saltar al contenido principal

Richard Madden arrasó en televisión, como Robb Stark en “Juego de tronos”, y en cines, como el príncipe en “Cenicienta”.

Ahora estrena en Netflix la serie Bodyguard, que ya ha causado furor en Reino Unido. Interpreta a David Budd, guardaespaldas letal que recuerda al trabajo de Daniel Craig en la serie de 007. Aunque hay que tomar la noticia con pinzas, el diario sensacionalista The Sun acaba de publicar que este trabajo le ha convertido en el favorito de los productores de la saga de James Bond, para reemplazar al actual protagonista, cuyo contrato termina tras la 25ª entrega, que empieza a rodarse en diciembre, con Cary Fukunaga como director, tras la renuncia de Danny Boyle.

“Parece que será él quien se quede con el trabajo”, señala una fuente anónima al tabloide. “No sólo está en la cima de la lista de la productora Bárbara Broccoli, sino que ella está a punto de tomar una decisión”. Las casas de apuestas británicas permiten jugarse dinero si se acierta el nombre del elegido para el agente con licencia para matar. Ahora mismo, se lleva la palma Richard Madden, que se cotiza 10 a 1.

El actor será el primer escocés que se haga con el personaje tras Sean Connery, el original.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE