que ocurre con Superman, Batman, Wonder Woman e incluso Linterna Verde. Este hecho duele especialmente a Robin, que quizá logre al fin llamar la atención de una directora, sobre todo si da con su némesis, pero a costa de distanciarse del resto del grupo. Aaron Horvath y Peter Rida Michail dirigen una película de animación sencilla, con algún gag tronchante, como cuando atiborran de kriptonita a Superman, o tratan de cambiar el origen de los superhéroes típicos, para ocupar ellos su lugar. Como no pretenden inventar la pólvora, sino más bien entregar un episodio de los Teen Titans Go! de lujo, por así decir, resulta llevadero su visionado, si no se tienen demasiadas expectativas.

5/10
Liga de la justicia

2017 | Justice League

En ausencia de Superman, el mundo se ha vuelto más peligroso, como constata Batman cuando se enfrenta a una peligrosa criatura insectoide. Resulta ser uno de los sicarios del alienígena Steppenwolf, que roba a las Amazonas una poderosa caja que custodiaban desde tiempos ancestrales. La princesa de las mismas, Diana, más conocida como Wonder Woman, acude a la llamada del Hombre Murciélago, que pide ayuda para formar un equipo de metahumanos que pueda hacer frente a tan peligroso enemigo. Conseguirán fichar a Cyborg, mitad humano, mitad máquina, el atlante Aquaman y el veloz Flash. Todo indica que Liga de la Justicia iba a ser muy similar a Batman v Superman, el amanecer de la Justicia, o sea una sucesión de combates tan espectaculares como interminables con un tono dramático y trascendente muy exagerado. Tras sufrir una terrible tragedia familiar –el suicidio de su hija–, el director Zack Snyder se vio obligado a abandonar la postproducción del film, siendo sustituido por Joss Whedon, responsable del modelo a imitar, Marvel Los Vengadores, que aparece acreditado como coguionista. Pese a que no logra salvar el carro del todo, ha recortado el metraje previsto, y ha rodado nuevas escenas en las que ha introducido bastante humor. Este cambio le da un tono más luminoso al conjunto, más propio de los cómics, que le viene bastante bien. También acierta la banda sonora, en la que Danny Elfman no ha dudado en meter su propio tema de Batman de los filmes de los 90, y el de Superman, del maestro John Williams. Lo mejor del reparto es el recién llegado Ezra Miller (The Flash), en el que se centra la mayor parte de la comicidad, un poco en la onda de Spider-Man: Homecoming, así como Gal Gadot, aunque su personaje no está tan bien perfilado y aprovechado como en Wonder Woman, su film en solitario. Menos interesantes resultan Batman con una voz ronca patética, un Superman que parece eternamente deprimido, un Aquaman que sobra, y un Cyborg que habría merecido mayor atención. El guión, demasiado esquemático, sobre todo naufraga en lo relativo al estereotipado villano, sin motivación aparente para conquistar la Tierra, salvo hacer el mal. Whedon ha traído como herencia de Marvel las secuencias postcréditos, que Snyder evitaba. Aparecen dos, una al finalizar todos los letreros.

6/10
Batman la Lego película

2017 | The Lego Batman Movie

Gotham. Cuando el Joker cae en la cuenta de que Batman no le considera su peor enemigo, decide entregarse a las autoridades, junto con sus mejores colaboradores. Será encerrado en el psiquiátrico de Arkham, pero Batman no se fía y piensa, con razón, que el Joker está urdiendo un siniestro plan para destruir la ciudad. Tres años después de La lego película, Warner traslada el universo de Batman creado por DC Cómics a los muñecos y las piezas del célebre juego de construcción fundado en 1932 por el danés Ole Kirk Christiansen. Como en la anterior película aquí lo más llamativo es el enorme humor que derrocha el libreto de un nutrido equipo de guionistas entre los que se encuentran los autores de comedias como Sombras tenebrosas, Padre Made in USA o Los becarios. Resulta modélico el comienzo, con la cavernosa voz en off de Batman diciendo que todas las películas buenas han de abrirse con la pantalla en negro. A partir de ahí, los pensamientos y monólogos del hombre-murciélago sirven para aportar un constante tono autoparódico que funciona a las mil maravillas, con chistes bastante graciosos, sobre todo en lo relativo el ego desorbitado de Batman, a su duelo con Superman o a las múltiples referencias a otras películas, como los gags a propósito de Jerry Maguire. Batman la Lego película está dirigida por Chris McKay, quien hasta el momento ha prestado sus servicios principalmente en la serie de animación por stop-motion Robot Chicken. McKay logra en este film insuflar vida propia a los muñecos de LEGO, cuyas limitaciones estructurales no son impedimento para transmitir sentimientos, diversión, heroísmo y mucha, mucha acción. Porque además del sentido del humor el otro gran punto fuerte del film es sin duda la apabullante acción que ofrece. Tan difícil resulta aburrirse que en algunos momentos tanto movimiento y ruido pueden incluso aturdir al respetable. A eso se suma la inclusión de numerosos personajes de cómics o monstruos y criaturas malévolas, aunque el plato fuerte se lo lleva sin duda el têtê a têtê que mantienen Batman y el Joker durante todo el film. Entre el humor a menudo gamberrete y fresco, los diálogos chispeantes con réplicas ingeniosas y el tono desenfadado –quizá alguien pueda ver leves mensajes subliminales (esa ambigua canción final que reza “The Best Friends Are Family”, como si los lazos de sangre fueran lo de menos; el look de Robin; la sospechosa colocación de la mujer en segundo plano)–, Batman la Lego película transmite con fuerza la idea de que andar solos por la vida –aunque sea haciendo el bien– no es el mejor negocio. Da igual la riqueza, el éxito o la fama que tengamos, lo importante es compartir, estar con los tuyos, formar parte de algo común, lo cual no es mala enseñanza en tiempos de recalcitrante individualismo.

6/10
Batman v Superman: El amanecer de la justicia

2016 | Batman v Superman: Dawn of Justice

Por salvar a su adorada Lois Lane, Superman se ve involucrado en un incidente con terroristas que le obliga a comparecer en el Senado. Por su parte, Bruce Wayne, millonario que combate el crimen como Batman, observa con recelo las actividades del hombre de Krypton, porque le considera en cierta manera responsable del derrumbe de su edificio, acontecido mientras el superhéroe se enfrentaba al general Zod, peligroso archivillano procedente de su mundo. Mientras tanto, el maquiavélico Lex Luthor conspira en la sombra. Le ha caído un encargo demasiado complejo a Zack Snyder, pues este film nació como secuela de su trabajo anterior, El hombre de acero, de nuevo con el mismo reparto, encabezado por Henry Cavill, pero también se vende como el enfrentamiento entre los dos personajes más emblemáticos de la editorial DC, Batman y Superman, y aparecen otras creaciones de la casa para tender un puente con The Justice League Part One, que se estrena en 2017, y la segunda parte de la misma, prevista para 2019. Acaban saliendo demasiadas cosas, y el que mucho abarca, poco aprieta... Le habría venido mejor un tono desenfadado y tipo cómic, similar al del modelo que se trata de imitar, Marvel Los Vengadores, que el que tiene, en la línea de la trilogía del Hombre Murciélago dirigida por Christopher Nolan, aquí productor ejecutivo, mientras que repite uno de los guionistas de la misma, David S. Goyer, que ha escrito el libreto con Chris Terrio (Argo). Demasiada tono hiperdramático y poco sentido del humor para un film que mezcla alienígenas, amazonas que luchan con espada, etc. También sobran algunos diálogos pretenciosos, que tratan de aportar simbología teológica a lo que en el fondo es un entretenimiento distendido. Pero nadie quedará decepcionado, pues ofrece mucha acción, efectos sofisticados, una ambientación sugerente, y una esmerada banda sonora compuesta por Hans Zimmer. También tiene nivel el reparto, con algún veterano que le da lustre a papeles sobre el papel un tanto simples, en los casos de Holly Hunter, Laurence Fishburne, Diane Lane y Kevin Costner, mientras que Amy Adams deslumbra como es habitual, el citado Cavill cumple, Ben Affleck no es un Batman tan desastroso como temían los fans, y como mucho se puede decir que a pesar de sus esfuerzos Jesse Eisenberg no acaba de dar con el tono, su Lex Luthor tiene un toque psicótico alejado del que interpretó Gene Hackman que no convence. Por salvar a su adorada Lois Lane, Superman se ve involucrado en un  incidente con terroristas que le obliga a comparecer en el Senado. Por  su parte, Bruce Wayne, millonario que combate el crimen como Batman,  observa con recelo las actividades del hombre de Krypton, porque le  considera en cierta manera responsable del derrumbre de su edificio,  acontecido mientras el superhéroe se enfrentaba al general Zod,  peligroso archivillano procedente de su mundo.  Mientras tanto, el  maquiavélico Lex Luthor conspira en la sombra.En principio viene a ser la secuela de El hombre de acero, de nuevo  con Zack Snyder en la realización, y Henry Cavill como Superman, pero  también se ha aprovechado la coyuntura para enfrentarle a Batman, con  el que forma el dúo de personajes más emblemáticos de DC. Y además, a  Warner le interesa que el film sea un puente con The Justice League  Part One, que se estrena en 2017, y la segunda parte de la misma,  prevista para 2019, que viene a imitar la jugada de Marvel Los  Vengadores, con diversas películas entrelazadas entre sí.Con estas directrices dictadas desde la productora, se acaban  mezclando demasiados elementos y personajes, algunos desaprovechados,  como Wonder Woman, superheroína que parece que pasaba por allí. Además  a Snyder, y a los guionistas Chris Terrio (Argo) y David S. Goyer (El  caballero oscuro) les ha faltado un poco de humor, pues tratan de  imitar el tono el tono de tensión dramática extrema de los films del  hombre murciélago de Christopher Nolan, acreditado como productor  ejecutivo, pero sin mantener su realismo, es más manejando situaciones  muy de cómic juvenil, con alienígenas, amazonas que luchan con espada,  etc.Pero nadie quedará decepcionado, pues se le da al público la acción  prometida, efectos sofisticados, una ambientación sugerente, y una  esmerada banda sonora compuesta por Hans Zimmer. También tiene mucho  nivel el reparto, con algún veterano que le da lustre a papeles sobre  el papel un tanto simples, en los casos de Holly Hunter, Laurence  Fishburne, Diane Lane y Kevin Costner, mientras que Amy Adams  deslumbra como es habitual, Henry Cavill deslumbra, Ben Affleck no es  un Batman tan desastroso como temían los fans, y eso sí, el otras  veces estupendo Jesse Eisenberg no acaba de dar con el tono, su Lex  Luthor tiene un toque psicótico alejado del que interpretó Gene  Hackman que no convence.

6/10
El hijo de Batman

2014 | Son of Batman

Escondido en una fortaleza secreta de la cima de una montaña se encuentra la Liga de las Sombras y su intrépido líder Ra’s al Ghul. Junto con su hija igualmente peligrosa, Talia, supervisa un ejército de asesinos entrenados con planes de dominación mundial. Pero un levantamiento dentro de la Liga amenaza con desplazar el equilibrio de las fuerzas y obliga a Talia y a su joven hijo, Damian, a huir a la ciudad de Gotham. Con los asesinos siguiendo su rastro, Talia busca la protección en Batman, quien sin saberlo, es el padre del niño. A cargo de su hijo, Batman lucha contra el villano Deathstroke y la Liga de las Sombras, todo mientras enseña al testarudo de su hijo que uno no puede combatir el crimen convirtiéndose en criminal. Con la ayuda de los mejores de Gotham, incluyendo al Comisario Gordon y Nightwing, Batman descubrirá que su hijo y el aliado en quien más puede confiar son la misma persona

El caballero oscuro: La leyenda renace

2012 | The Dark Knight Rises

Han pasado ocho años desde los acontecimientos narrados en El caballero oscuro. Ahora Batman ha desaparecido de las calles de Gotham. Es un proscrito, culpable de haber llevado la criminalidad de la ciudad hasta el límite. El inspector Gordon, sabedor de la verdad, calla. Bruce Wayne vive recluido en su mansión, prácticamente arruinado, incapaz de superar el pasado. Alfred intenta persuadirle: ha de comenzar de nuevo, olvidarlo todo, vivir como un hombre libre. Pero Bruce no tiene fuerzas para escuchar a su viejo amigo y mayordomo, y más cuando mediante un singular robo llevado a cabo en su casa se han llevado sus huellas dactilares. Es el primer paso para hacerse con el control de un reactor nuclear todavía en propiedad de industrias Wayne. Quizá sea el momento de que Batman regrese. Lo ha vuelto a repetir. Con El caballero oscuro el director Christopher Nolan dejó el listón de las películas de superhéroes a un nivel de calidad casi imposible de alcanzar por el común de los mortales. Ahora, cuatro años después, tras el 'descanso' de Origen, este genio británico ha cerrado su personal trilogía sobre Batman de modo absolutamente brillante. Es inenarrable lo que ha hecho este tipo con el superhéroe de DC Comics creado por Bob Kane. El nivel de la producción asusta; el guión (donde otra vez ha contado con la ayuda de su hermano Jonathan) es de esos que no olvida cabo sueltos, que se esmera en los mínimos detalles, intrincado pero claro, muy realista; la acción es asombrosa; y los villanos tienen la fuerza poderosa que ya mostraban los malvados anteriores: Ra's Al Ghul, Scarecrow o el inolvidable Joker de Heath Ledger (a decir verdad, seguramente el mejor malvado de los últimos tiempos). Y además en El caballero oscuro: La leyenda renace Nolan vuelve a no limitarse a ofrecer simplemente a unos comparsas que rodean la lucha del malo contra el bueno, sino que reparte un puñado de nuevos caracteres rebosantes de atractivo, nada planos, y casi siempre sorprendentes, desde la hiperfamosa Catwoman (se acabó el reinado de la Pfeiffer), hasta el implacable Bane, el poli Blake o la bella Miranda Tate. La intensidad de la trama va de más a… más. Es ésta una de las cualidades de las películas de Christopher Nolan, que nunca decaen –lo viene haciendo desde Memento–, no pierden pie porque cada secuencia, cada escena, cada plano tiene su lugar preciso en la narración, nada es simple capricho para la galería. Todo capta la atención. Y eso que en este caso Nolan se toma su tiempo. Es la película más larga de la saga: más de dos horas y media de pura intensidad. Pero, ojo, la potencia de Nolan va mucho más allá de lo visual, de coches ardiendo, persecuciones de infarto y brutales enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Porque lo grande de El caballero oscuro: La leyenda renace es que el espectáculo no lo basa en esos fuegos artificiales, sino en las personas y sus profusos mundos interiores: dudas, sufrimientos, emociones, desesperación, amor, odio, responsabilidad, crueldad, valentía, honor, venganza, sacrificio, etc. Personajes finamente trabajados y maravillosamente transformados en carne y hueso por unos actores de primera fila. La labor metamorfoseante de Christian Bale ya la conocemos de sobra, así como la de Gary Oldman, que vuelve a bordar al poli Jim Gordon, o de Michael Caine en su leve papel de Alfred, pero aquí el director británico reúne además a las grandes actrices Marion Cotillard y Anne Hathaway y a ese enorme actor que siempre está a punto de explotar y no acaba de dar el campanazo, Joseph Gordon-Levitt. Todos están sobresalientes, hasta el irreconocible Tom Hardy, de enorme presencia. Como en las dos películas anteriores, El caballero oscuro: La leyenda renace tiene una atmósfera muy sombría. La maldad tiene trazas brutales, hasta poco peliculeras, y se masca la tensión y la desesperación más que en los otros filmes. El aire tenebroso y casi apocalíptico, como dice Bane, viene agravado por una fotografía oscura, fiel reflejo del siniestro destino que le espera a Gotham y de la lóbrega situación anímica de los personajes, todos sumidos en un mar de dudas, desde Bruce Wayne, hasta Jim Gordon, pasando por Selina Kyle o el agente John Blake. El colofón lo pone la rotunda, grave y resonante banda sonora de Hans Zimmer, capaz de estremecer al respetable cuando empieza a descargar sus decibelios. Estamos, en fin, ante una película donde el elemento fantástico es apabullante, la trama poderosa, los personajes brillantes y el enfoque antropológico muy, muy realista. Sólo queda esperar larga vida a Christopher Nolan. El mundo del cine necesita a hombres como él.

9/10
El caballero oscuro

2008 | The Dark Knight

El director Christopher Nolan (Londres, 1970) lleva una carrera cinematográfica fulgurante y es uno de esos raros cineastas que es adorado tanto por el público como por la crítica. Su prestigio es verdaderamente asombroso. Y es que desde su segundo film, Memento, su labor detrás de la cámara quedó encumbrada y sus posteriores películas no han hecho sino aumentar su caché, especialmente gracias a Batman Begins y al thriller "mágico" El truco final. Ahora sólo toca volver a asombrarse ante su impresionante talento, porque esta segunda película sobre el hombre murciélago supera en calidad al resto de su filmografía. Si El caballero oscuro no es una obra maestra absoluta el caso es que se le acerca bastante, y desde luego se trata seguramente de la mejor película sobre un superhéroe realizada hasta la fecha. Es la adaptación de un cómic, cierto, y en ese sentido habrá espectadores para todos los gustos, pero es de justicia afirmar que no hay fisuras en este film. Gotham está dominada por la mafia, pero el nuevo hombre fuerte de la política es el fiscal Harvey Dent (Aaron Eckhart), un tipo íntegro que se ha propuesto acabar con la criminalidad que asola la ciudad, y que además es el novio de Rachael Dewes (Maggie Gyllenhaal), la amiga de la infancia de Bruce Wayne (Christian Bale), alias Batman. Una de las mayores preocupaciones para el gobierno es la corrupción de la policía, pues prácticamente uno sólo puede fiarse del teniente Gordon (Gary Oldman), que es precisamente el mejor aliado es Batman, enemigo número uno de la mafia. Pero todo puede cambiar cuando aparece en escena Joker, un individuo siniestro y sin escrúpulos que se ofrece a la mafia para acabar con Batman. Nadie cree que ese psicópata con cara de payaso sea capaz enfrentarse con el hombre más poderosos de la ciudad. Pero están equivocados, el Joker es mucho más listo, sanguinario y peligroso de lo que parece. Una gran virtud del guión –escrito de nuevo por el equipo formado por Christopher Nolan y David S. Goyer, a quien se ha unido ahora Jonathan Nolan, hermano pequeño del director– es que mete en faena al espectador desde el primer fotograma y ya no le suelta hasta los títulos de crédito finales. No hay aquí apenas introducción, pues los personajes principales están suficientemente maduros de otros filmes como para resultar totalmente convincentes. Pero, justamente, la sabiduría narrativa de Nolan y del resto de guionistas se comprueba en las dos magníficas presentaciones de los dos nuevos personajes contrapuestos, el fiscal Dent y el Joker. Junto al guión –en verdad cuidadísimo, de una inusual variedad de giros para tratarse de la adaptación de un cómic– destaca la puesta en escena y la enorme capacidad de Nolan para crear atmósferas inquietantes. Como en Batman Begins, el ambiente de la película es tenebroso y agobiante, como corresponde a un thriller criminal de altos vuelos, y las escenas nocturnas siguen siendo la prioridad. Y Nolan logra que la tensión sea muy fuerte, con momentos de gran violencia –aunque sobre todo sugerida– y un uso sencillamente perfecto de la rítmica y desasosegante banda sonora de James Newton Howard y Hans Zimmer, siempre al servicio de la imagen. En cuanto a la acción, qué se puede decir... Es de lo mejor que se puede ver hoy en día, con momentos apoteósicos como la larga secuencia del túnel, rodada a un ritmo endiablado. Y pese a lo fácil que es aburrir cuando una película rebosa de acción por los cuatro costados, aquí la maravilla es que Nolan dice cosas, cosas muy interesantes, al tiempo que entretiene de veras. Hay en el film héroes y villanos, claro, pero sobre todo hay bien y mal, moralidad e inmoralidad, un fuerte sentido de la responsabilidad y de las propias limitaciones, la convicción de que el camino entre lo bueno y lo correcto no siempre es el mismo y tan fácil de tomar, y de que el margen que puede separarnos de la bondad o la maldad es tan fino como un papel de fumar. En conjunto, hay una emocionante visión de la épica del héroe, nada estereotipada. Además todos los personajes resultan complejos, verosímiles, muy alejados de los clichés fantásticos, a lo cual también ayuda que la ambientación de Gotham no parece provenir del cómic, sino de la realidad más pura, de cualquier metrópoli normal y moderna. Por último, todo el reparto está perfecto, equilibrado, pero es imposible no mencionar el increíble trabajo del malogrado Heath Ledger, muerto seis meses antes del estreno del film. El actor se ha ido a lo grande, entregando un testamento cinematográfico, tan excelso como triste y doloroso. Su personaje del Joker es absolutamente impactante (se recomienda escucharle en versión original), de una fuerza tan sobrecogedora que hace olvidar al mismísimo Jack Nicholson. Es con toda probabilidad la mejor interpretación de su carrera, y no sería nada raro que fuera nominado al Oscar. Sólo con la escena de su aparición en la reunión de mafiosos lo merecería.

9/10
Batman Begins

2005 | Batman Begins

Los superhéroes copan las carteleras cada poco tiempo. Mucho antes de X-Men, Spider-Man y por supuesto Los increíbles, triunfaron las películas de Batman, antecedente junto a Supermán de la actual fiebre por los héroes con pijama. Con evidentes méritos artísticos, las dos películas de Tim Burton trasladaban al personaje al particular universo del realizador. Por su parte, Joel Schumacher dirigió dos entregas de diseño gótico y ritmo videoclipero. Ambos cineastas eran tan personales, que se alejaron del cómic original. Ahora, el director de Memento, Christopher Nolan, revisa la historia del personaje, que estaba de capa caída, desde una óptica adulta, tratando de hacerle más realista, dentro de lo que cabe, teniendo en cuenta que se trata de un tipo vestido como un murciélago que combate el crimen por cuenta propia. El film supone un nuevo comienzo con respecto a las películas anteriores, y retoma la historia desde el principio. Así, arranca con Bruce Wayne niño, cuando es testigo pasivo del cruel asesinato de sus padres, a manos de un delincuente callejero. Atendido por su mayordomo, Wayne crece obsesionado con vengarse. Cerca de su mansión descubre una cueva, poblada por murciélagos. Y ya hecho un mozo, Wayne emprende un largo viaje para adquirir experiencia vital, y acaba en el Himalaya, donde recibe clases del enigmático Ducard, experto en varias disciplinas físicas y mentales. Y aunque un  siniestro grupo, la Liga de las Sombras, intenta reclutarle, Wayne acaba volviendo a Gotham; encuentra allí una ciudad en decadencia, donde impera el crimen. Gracias a un aliado en la empresa familiar, Wayne se provee de diversas inventos que le permiten convertirse en Batman, un justiciero enmascarado que tratará de detener a los hombres de Carmine Falcone, capo mafioso, y al Espantapájaros, un siniestro asesino. Nadie se quejará del lustroso reparto. Christian Bale resulta ser el Batman más creíble hasta el momento, por mucho que esta afirmación duela a Michael Keaton, Val Kilmer y al mismísimo George Clooney.  Le acompaña Michael Caine, el perfecto mayordomo británico, Liam Neeson como el perfecto maestro al estilo Qui Gon Yin, Gary Oldman, en el papel menos raro de su carrera, el detective Jim Gordon (en las películas de Burton ya había ascendido a comisario), Ken Watanabe, el actor que nos dejó deslumbrados en El último samurái, como el malvado Ras Al Ghul, un resucitado Rutger Hauer, como egoísta presidente de la compañía  Wayne Enterprises, la flamante novia de Tom Cruise, Katie Holmes, como amiga de la infancia del protagonista. El protagonista de 28 días después, Cillian Murphy, realiza una inquietante interpretación del Espantapájaros. Y por último, el inventor Lucius Fox, un personaje parecido a Q, el hombre que le proporciona los inventos a James Bond, y que no tendría ninguna credibilidad si no estuviera interpretado  por Morgan Freeman. Christopher Nolan logra una estética propia, y vistosas secuencias de acción o incluso de terror, con la llegada del Espantapájaros. Además, el guión, del propio Nolan y David S. Goyer, guionista de Blade, incluye bastante contenido antropológico, para lo que es habitual en este tipo de producciones de acción. Así, reflexiona sobre temas como la culpa, el altruismo, el miedo, la integridad moral y la venganza.

8/10
Catwoman

2004 | Catwoman

Patiente Philips, tímida diseñadora de Hedare Beauty, una empresa de cosméticos, descubre que la última línea de maquillaje antienvejecimiento de su empresa es letal para los humanos. Pero antes de decir nada, su jefe intenta asesinarla. Gracias a un enigmático gato, Patiente vuelve de entre los muertos dotada de extraños poderes gatunos, que usará para vengar su propio asesinato. El detective Tom Lone investiga las peripecias de Catwoman, pero acaba enamorada de ella. Adaptación libre del personaje creado en los 40 por Bob Kane, como secundaria malvada de los cómics de Batman. En realidad, del original no queda ni el nombre: lo único similar es que el personaje viste con uniforme de gata. Se nota que Pitoff, director de Vidocq, proviene de los efectos especiales, pues los utiliza incluso para detalles como el látigo de la heroína, las nubes o los gatos. Además, los personajes y el argumento son algo esquemáticos. Y el traje, más insinuante que funcional, quizá habría horrorizado a Edna, la diseñadora de trajes de superhéroes de Los increíbles, pues parece poco cómodo para andar por ahí persiguiendo criminales. El punto fuerte es un montaje trepidante, las sugerentes imágenes creadas por Pitoff, Halle Berry –el bellezón de moda–, y una Sharon Stone por la que parece que no pase el tiempo. Como bien saben los fans, no es la primera película de la superheroína, quien ya fue encarnada por Michelle Pfeiffer en Batman vuelve.

4/10
Batman y Robin

1997 | Batman & Robin

Cuarta entrega de las aventuras del hombre murciélago. Batman debe enfrentarse en esta ocasión a Mr. Freeze (Arnold Schwarzenegger), un villano con la manía de convertir en hielo todo cuanto le rodea, y a Poison (Uma Thurman), una bellísima pero chiflada especialista en botánica, que pretende dominar el mundo. La ciudad de Ghotam estaría perdida si no contara con la ayuda de su alado protector, Batman (George Clooney), y de su infatigable compañero Robin (Chris O'Donnell), que hartos de su vida de solterones empedernidos fichan para su equipo a una explosiva Batgirl (Alicia Silverstone), encargada de dar un toque femenino al equipo. Joel Scumacher dirige esta nueva aventura de Batman, en la que la acción y aventuras están garantizadas, logrando entretener al espectador en todo momento. Estupendos son los decorados, y excelentes los efectos especiales. Destacamos como curiosidad la breve aparición de la guapísima top model Elle Mc Phershon, como novia del millonario Bruce Wayne.

4/10
Batman Forever

1995 | Batman Forever

En esta tercera entrega de las aventuras del hombre murciélago, Batman debe enfrentarse a dos nuevos genios del mal: Dos Caras (Tommy Lee Jones), un antiguo fiscal con el rostro desfigurado, y Enigma (Jim Carrey), un chiflado proviniente del mundo de la informática. Estos siniestros personajes poseen una terrible máquina que sirve para leer la mente de las personas. Con semejante arma planean apoderarse de la ciudad de Gotham y destruir a su mortal enemigo. Batman lo tiene bastante difícil, pero en esta ocasión cuenta con la ayuda de Robin (Chris O'Donnell), un aprendiz de superhéroe y de una bonita psicóloga (Nicole Kidman). Tim Burton es sustituido en la dirección de esta tercera parte por Joel Shumacher, que imprime una estética más colorida a la ciudad de Gotham. Nuevo es también el actor que da vida a Batman, Val Kilmer, que sustituye a Michael Keaton. Acción y aventuras a un ritmo trepidante, nuevos efectos especiales, nada falta en esta nueva aventura de Batman, que hará las delicias de sus seguidores.

4/10
Batman vuelve

1992 | Batman Returns

La ciudad de Gotham se ve amenazada por un nuevo enemigo: el pingüino (Danny DeVito), un siniestro y deforme personaje traumatizado por haber sido abandonado por sus padres al nacer. Crecido en las cloacas sin otra compañía que un ejercito de pingüinos, planea su terrible venganza sobre la humanidad. Batman (Michael Keaton) deberá enfrentarse no solo a él sino también a un industrial de pocos escrúpulos (Christopher Walken) y a una atractiva pero peligrosa Catwoman (Michelle Pfeiffer). Tim Burton vuelve a dirigir las aventuras del hombre murciélago, enriqueciendo la saga con la aparición de nuevos personajes. Burton mantiene la estética oscura y gótica de la primera parte, aunque como curiosidad señalemos que no pudieron volver a utilizarse los mismos decorados, ya que éstos desaparecieron en un incendio de los estudios. Aventuras, acción, magníficos efectos especiales, y una excelente banda sonora acompañan a esta superproducción puesta al servicio de nuestro héroe.

7/10
Batman (1989)

1989 | Batman

Tim Burton dirige esta primera película de las aventuras del hombre murciélago, creado por Bob Kane para el mundo del cómic en 1939. Tras ser testigo del asesinato de sus padres cuando era un muchacho, Bruce Wayne decide embarcarse en una particular cruzada contra todo tipo de criminales y malhechores. Vestido como un murciélago y pertrechado con toda clase de artilugios (Batmovil, Batbarco, etc), vela por la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos de Gotham. No obstante esta situación cambiará con la aparición en la ciudad de un siniestro personaje: el Jocker, un antiguo bandido con el rostro desfigurado y una eterna sonrisa en su cara. Burton acentúa los caracteres oscuros y góticos del cómic (magnífica la recreación de la ciudad de Gotham) e imprime su sello personal a esta maravillosa película que cuenta con un reparto de lujo. A Michael Keaton le corresponde el papel del héroe, el de villano es para un histriónico Jack Nicholson, y Kim Basinger hace de una bonita periodista dispuesta a descubrir quien es en realidad Batman. Obligado es destacar la excelente banda sonora y las canciones del excentrico cantante Prince.

7/10
Capricho

1967 | Caprice

Batman (1966)

1966 | Batman | Serie TV

Serie de gran éxito sobre el famoso hombre murciélago, creado por Bob Kane. Destacan las interesantes tramas de los capítulos, de media hora de duración, y los apañados efectos especiales. Se mantuvo en antena durante tres temporadas, durante las cuales pasó por la serie gente tan variada como Anne Baxter, Vincent Price, Van Johnson, Bruce Lee, Carolyn Jones o Shelley Winters o Cliff Robertson, entre muchos otros.

6/10
Batman (1966)

1966 | Batman | Serie TV

Serie de gran éxito sobre el famoso hombre murciélago, creado por Bob Kane. Destacan las interesantes tramas de los capítulos, de media hora de duración, y los apañados efectos especiales. Se mantuvo en antena durante tres temporadas, durante las cuales pasó por la serie gente tan variada como Anne Baxter, Vincent Price, Van Johnson, Bruce Lee, Carolyn Jones o Shelley Winters o Cliff Robertson, entre muchos otros.

6/10

Últimos tráilers y vídeos